Publicidad

Columnistas

Sonda china llega a la Luna, para traer rocas a la Tierra

En esta imagen publicada por la agencia de noticias Xinhua, una pantalla muestra la nave espacial Ceng'e-5 tras alunizar y una foto de la superficie lunar, tomada por una nave de la sonda Chang'e 5 durante su alunizaje, en el Centro de Control Aeroespacial de Beijing (BACC) el martes 1 de diciembre de 2020. (Jin Liwang/Xinhua via AP)
Share on print
Print
Share on email
Email
Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn
Share on whatsapp
WhatsApp

BEIJING (AP) — Una nave espacial china enviada para traer rocas lunares de vuelta a la Tierra recogió sus primeras muestras el miércoles tras llegar a la Luna, según anunció el gobierno chino. El hito se suma a una serie de éxitos para el cada vez más ambicioso programa espacial chino.

La sonda Chang’e 5 alunizó poco después de las 23:00 1500 GMT del martes tras descender de una nave orbital, según la Administración Nacional China del Espacio. La agencia publicó fotos del árido paisaje en la zona de descenso, en las que se veía la sombra de la sonda.

“Chang’e ha recogido muestras lunares”, dijo la agencia en un comunicado publicado por la agencia oficial de noticias Xinhua. La sonda también ha desplegado con éxito los paneles solares que le darán energía.

El dispositivo, lanzado el 24 de noviembre desde la isla tropical sureña de Hainan, es la última iniciativa del programa espacial chino, que puso a su primer astronauta en órbita en 2003, tiene una sonda camino de Marte y aspira a llevar personas a la Luna.

Según el plan, la sonda pasará unos dos días perforando la superficie lunar y recogiendo 2 kilogramos (4,4 libras) de roca y material suelto. La parte superior de la sonda despegará para volver a la órbita lunar y transferir las muestras a una cápsula que regresaría a la Tierra, aterrizando a mediados de diciembre en las praderas en el norte de China.

Si tiene éxito, será la primera vez que los científicos obtienen muestras nuevas de rocas lunares desde que la Unión Soviética envió una sonda al satélite en la década de 1970. Se espera que esas muestras sean accesibles para científicos de otros países, aunque no está claro cuánto acceso tendrá la NASA dadas las restricciones del gobierno estadounidense a la cooperación espacial con China.

Los científicos esperan que el material traído de la Luna les ayude a saber más sobre el satélite, como por ejemplo su edad exacta, además de aumentar los conocimientos sobre otros cuerpos del sistema solar. Muchos programas espaciales están haciendo hincapié en conseguir muestras, por ejemplo de asteroides, y el dominio tecnológico de China coloca una vez más al gigante asiático en la vanguardia de los programas espaciales.

Las autoridades estadounidenses y rusas felicitaron al programa chino.

“Felicidades a China por el alunizaje exitoso de Chang’e 5. Esto no es tarea fácil”, escribió en Twitter el jefe de misiones científicas de la NASA, Thomas Zurbuchen.

“Cuando las muestras recogidas en la Luna vuelvan a Tierra, confiamos en que todo el mundo se beneficie de poder estudiar este precioso cargamento que podría impulsar a la comunidad científica internacional”, añadió.

La última vez que llegaron rocas lunares a la Tierra fue en 1976, en la misión de la sonda soviética Luna 24.

Astronautas estadounidenses trajeron 382 kilos (842 libras) de muestras entre 1969 y 1972. Algunas de esas rocas aún son analizadas y empleadas en experimentos.

El vuelo de Chang’e es el tercer alunizaje exitoso de China. Su predecesora, Chang’e 4, fue la primera sonda que llegó al poco explorado lado oculto de la Luna.

Funcionarios del programa espacial chino han dicho imaginar un futuro con misiones con y sin tripulación, incluida la posibilidad de una base permanente de investigación. No se han anunciado plazos ni otros detalles.

La misión actual incluye una colaboración con la Agencia Espacial Europea, que ayuda a monitorear la misión.

El programa espacial chino ha avanzado con más prudencia que la carrera espacial entre Estados Unidos y la Unión Soviética en la década de 1960, que se vio marcada por muertes y lanzamientos fallidos.

China se convirtió en 2003 en el tercer país que ponía un astronauta en órbita por sus propios medios, después de la Unión Soviética y Estados Unidos. También lanzó una estación espacial con tripulación.

China, al igual que sus vecinos India y Japón, también se ha sumado a la creciente carrera por explorar Marte. La sonda Tianwen 1 salió en julio camino del planeta rojo, con una sonda y un vehículo teledirigido que buscará agua.

VEA MAS CLASIFICADOS

LA CARICATURA DE REINALDO

Te puede interesar Noticias Relacionadas

La Voz Hispana TV

Scroll to Top