En vivo LIVE

Publicidad

Columnistas

EEUU bloquea aceite de palma ante denuncias de abusos

Fotografía de archivo del 6 de marzo de 2019, de un jornalero malasio cosechando frutos de palma de una plantación en Malasia peninsular. Millones de personas trabajan en condiciones arduas en la industria del aceite de palma en Asia, muchas de ellas víctimas de abusos y explotación, incluso trabajo infantil, esclavitud y posiblemente violaciones sexuales, halló una investigación de The Associated Press. (AP Foto/Gemunu Amarasinghe)
Share on print
Print
Share on email
Email
Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn
Share on whatsapp
WhatsApp

Estados Unidos bloqueó la importación del aceite de palma y derivados producidos por una empresa de Malasia a la luz de reportes de rampantes abusos laborales como la violencia física y sexual y el trabajo infantil forzado, anunció un funcionario el miércoles.

La orden contra FGV Holdings Berhad entró en vigencia inmediatamente después de una investigación de un año, precisó Brenda Smith, subcomisionada ejecutiva del Departamento de Comercio de la Oficina de Aduanas y Protección Fronteriza de Estados Unidos (CBP por sus iniciales en inglés).

“Instamos nuevamente a la comunidad importadora de Estados Unidos a que hagan su debida diligencia”, dijo, al pedirles que revisen sus cadenas de suministro de aceite de palma. “También alentaríamos a los consumidores estadounidenses a hacer preguntas sobre el origen de sus productos”.

FGV es una de las empresas de aceite de palma más grandes del mundo y está relacionada estrechamente con Felda, que es propiedad del gobierno de Malasia.

La orden de la CBP se conoció una semana después de que una investigación de The Associated Press expusiera una letanía de abusos laborales en la industria del aceite de palma en Malasia e Indonesia, que juntas producen alrededor del 85% del suministro mundial, valorado en unos 65.000 millones de dólares.

Algunos de los abusos ocurrieron en plantaciones operadas por Felda. El aceite de palma producido en condiciones abusivas acaba en las cadenas de suministro de las empresas de alimentos y cosméticos más emblemáticas del planeta como Unilever, L’Oreal, Nestlé y Procter & Gamble.

FGV publicó un comunicado durante el fin de semana en el que dijo que estaba comprometida con el respeto a los derechos humanos, por lo que estaba tomando medidas para asegurarse de que sus trabajadores tengan acceso a sus pasaportes y salarios.

“Nuestro compromiso con la sostenibilidad es claro y estamos decididos a alcanzar las metas y objetivos que nos hemos fijado como empresa responsable y sostenible”, aseguró.

El aceite de palma es el aceite vegetal más consumido en el mundo y se encuentra en aproximadamente la mitad de los productos que acaban en los estantes de los supermercados. La producción se ha disparado a nivel mundial, pasando de 5 millones de toneladas en 1999 a 72 millones en la actualidad, según el Departamento de Agricultura de Estados Unidos. La demanda de ese producto sólo de Estados Unidos ha aumentado el 900% durante ese mismo periodo.

DEJAME ARTE, La Caricatura de Reinaldo

103.5 FM - La Voz Radio

Siguenos

Te puede interesar Noticias Relacionadas

La Voz Hispana TV

Scroll to Top