En vivo LIVE

Publicidad

Columnistas

Los Puntillazos de la Política del Perdoncito

Share on print
Print
Share on email
Email
Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn
Share on whatsapp
WhatsApp

O, “Un pillo disfrazado de presidente perdonando a sus delincuentes”

Por Don Felo Vizcarrondo y su equipo leal y veraz

“Perdón, vida de mi vida”

  Con nuestro equipo periodístico también denominado “Periscopio” porque observamos lo que sucede debajo del agua y de las pillerías, estamos entonando ahora que Donald John Trump se tiene que ir; este famoso bolero cuyo autor es el compositor boricua Pedro Flores, aunque también hay otros que dicen que la canción es de Daniel Santos.

  Mamerto nos informó de que muchos de los que trabajan y llevaban a cabo acciones reprehensibles como leguleyadas, pillerías, fraudes y trampas durante estos cuatro funestos años del felón instalado por los republicanos en la Casa Mas Alla del Color Blanco; andan entonando la primera estrofa del famoso bolero “Perdón.”

  “Perdón vida de mi vida, Perdón si es que te he faltado, Perdón, cariñito amado, ángel adorado, dame tu perdón.”

  El asunto viene al caso debido a un importante punto legal acerca de las que son y las que no son las atribuciones legales de los presidentes de los Estados Unidos para perdonar a subalternos, mentirosos, engañadores, embusteros, patrañeros, fuleros, espías, traidores y tramposos internacionales que trabajaron con el presidente de los Estados Unidos y que hayan cometido Ofensas en Contra de los Estados Unidos.

  En otras palabras, el hijo de Trump, el inútil e incapaz Donald Trump Junior involucrado en una reunión con espías rusos en una de las torres de su papito en pleno Nueva York para ayudar a Putin y otras tropelías, “podría ser perdonado por su papi.” Lo mismo sucedería con su yernito Jaden/Joder, su hijita preferida Ivanka o Ivana, y el Eric. Barron el más chiquitito todavía es muy joven.

  La Constitución de los Estados Unidos estipula en el artículo Segundo, Sección Dos que el presidente puede perdonar, postponer, suspender o cancelar delitos en contra de los Estados Unidos cometidos por sus subalternos.

  En otras palabras, siniestros sujetos tales como Steven Bannon quien fue por un tiempo asesor de seguridad internacional para el presidente y quien anduvo metido en maniobras a favor de potencias extranjeras (¡Oh, Dios!), podría cantar el bolero Perdón por sus crímenes en contra del estado y por supuesto Donald Trump Jr. que dicen andaría afectado por el Covis-19 y habría delinquido en contra de los Estados Unidos por mandato de su papi lo cual no sería una excusa. Dicen las malas lenguas que ahora se deja barba por si tiene que escapar a Rusia con la nueva y que le apodan en los círculos de la Casa Blancuzca, “cara de sobaco.”

  Según nos decía la doctorcita, experta en derecho constitucional y otros derechos e izquierdos, el presidente en el contexto de crímenes, fraudes, engaños federales, puede perdonarlos, pero NO, absolutamente NO, en aquellos delitos cometidos a nivel civil o local y en juicios o acusaciones fuera del área de acción del presidente tales como escamotear chavos de donaciones, mover billete en bancos internacionales para lavarlo, sobornos, comisiones de negocios siniestros incluida ventas de mascarillas chinas falladas, recibir de mordidas, y otros deleznables actos.

  “El que hace la ley hace la pillería,” comentaba El Espectro quien dice que en los periodos presidenciales transcurridos entre los años 1885-1889 ya se usó este tipo de perdones que ponen a un presidente como si tuviese los privilegios reales con los que contaban emperadores, reyes y reinas malos, léase Enrique Octavo y los Zares de la Rusia que admira el Putin/Puton.

  Pero hay otro punto que es interesante ahora que, cuando se vaya el tramposo, se vaya viendo con lupa que es lo hay que debajo de la capucha blanca que heredó de su padre que era un activo miembro del KKK.

  ¿Puede el presidente perdonarse a sí mismo?

  Frente a esta aguda pregunta hay que recordar que el actual presidente Trump tan temprano como en el 2018 y asesorado por leguleyos triquis dijo que, de acuerdo a numerosos juristas y constitucionalistas expreso con deleite, “yo me podría perdonar a mí mismo, pero; ¿porque debería hacerlo si no he cometido nada ilegal en contra del gobierno de los Estados Unidos?” ¡Qué sentido de humor tiene el mentiroso!

  Ante esta barbaridad un jurista honesto y sabido respondió que lo dicho por el presidente era totalmente errado, equivocado, incorrecto, y desacertado. “No se puede perdonar y de hacerlo, este es un acto sin precedentes en la historia de este país,” dijo.

  Si para algunos de nosotros nos asaltaba la pregunta de los diez millones de porque Trump no puede irse de la Casa Blanca el miércoles 20 de enero al mediodía, esta es la respuesta.

  Trump ha cometidos delitos en contra de la nación estadounidense que jamás fueron corroborados en el tibio informe Mueller. Pero y tomen nota.

  A pesar de todas estas barreras legales en contra de la ilegalidad extrema que caracterizan las acciones del republicano Donald Trump, él podría renunciar UNA HORA antes de que tenga que irse el miércoles 20 de enero y dejar como presidente al cargabates y soplapotes Michael Richard Pence quien, como presidente por una hora, sí podría perdonarle. ¿Como la ven?

 Así fue como los republicanos bajo el gobierno del genocida, ladrón y criminal Richard Nixon se las arreglaron para que asumiera el cargo de presidente el tarado de Gerald Ford quien lo perdona el 8 de septiembre de 1974. Lo interesante de estos maléficos perdones es que NO tiene que mencionarse el delito o los delitos por los cuales se perdona así es que; ¡imagínense ustedes!

  Por ahora Trump va a perdonar al vejete Rudolph Giuliani quien ha cometidos delitos de traición en contra de los Estados Unidos, de la misma manera como el presidente ha perdonado al perjuro, irreverente y desleal general Flynn de la misma calaña, y al viejo Stone.

  La conclusión es que hay que modificar sustancialmente la Constitución para evitar acciones de presidentes republicanos criminales que perdonan la traición de sus cómplices hacia la nación.

Estudiantes de escuelas públicas privados de educación

   Según lo expresado por autoridades, Connecticut fue el primer estado de los Estados Unidos que proveyó computadores portátiles (laptops) para el uso de los estudiantes que no pudieron asistir a clases al agudizarse la Pandemia Covis-19 en marzo de este año que se nos va. Según le contaron a Mamerto, la distribución de 142,000 computadores laptops fue un avance significativo que permitió cerrar ese lamentable espacio tecnológico que priva a cientos de miles de niños y niñas de los grados que incluyen desde el K al 12 quienes asisten a escuelas de áreas urbanas como New Haven, Hartford, Bridgeport, New Britain, Waterbury y Willimantic donde hay una mayoría de estudiantes latinos y afroamericanos.

  Pero hay una preocupación. Para lograr los beneficios del Wifi, Google y del famoso zum, tiene que existir la vital conexión si no lo que haga se convertiría como echar agua en un canasto.

  Este muchacho Miguel Cardona, comisionado del departamento de educación dice que un 70% de los estudiantes estarían conectados virtualmente al salón de clases y muchos pueden gozar de asistencia parcial a salones reales con maestras, compañeritos y compañeritas y todo. Sin embargo, nos contaron que a partir de septiembre donde se inauguran los modelos de clases reales, virtuales y combiandas, unos 5,400 muchachitos y muchachitas permanecen sin la vital y necesaria conexión.

  Una de las cosas positivas es que el sistema remoto y combinado con clases reales ha funcionado bien para estudiantes con necesidades especiales o que estudian el English como segundo idioma lo cual es loable, magnifico y eficaz. Sin embargo, dijo un muchacho que envía los comunicados de prensa del Estado; para antes de las fiestas de acción de gracias un 6% de los estudiantes estaban todavía desconectados.

  Como ha sucedido en años anteriores el problema del ausentismo escolar injustificado continúa siendo un problema en este periodo de crisis. Hay pupilos y pupilas que ya están rebasando el limite de 10 ausencias en el año escolar y más de 9,000 estudiantes de Hartford caen dentro de esta peligrosa situación comparado con 4,000 ausentes crónicos del año pasado.

  El gran profesor Mordechai Gordon a quien es el sagrado seno del hogar le llaman Mordin del departamento de educación de la prestigiosa universidad de Quinnipiac que no es la favorita de Donald Trump, dijo a la prensa que se ha hecho mucho, pero que “sin ánimo de crítica, zancadillas políticas ni mala fe “todavía no se ha hecho bastante.”

  “Estudiantes con el sistema remoto y mixto como en New Haven, podrían ser los más afectado” dijo Gordon.

La Fundación de Hartford otorga reconocimientos en dólares

  En medio de las crisis hay siempre cosas positivas y la famosa Hartford Foundation for Public Giving estará repartiendo donaciones para que los estudiantes de recursos limitados puedan completar sus estudios en los colegios de la comunidad. “Muchous de los eshtudiantech no poder trabajarr part-time por lo de la coundenada pandemic y eso afectar sus studies,” dijo un ejecutivo de la fundación que trata de hablar el Spanish.

  Los estudiantes con recursos limitados a quienes favorecerá el billete serán los elegidos de Capital Community College de Hartford, Manchester Community College, Asnuntuck Community College, Goodwin University de East Hartford y el colegio de Enfield.  El total de la donación alcanza a la suma de $234,789 billetes que seguramente serán utilizados para proveer las vitales laptops. Cada institución universitaria recibiría unos 40,000 billetitos, o sea, podrían adquirirse unas 30 laptops.       

VEA MAS CLASIFICADOS

LA CARICATURA DE REINALDO

LA VOZ HISPANA RADIO - WNHH 103.5 FM

Te puede interesar Noticias Relacionadas

La Voz Hispana TV

Scroll to Top