En vivo LIVE

Publicidad

Columnistas

“La ética y seguridad de la vacuna para el COVID-19 es totalmente confiable”

La Dra. Mellissa Campbell, de origen puertorriqueño, en una entrevista especial concedida en el noticiero En Vivo con Maricarmen de 103.5FM La Voz Radio, dio pormenores de cómo la comunidad científica de Yale ayudó a encontrar la vacuna del COVID-19 con una efectividad del 95 por ciento.
Share on print
Print
Share on email
Email
Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn
Share on whatsapp
WhatsApp

…Dice Dra. Mellissa Campbell, experta en Epidemiología y parte del equipo de investigadores de la vacuna del COVID 19 del Hospital de Yale

NEW HAVEN.- La vacuna del COVID tiene seguridad del 95 por ciento, eso significa que de  los 44.000 voluntarios que se pusieron la vacuna experimental, solo el 5 por ciento tuvo alguna pequeña reacción y los demás se encuentran saludables y sin contraindicaciones, esa fue la conclusión de la Dra. Mellissa Campbell, experta en Epidemiología del Hospital de Yale y parte del equipo de científicos que trabajan para la farmacéutica Pfizer que auspicia los estudios de la vacuna, quien recalcó que los avances de la vacuna no empezaron cuando inició el COVID-19 a inicios de marzo, sino en el 2012 cuando hubo el brote de COVID-1.

Dra. Mellisa: ¿La farmacéutica Moderna y Pfizer, a la que la Universidad de Yale le está colaborando con los estudios clínicos de la vacuna del COVID- pidió a la ( Administración Federal de Alimentos y Medicamentos FDA)  el permiso de emergencia para utilizar su vacuna. Este permiso ya fue aprobado. Entonces: ¿cuándo cree usted que iniciará la campaña de vacunación y quiénes estarán en la categoría de Prioridad?

– Cuando hablamos de la efectividad o eficacia de la vacuna estamos mirando a estas 44 mil personas que estuvieron enlistados en el estudio clínico de fase tres; cuáles han sido los resultados de cómo funciona la vacuna y qué está tratando la vacuna de prevenir la vacuna. Estábamos mirando si es que había o no infección con COVID luego de la vacuna y cómo era la severidad de la infección,  si es que los participantes estaban necesitando ir a un hospital, si necesitaban ir a cuidados intensivos, si necesitaban ir a un ventilador y eso es lo que estamos tratando de evitar la mortalidad y también los efectos adversos. Y hoy sabemos que con los 44 mil participantes que tuvimos con la vacuna de Pfizer en fase tres,  el 95 por ciento de los participantes NO tuvieron enfermedad severa y cuando hablamos de efectos secundarios. 

Esta vacuna es diferente se inserta una pequeña cantidad de material genético que produce una proteína que contiene COVID eso es que nuestro cuerpo va a desarrollar anti-cuerpos ante esa proteína. A nadie se le está inyectado virus ni vivo ni atenuado solamente una porción pequeña del material genético de una proteína que existe en el virus Sar Covid Dos que es está implicado en el COVID 19 

¿Por qué salió tan rápido la vacuna?

– Si tardó cerca de un año desde que comenzamos desde que comenzó la vacuna. En el pasado  habían estudios para el COVID para lo que se conoce como Sar Uno el original, lo que pasó es que no fue tan terrible como éste y se pudo controlar mucho antes. No fue tan severo, entonces NO fue necesario de hacer una producción en masa de vacunas. 

Esos estudios (Sar Uno) seguían, pero no tenían prioridad para recibir los fondos etc. Lo que si ahora sabemos es que esa modalidad de vacuna funciona a gran escala y que da buena protección. 

¿Cuáles son las incertidumbres que tenemos?, ahora, El perfil a largo plazo. NO sabemos si esta vacuna vamos a necesitar anualmente como recomendamos la vacuna de la Influenza o esta va hacer una vacuna cada dos años o si eventualmente va hacer una vacuna que se pueda combinar con la de la influenza y así podamos vacunar a la población con una doble inyección para dos enfermedades que pudieran ser severas. 

Toda esa parte Si permanece por resolverse pero sabemos que hasta el momento en el estudio de Pfizer la vacuna ha sido segura, en el estudio de Moderna, de Astra Sénica. 

Las compañías han enfatizado la transparencia y por eso trascendió en los medios sobre algún efecto secundario adverso en alguno de los estudios, por se paró el estudio y entonces se volvió a retomar para ver qué mismo fue lo que pasó. 

Hoy, no es lo mismo de hace 5 años, diez años, veinte o treinta años atrás. Hoy tenemos la capacidad de producir mejor ciencia y de producir las cosas más rápido. 

No solo había una compañía, había decenas de compañías que estaban trabajando para la vacuna de modo que yo creo que hay un mundo completo que necesita vacunarse contra el COVID y lo que ahora estamos solo para ganar con estas iniciativas de las ciencias. 

¿Cómo miden el nivel de la dosis de la vacuna si es o no es correcta?

– Lo que estamos nosotros midiendo es la producción de anticuerpos. Lo que estamos inyectando en una porción de proteína, se llama Spait Protein, es una proteína que contiene el el virus del Sarcs Covid dos y eso es lo que se inyecta: una porción pequeña de esa proteína. Como el cuerpo lo reconoce como algo extraño, algo foráneo que no es suyo,  entonces, el sistema inmune va a reconocerlo y a producir anti cuerpos. Y ahí nosotros podemos medir objetivamente esa producción de anticuerpos y por eso en el estudio fase uno y fase dos se midió que hubo anti cuerpos y cuando se dijo: “Ok”,  una dosis versus dos dosis.

¿Una dosis sobre cuándo será la segunda dosis?

 – Los estudios demostraron que una primera dosis seguida por un refuerzo a las tres semanas fue lo que produjo la mayor cantidad de anticuerpos con la menor cantidad de efectos secundarios y cuando hablo de efectos secundarios hablo de fiebre, de dolor en los músculos, hablo de un malestar generalizado lo que llaman como fatiga, entonces, eso fue lo que se notó que fueron los efectos secundarios y con eso se puede llegar a la dosis óptima donde teníamos el mayor beneficio de anticuerpos con la menor cantidad de efectos secundarios. 

¿Cómo se distribuirá la vacuna al mundo?

– El plan era reclutar a treinta mil personas que incluya a los Estados Unidos, pero, además, hubo estudios en Argentina, en Europa y en algunos otros países y lograron reclutar 44 mil participantes, entre personas de 16 años hasta más de 80  años, por lo que hay un espectro de edad que está representado en un espectro de condiciones.

 Lo que no se permitió en el estudio para no afectar la data (estadística) y poder hacer un poco más transparente la interpretación, fue que ninguna persona que estaba en quimioterapia o estaba recibiendo esteroides sistémicos estuvo en este estudio fase tres, porque queríamos evaluar cómo era la respuesta de anti cuerpos y como los medicamentos de esteroides sistémicos o quimioterapia que pueden afectar el sistema inmune y como trabaja, por eso no se podía evaluar el sistema efectivamente. De modo que van a venir más estudios y van a mirar estas poblaciones especiales y ver cuál es la mejor forma de proceder.

En cuanto al mecanismo de la afectación de la vacuna no se debe ver afectado ningún participante por recibir la vacuna. 

En este momento ya hay la vacuna, entonces, ¿aun debemos seguir con la mascarilla?

– Tenemos que seguir con la mascarilla y los protocolos porque es la única forma que nos vamos a seguir protegiendo. Los números que vemos hoy de contagios y en el ventilador son reflejo de lo que pasó hace tres semanas. El COVID tiene un periodo de incubación de hasta catorce días, hay personas asintomáticas que pueden estar continuando con sus vidas y si no están contando con la máscara pueden ser de riego de contagio para la comunidad. Incluso, aun, ya vacunados debemos seguir usando la mascarilla hasta asegurarnos que los estudios digan lo contrario.

¿Sobre la entrega de vacunas?

– Yo sé que hay estrategias para tratar de distribuir en masa, son millones de millones de dosis que se tienen que distribuir a través del mundo y eso va hacer un proceso que va a tomar tiempo. Entiendo que los países adquirirán patentes y permisos para manufacturas las vacunas en sus propias comunidades. Y también se que la comunidad médica viene realizando campañas de vacunación masiva por décadas por lo que solo hay que realizar un plan estratégico. La Organización Panamericana de la Salud, estoy segura, debe estar sobre esto para asegurarse que en nuestros países de América Latina reciban sus vacunas. 

¿Y usted, doctora, se va a poner la vacuna?

– Creo que por ética, y por convicción de que lo que estamos haciendo (investigando) es lo correcto. ¡Claro! que si me voy a poner la vacuna cuando me toque mi turno. 

Acorde con la doctora Campbell, las primeras dosis de vacunación serán puestas al personal del sistema de salud (doctores, enfermeras y administradores); seguido de las personas de la tercera edad que habitan en centros de cuidados. La segunda fase de vacunación será para la comunidad escolar (maestros, estudiantes y administradores de escuelas), parroquias eclesiásticas (feligreses que acuden a servicios religiosos y clero), trabajadores de manufacturas, compañías de servicios básicos y públicos y el tercer grupo será para trabajadores que están laborando en sus hogares y que no tienen el riesgo de estar expuestos en lugares públicos.

VEA MAS CLASIFICADOS

LA CARICATURA DE REINALDO

LA VOZ HISPANA RADIO - WNHH 103.5 FM

Te puede interesar Noticias Relacionadas

La Voz Hispana TV

Scroll to Top