Publicidad

Columnistas

COVID hunde Subway ubicado en el centro de la ciudad

Tienda de sándwiches Subway cerrada: la última víctima comercial de Covid.
Share on print
Print
Share on email
Email
Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn
Share on whatsapp
WhatsApp

Por Thomas Breen

Khadem, gerente de la tienda: “Hemos perdido casi todo”.

Una tienda de sándwiches Subway, que ha estado en la esquina de las calles Chapel y Temple durante más de dos décadas, parece haber cerrado para siempre después de haber quedado con un retraso de más de 32.000 dólares en el pago del alquiler durante la actual pandemia.

Un letrero escrito a mano, que dice “Temporalmente Cerrado” permanece pegado en la puerta principal de 926 Chapel St., encima de otro letrero en papel, que indica que se requiere el uso de mascarillas dentro de esa sucursal de comida para llevar.

Sin embargo, una entrevista con el ex gerente de la tienda, así como un nuevo caso judicial de desalojo comercial que involucra el frente de la planta baja de 1,214 pies cuadrados, apuntan hacia un cierre más permanente.

“Con el Covid, perdimos primero a los estudiantes y posteriormente perdimos el negocio”, dijo el ex gerente de la tienda y agente de bienes raíces local, Ray Khadem, al Independent el lunes por la tarde.

Dentro de la tienda, ahora vacía.

La tienda del Subway da al extremo sur del Green, desde un edificio comercial de dos pisos de Art Moderne, donde había estado la joyería Michael’s Jeweler’s, a mediados del siglo XX. Khadem dijo que, de hecho, Subway ha estado cerrada durante unos cuatro meses.

Él y su socio comercial, Ali Amri, quien es el concesionario legal del establecimiento, tuvieron que despedir a los tres empleados a tiempo completo y a los cinco empleados a medio tiempo de la tienda al cerrar, dijo Khadem.

¿Qué provocó el cierre?

Una caída vertiginosa en el número de clientes estudiantes, luego que la Universidad de Yale y otras escuelas cercanas iniciaron el estudio a distancia, al comienzo de la pandemia esta primavera, dijo.

Khadem dijo que él y Amri se hicieron cargo de la sucursal de Subway en 2014 e invirtieron 380.000 dólares en la compra y gestión de la franquicia.

“Debido a la pandemia, casi lo hemos perdido todo”, dijo. “Es una situación muy difícil. No hemos podido encontrar la forma de sobrevivir”.

Un listado que aparece en el sitio de bienes raíces LoopNet, indica que ese espacio comercial del primer piso, ahora está disponible para alquilar al precio anual de $41 por pie cuadrado.

Un antiguo cliente del metro del centro, Jerrard Santiago (en la foto), expresó su sorpresa y consternación al saber que la tienda de sándwiches Chapel-Temple probablemente no reabra

Un cliente habitual de esa tienda Subway, Jerrard Santiago (en la foto), expresó su sorpresa y consternación al enterarse de que la tienda de sándwiches Chapel-Temple probablemente no volverá a abrir.

“Estoy realmente muy molesto”, dijo cuando le preguntaron cómo percibe sobre el cierre de ese Subway. De pie bajo la lluvia torrencial esperando que un amigo lo lleve en automóvil, dijo que había sido un cliente regular de la tienda ahora cerrada. Dijo que su sándwich favorito era el de carne y queso.

Subway no es más que el último espacio comercial del centro de la ciudad, que cierra definitivamente debido a la presión económica producida por el Covid.

Demanda: No se ha pagado el alquiler desde marzo

Hasta el momento de la publicación de este artículo, el contacto de prensa de la empresa Subway, no había respondido a una solicitud de información hecha por correo electrónico.

Una demanda de desalojo comercial presentada recientemente por la empresa dueña de la propiedad, Malley Properties, contra Subway y Amri, confirma que efectivamente son los tiempos difíciles de la era de la pandemia, tal y como descritos por Khadem. (Cuando se le preguntó el lunes, Khadem le dijo al Independent, que no estaba al corriente de la demanda ni de las acusaciones incluidas en ella).

La demanda de desalojo y una carta enviada el 6 de octubre por el abogado del arrendador, Robert Sensale, alegan que la franquicia local de Subway, le debe a la empresa propietaria, $32,804.66, por concepto de pagos de alquiler atrasados, servicios públicos e impuestos que debe la tienda del 926 de Chapel St.

“El demandado no ha pagado y se ha negado a pagar el alquiler, el alquiler adicional y las multas por los meses atrasados de marzo, abril, mayo, junio, julio, agosto, septiembre y octubre de 2020, y que debían de pagarse en virtud del contrato de arrendamiento”, se lee en la denuncia original presentada el 3 de noviembre y en una denuncia modificada presentada el 24 de noviembre.

La queja dice que Subway ha ocupado ese espacio de la esquina, en el centro de la ciudad, desde abril de 1996, y que su contrato de arrendamiento más reciente, firmado en enero, extendió la ocupación del espacio de la tienda hasta el 31 de diciembre de 2023 y fijó un alquiler mensual por el espacio, de $3.540,83.

El pasado 23 de noviembre, la abogada de Subway, Kristen Boyle, presentó una réplica y una defensa especial ante la corte estatal, en la que intentó rechazar el desalojo comercial, argumentando que el propietario violó los requisitos de notificación instituidos en el contrato de arrendamiento de Subway.

Subway Real Estate LLC, nunca ocupó físicamente el espacio, escribió, sino que lo subarrendó a un concesionario de Subway, es decir, Amri.

VEA MAS CLASIFICADOS

LA CARICATURA DE REINALDO

Te puede interesar Noticias Relacionadas

La Voz Hispana TV

Scroll to Top