Publicidad

ACTUALIDAD

Columnistas

Inicia huelga de trabajadores hispanos y negros negocios de comida rápida

Trabajadores negros e hispanos de McDonalds, Sbarro, Subway y Dunkin Donuts se van a la huelga por robo salarial, lucha que vienen manteniendo desde hace meses.
Share on print
Print
Share on email
Email
Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn
Share on whatsapp
WhatsApp

DARIEN. Los trabajadores de McDonald’s, Subway, Sbarro y Dunkin ’Donuts reunidos en Service Plaza, se declararon en huelga para protestar por la falta de días de enfermedad, por la injusticia racial y lo que ellos llaman robo de salario antes del feriado de Acción de Gracias.

A las 11:00AM  de este martes, los trabajadores comenzaron una “manifestación y caravana socialmente distanciadas” en la plaza de la I-95 Norte entre las salidas 12 y 13 que une a Norwalk y Stamford. 

En el video de Facebook Live que transmitió la Sindical de Trabajadores 32BJ, mostró a los trabajadores y sus familias formando una fila en el estacionamiento, coreando lemas en inglés y español mientras tocaban las bocinas.

“¿Qué queremos? ¡Justicia! ”, “Nunca seremos derrotados ”, coreaban los asistentes. Los letreros de Black Lives Matter estaban colocados en los autos, y también hubo cánticos de: “No hay justicia, no hay paz, no hay policía racista”. Y, “Levántate, ponte de pie, defiende tus derechos”, se cantó en un momento una letra del artista de reggae Bob Marley.

Los trabajadores en huelga son de la franquicia de Michell McDonald’s, y los trabajadores de otras franquicias de McDonald’s también se unieron a la protesta. La Junta Nacional de Relaciones Laborales ha emitido una queja contra Michell Enterprises, que opera McDonald’s, por retirar a cuatro trabajadores de la franquicia que se estaban organizando para mejorar las condiciones de trabajo. Ese caso se llevará a la audiencia el 16 de diciembre.

Los trabajadores de las franquicias Subway, Dunkin ’Donuts y Sbarro también dicen que han tenido que trabajar enfermos porque sus empleadores no les han ofrecido licencia por enfermedad pagada o no les han informado a los trabajadores de sus derechos.

“Estamos en huelga porque estamos preocupados por la seguridad de nuestras familias y nuestros clientes. Me preocupa poder llevar COVID a casa con mi hijo si mis compañeros de trabajo no pueden permitirse quedarse en casa cuando se enferman “, dijo Andrea Hernández, una trabajadora de McDonald’s en Darien Service Plaza, en un comunicado de prensa anunciando la huelga.

“No tener licencia por enfermedad pagada siempre nos ha hecho la vida más difícil en la franquicia de McDonald’s donde trabajo. Cuando estaba embarazada, tuve que trabajar hasta el día antes de dar a luz porque no obtuve ninguna licencia por enfermedad pagada ni licencia por maternidad pagada”.

Los trabajadores de comida rápida también están pidiendo a los propietarios de franquicias de Connecticut Service Plaza que muestren su compromiso con Black Lives Matter poniendo fin al robo de salarios contra los trabajadores negros y latinos y siguiendo la ley de salario estándar de Connecticut, según el comunicado.

Hay 900 empleados en las 23 plazas de servicio de Connecticut, la gran mayoría de los cuales son negros y latinos. De ellos, 264 trabajadores de la cadena Michell McDonald’s ya ganaron casi 1 millón de dólares en pagos atrasados después de una investigación del Departamento de Trabajo de Connecticut.

Protestas similares estallaron la semana pasada, cuando alrededor de una docena de miembros del sindicato se manifestaron frente a la sede mundial de Subway por la mañana, coreando consignas y distribuyendo folletos a los viajeros.

El Sindicato Internacional de Empleados de Servicios Local 32BJ afirma que los trabajadores de las franquicias de Subway en las plazas de servicio de la I-95 no reciben el salario estándar obligatorio de Connecticut. El salario estándar lo establece el Departamento de Trabajo y requiere que los contratistas estatales, como los vendedores de plazas de servicio, paguen lo que el estado llama salario prevaleciente. Varía según el trabajo y la ubicación,  pero un trabajador de comida rápida debería ganar una tarifa por hora de aproximadamente 3 dólares por encima del salario mínimo, según el sitio web del Departamento de Trabajo del estado.

“En medio de una pandemia, los trabajadores de las plazas de servicio de primera línea están arriesgando sus vidas todos los días para mantenernos seguros y alimentados”, decía un folleto que los manifestantes entregaron a los conductores. “No deberían tener que soportar el robo de salarios”.

Alberto Bernardez, Supervisor de la 32BJ, que estuvo al frente de los huelguistas, afuera del Subway, dijo que las prácticas salariales mostraban una falta de respeto por los trabajadores, que en su mayoría son negros e hispanos. “Tienen derecho al salario estándar, pero no lo están recibiendo”, dijo Bernardez.

La portavoz del sindicato Eliza Bates dijo que la manifestación fue un intento de informar al público sobre lo que ella llamó robo de salario e injusticia racial. “Subway ha dicho que apoya Black Lives Matter, pero la compañía está permitiendo que los propietarios de franquicias roben los salarios de una fuerza laboral mayoritariamente negra y latina durante una pandemia que está afectando desproporcionadamente a los trabajadores de color”, dijo. Al igual que Darien, el sindicato ha realizado manifestaciones similares en las plazas de servicio de carreteras en Milford.

“Los trabajadores en huelga hoy luchan por una licencia por enfermedad con goce de sueldo durante la pandemia”, dijo el líder de la mayoría del Senado estatal Bob Duff de Norwalk sobre la huelga del martes. “Si yo fuera cliente de una de las estaciones de servicio, no me gustaría pensar que un empleado tuviera que elegir entre atenderme estando enfermo o perder el salario de un día. Es una elección terrible y pone a todos en riesgo”.

VEA MAS CLASIFICADOS

LA CARICATURA DE REINALDO

Te puede interesar Noticias Relacionadas

La Voz Hispana TV

Scroll to Top