En vivo LIVE

Publicidad

Columnistas

Lamont: las compras navideñas están bien, si se siguen las reglas de COVID

Share on print
Print
Share on email
Email
Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn
Share on whatsapp
WhatsApp

NEW HAVEN- l gobernador Ned Lamont aseguró a los minoristas de Connecticut el jueves que el aumento en los casos de COVID-19 no necesita forzar el cierre de tiendas y centros comerciales durante la crucial temporada de compras navideñas, siempre que los comerciantes se adhieran a las reglas de salud pública.

Al dirigirse a la reunión anual de la Asociación de Comerciantes Minoristas de Connecticut, Lamont dijo que los comerciantes deben prepararse para estar más atentos el Viernes Negro, el frenesí de compras del día después del Día de Acción de Gracias que puede significar ganancias o pérdidas para el año.

 “Realmente les insto a que sean estrictos”, dijo Lamont. A medida que aumentan los casos, la administración de Lamont está considerando modificar las restricciones estatales de COVID-19. Pero el gobernador dijo que los datos indican que los minoristas pueden operar de manera segura si requieren máscaras, limitar el número de compradores en las tiendas y hacer cumplir el distanciamiento social en las líneas de pago.

 “Nos alegró escuchar eso”, dijo Tim Phelan, director ejecutivo del grupo de comercio minorista. “Creo que necesitábamos tranquilidad”.

Lamont habló desde su casa en Greenwich, donde se acerca al final de su primera semana en cuarentena después de que un asistente principal y un miembro de su equipo de seguridad dieron positivo por COVID.

Una emergencia de salud pública declarada en marzo y renovada en septiembre otorga al gobernador amplios poderes. Al comienzo de la pandemia, Lamont ordenó el cierre de escuelas, restaurantes, bares, gimnasios, teatros y tiendas minoristas no esenciales. “Somos mucho más inteligentes en este momento sobre lo que marca la diferencia en términos de restricciones”, dijo Lamont.

Connecticut aflojó las restricciones en tres fases. El 8 de octubre, se permitió que las cenas en interiores en los restaurantes aumentaran del 50% al 75% de la capacidad, como fue el caso de las bibliotecas, los salones de belleza y los servicios personales. Los lugares de artes escénicas bajo techo podrían reabrirse al 50% de su capacidad con requisitos de máscaras y distanciamiento social.

Pero Lamont endureció las restricciones nuevamente el 2 de noviembre, regresando a lo que llamó Fase 2.1. Los restaurantes volvieron al 50% de su capacidad, con un límite de mesa de 8.

Los lugares para eventos se limitaron a 25 personas en el interior, aunque los servicios religiosos podrían usar el 50% de la capacidad, hasta 100 personas. Los restaurantes deben cerrar a las 10 p.m. Connecticut registró 2.042 nuevos casos de COVID el miércoles y 13 muertes y 39 hospitalizaciones debido a la enfermedad. Las hospitalizaciones por COVID en el estado se han triplicado en solo tres semanas de 270 a 816.

VEA MAS CLASIFICADOS

LA CARICATURA DE REINALDO

LA VOZ HISPANA RADIO - WNHH 103.5 FM

Te puede interesar Noticias Relacionadas

La Voz Hispana TV

Scroll to Top