En vivo LIVE

Publicidad

Columnistas

O, “Se esta contando bien, pero a Trump no le gusta” Por Don Felo Vizcarrondo y su equipo tenaz y leal

Demonstrators attend a rally outside the New York Public Library advocating for the counting of all votes, Wednesday, Nov. 4, 2020, in New York. (AP Photo/Frank Franklin II)
Share on print
Print
Share on email
Email
Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn
Share on whatsapp
WhatsApp

Una semana más tensa que cuerda de violín

 Ha sido difícil para nuestros periodistas escribir cuando aún no termina la tormenta y la ventolera. Semanas y días de ansiedad, visitas de los candidatos con Biden diciendo la verdad y el otro con la sarta acostumbrada de insultos, amenazas, falsedades y demagogia, pura demagogia.

  La primera oleada de la contabilidad de una cantidad con récord histórico de votantes jóvenes, adultos mayores, mujeres y hombres; ya está culminando y ahora, lo que no le gusta al partido de Trump: se están contando los millones de votos emitidos en ausencia, algo que los republicanos temen mucho demasiado.

  En el 2016 cuando Trump con la ayuda de los rusos se impuso por sobre la Hilary, se emitieron 139 millones de votos lo cual fue para esos tiempos bastante, pero ahora en el 2020 más de 100 millones fueron emitidos antes del mismo día 3 de noviembre aprovechando esta posibilidad de votar seguro y sin temor a achaques, dolencias en las rodillas o la espalda, contagio por el Covis-19, padecimientos de la próstata, o la posibilidad de coger un catarro malo, o la misma influenza.

  El primer estado en dar los cómputos fue Vermont, la tierra del viejito Sanders donde predominaron los votos para Biden, mientras que Trump triunfaba en los estados ultraconservadores de Indiana y West Virginia. Pero la pillería de los Trumpistas no cesa y en Michigan lanzaron el pasado martes a través de los teléfonos mensajes embaucadores alertando a los ciudadanos para que “permanecieran en sus casas” como si fuese a caer un aerolito o comenzara la peste bubónica, ni Dios lo quiera.

  Para Trump era conveniente mantener un ambiente tranquilo para el martes porque la orden para sus fanáticos era votar el mismo día y por lo tanto Mamerto nos informó desde Florida que aparte de algunos intercambios de epítetos entre personas rivales, como decía Federico García Lorca, la sangre no llego afortunadamente al rio. 

  Sin embargo y ahora que ya se confirma que la llamada “ola roja repu” no ha mojado lo que había anticipado el presidente, este tipo quiere, fíjese usted; detener el conteo de los votos emitidos en ausencia y por correo alegando que ha habido fraude, cuestión que han negado las autoridades de los estados. Estas contabilidades están muy supervisadas y los partidos han tenido el derecho de observar las movidas.  Otra cosa que preocupa a Trump son los votos depositados en los buzones especiales colocados en los lugares de votación para que los viejitos y viejitas no tuvieran que hacer las largas filas.

  Según nos han informado desde Washington D.C. donde se encuentra nuestro corresponsal Froilán Ordoñez de la Baca, más de un 80% de los votantes lo hicieron por el exvicepresidente Biden lo cual es de por si una bofetada en la faz para Trump. Es que Donald John es un vecino bochinchero y arrogante.

  En las próximas horas se sabrán ya más resultados y para este viernes, Trump tiene ya preparado un equipo selecto de picapleitos y leguleyos que desean un recuento en estados donde la diferencia entre el Biden y él no es mucha. Un experto en recuentos dijo que cuando se trata de cien o doscientos votitos de diferencia no es problema, pero es que hay que tener mala leche para cuestionar diferencias superiores a los diez mil votos emitidos y los pobres escrutadores y contadores ya tienen los dedos más gastados que zapatos de cartero.

  Es bueno recordar que Trump ya en agosto había colocado como jefe del sistema postal de los Estados Unidos a un tipo que responde al nombre de Louis DeJoy, en español Luis Del Gozo quien donaba millones a las aventuras electorales de Trump y de otros Repus. El tipo a quien debiera enviarse a la cárcel había ordenado con la excusa de ahorrar chavos, remover buzones en áreas rurales para impedir el depósito de votos por correo. También hizo un intento de retardar la clasificación de las cartas, y no pensaba otorgar las tradicionales horas extras de labor para quienes se tienen que fajar con procesar millones de votos en los tiempos de elecciones. El pillo también había ordenado detener el trabajo de las importantes maquinas clasificadoras que alivian la labor de catalogar y contar las cartas.

  Afortunadamente a cada lechón le llega su Navidad y Mark Diamondstein, presidente del sindicato de Trabajadores Postales de los Estados Unidos dio a conocer las movidas de este lacayo de Trump y se logro superar la vil movida.

  Ahora y al cierre de esta edición de La Voz, están llegando pequeñas y vociferantes hordas de Trampéanos intentando detener la contabilidad de los votos que se están recibiendo después del tres de noviembre, cuestión que ha sido perfectamente legal.

  Prepárense muchachos para conferencias de prensa del felón donde estará denunciando que hubo fraude. Es que hay ser muy canalla para seguir mintiendo. Manténgase informado e informada a través de www.lavozhispanact.com acerca de las más recientes informaciones.

Aún queda mucho, pero se tomaron las medidas precautorias

  Previendo lo que podrían provocar sectores extremistas trompéanos y Repus para el día de la elección, con la presencia del senador Richard Blumenthal, el alcalde de Hartford Luke Bronin y otros líderes demócratas y sindicales, tuvo lugar el pasado viernes 30 de octubre a las doce del día una conferencia de prensa en el municipio de la ciudad capital para anunciar los planes de proteger de actos de intimidación y provocaciones a los votantes que llegarían a los centros de votación el pasado martes 3 de noviembre.

  Debido a las amenazas del presidente Donald Trump de desconocer “si no gana” los resultados de las elecciones presidenciales donde se postula para otros cuatro años más en la Casa Blanca (¡Oh, Dios!); líderes de la comunidad, dirigentes electos, religiosos y líderes sindicales anunciaron los planes para anticipar y prevenir interferencias el día de la elección.

  Steve Thornton dio a conocer la existencia de coordinación con otros grupos cívicos a través de los Estados Unidos para denunciar intentos de intimidación de votantes por parte de los que el presidente Trump a denominado “observadores voluntarios,” que tratarían de crear disturbios pasando a llevar los mecanismos normales de protección de los votantes.

  “Hacemos un llamado a las autoridades que rigen el proceso eleccionario a contar todos los votos y respetar los resultados,” dijo el representante estatal Matt Ritter, líder de la mayoría de la Asamblea General de Connecticut quien estaba presente acompañado de los representantes estatales Edwin Vargas Jr., Minnie González, y Brandon McGee.

  Wildaliz Bermúdez, concejal del Consejo Municipal de la ciudad capital e integrante de la organización política Partido de las Familias Trabajadoras recalco ese pasado viernes que “solamente votar no sería suficiente si las amenazas del presidente se llegan a materializar,” dijo agregando que “el pueblo tenía que involucrarse en un movimiento de defensa pacífico en la defensa de nuestros derechos.”

  Ayer miércoles 4 de noviembre y ya pasado el día de las elecciones donde no se registraron disturbios, lideres de la comunidad fueron al Capitolio estatal con carteles que llamaban a Proteger el Recuento de Votos, debido a los tempranos intentos de partidarios de Trump de invadir centros de computación de los votos en ausencia.

En Connecticut triunfo Joe Biden y todos los candidatos demócratas

  En una ola de apoyo a la democracia, se confirmó el triunfo del congresista por el primer distrito, John Larson quien supera con creces a la republicana Mary Fay. También se dijo que la congresista demócrata Yahana Hayes superaba a su contrincante David X. Sullivan. La congresista representa al quinto distrito y su contendor Sullivan a diferencia de Trump dijo que, aunque estaba desilusionado por los resultados que no le favorecían, “respetaba la decisión de los votantes.” También triunfa la legendaria congresista Rosa De Lauro del tercer distrito en New Haven quien supera a la republicana Margaret Streicker. La misma gracia hizo el congresista demócrata Joe Courtney en el segundo distrito de Connecticut.

  En el Capitolio estatal, el líder de la mayoría demócrata, este muchacho Matt Ritter dijo que también había buenas noticias para su organización política porque de un total de 151 miembros de la Casa de representantes, 100 podrían ser demócratas. Wowwwwww.

  Hay más de 600,000 votos por ausencia que contar, llegados antes del pasado martes por lo cual los contadores tienen ya calambres en las manos y el resultado final de las cifras probablemente se sabrán definitivamente este viernes.  

Otra vez Hartford

 La policía de la capital del estado ha dejado saber que intentan identificar a un ciudadano sin hogar quien apareció muerto. La pobre víctima había encontrado refugio un área debajo de la carretera interestatal 84 detrás de la calle Church. El hombre tiene una edad que fluctúa entre los 40 y 50 y su muerte podría ser un homicidio.

  Paul Cicero de la policía dice que esta tragedia está bajo investigación y que las personas sin un techo y abrigo en estos días con bajas temperaturas pueden encontrar lugares para pasar la noche. “La policía esta constantemente patrullando en sitios debajo de puentes y carreteras donde buscan refugio personas desesperadas por el frio.”

VEA MAS CLASIFICADOS

LA CARICATURA DE REINALDO

LA VOZ HISPANA RADIO - WNHH 103.5 FM

Te puede interesar Noticias Relacionadas

La Voz Hispana TV

Scroll to Top