Publicidad

Columnistas

Aumentan 117 casos de COVID por día después de Acción de Gracias

Share on print
Print
Share on email
Email
Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn
Share on whatsapp
WhatsApp

Vacunación empezaría próxima semana, pero usar mascarilla, distanciamiento social y lavado de manos sigue de largo

STAMFORD. “Desde el Día de Acción de Gracias, el número de casos, hospitalizaciones y muertes están en aumento”, dijo David Martin, alcalde de la ciudad, en una conferencia de prensa vía online desde el portal cibernético de la ciudad. 

Martin informó que la ciudad está viendo 117 nuevos casos de COVID por día, medidos en un promedio móvil de siete días. Es un aumento del 71 por ciento con respecto a la semana anterior, a la par con el pico que publicó el Estado, posterior al Día de Acción de Gracias.

Alcalde pide celebrar fiestas sin reunirse cara a cara con familiares o amigos

Después de nueve meses de usar mascarilla y mantener sana distancia y lavarse las manos constantemente; el alcalde David Martin entregó resultados alarmantes durante su actualización semanal sobre el COVID-19.

En el Hospital de Stamford, 41 residentes y ocho pacientes de las ciudades circundantes están siendo tratados por COVID, siete en la Unidad de Cuidados Intensivos y algunos con ventiladores, dijo el alcalde.

Ese total, 49 pacientes, ha aumentado desde noviembre, cuando el número osciló entre 18 y 38 pacientes.

Martin informó siete muertes por COVID en Stamford Hospital en la semana anterior al 8 de diciembre, frente a cinco desde su actualización del 1 de diciembre.

“Esto ciertamente no es tranquilizador a medida que nos acercamos a la temporada navideña”, dijo Martin durante la actualización de 40 minutos transmitida en vivo en el sitio web de la ciudad. “Lo habían predicho muchos expertos en enfermedades infecciosas de todo el país, pero es más de lo que habían previsto”.

Los expertos dicen que las próximas cuatro a seis semanas pueden ser los peores momentos en la historia de la salud pública de los Estados Unidos, razón suficiente para pedir un comportamiento que no sea de vacaciones: mantenerse alejado de los seres queridos, dijo Martin.

“Está en la naturaleza de todos nosotros querer estar con familiares y amigos, pero hay que encontrar una manera de celebrar y conectarte con los demás sin tener un contacto cercano cara a cara”.

Marcó todas las medidas que la ciudad está utilizando para rastrear la propagación del coronavirus. La ciudad, por ejemplo, participa en un programa en el que se analizan las aguas residuales para detectar la presencia del virus.”La línea tiende a subir”, dijo Martin, señalando un gráfico que registra los resultados de las pruebas de agua.

Mostró un mapa que muestra la cantidad de casos de COVID por vecindario. En el mapa del alcalde, como en el mapa del Estado, el rojo indica las áreas donde hay 15 o más casos por día por cada 100.000 habitantes.

“El coronavirus está en todos los vecindarios. Incluso los vecindarios que son un poco más seguros siguen siendo rojos. La mayor parte de la ciudad, como gran parte del Estado está súper roja. Debe tomar precauciones para asegurarse de que usted y su familia no se infecten”, repuso. 

Le pidió a la directora de salud de la ciudad, la Dra. Jennifer Calder, que explicara cuándo puede esperar Stamford recibir un suministro de la vacuna COVID-19. La respuesta depende de “un sistema flexible a nivel federal y estatal”, dijo Calder.

El jueves, la Administración Federal de Drogas evaluó una vacuna fabricada por Pfizer para uso de emergencia. El panel podría aprobar la vacuna el viernes. La FDA considerará una segunda vacuna, fabricada por Moderna, la próxima semana. “Cualquier información que compartamos esta noche probablemente cambiará en 15 minutos”, dijo Calder. “Así de rápido evoluciona la información”.

Ambas vacunas son sintéticas y funcionan estimulando las células para que produzcan anticuerpos, en lugar de utilizar virus vivos, dijo Calder. Ambos requieren dos inyecciones, con tres semanas de diferencia, de la misma vacuna. Alguien que recibe la vacuna Pfizer en la primera inyección, por ejemplo, debe recibir Pfizer en la segunda inyección, dijo Calder.

Las vacunas serán gratuitas para adultos mayores de 18 años. El suministro de vacunas en la distribución inicial será limitado. Se dirigirá primero a los trabajadores de la salud, los vacunadores, los socorristas, los residentes de hogares de ancianos, las personas de 65 años o más, los confinados en sus hogares y los que viven en vecindarios con alto riesgo de infección, dijo.

Se ha formado un Comité Estatal de Asignación para tomar las decisiones, basadas en la oferta, indicó. Suponiendo que se aprueben ambas vacunas, Stamford Hospital recibirá la de Pfizer porque debe almacenarse a temperaturas extremadamente frías y el hospital tiene los refrigeradores necesarios. El hospital podría comenzar a vacunar la próxima semana, dijo Martin.

El departamento de salud administraría la vacuna Moderna. Calder dijo que el departamento ha completado un acuerdo de proveedor de vacunas requerido por el Departamento de Salud Pública de Connecticut, y su personal está recibiendo capacitación sobre vacunación ahora. Debe comprar ciertos equipos y suministros, explicó Calder.

Un suministro de vacuna posterior probablemente no se distribuirá hasta finales de enero o principios de febrero, dijo Martin, y los miembros de la población en general no deberían esperar recibirlo hasta finales de la primavera o principios del verano. “Eso es muy incierto en este momento”, dijo el alcalde.

“Hay muchas cosas que no sabemos. No sabemos cuándo recibiremos la vacuna, cuánto se asignará a Stamford, cuánto tiempo durará la inmunidad, si tiene que ser anual como la vacuna contra la gripe o si habrá reacciones adversas”, sostuvo. 

En Inglaterra, la vacuna Pfizer fue lanzada en esta semana, las autoridades sanitarias advirtieron que las personas con antecedentes importantes de reacciones alérgicas a las vacunas, medicamentos o alimentos no deben recibir la inyección de COVID. Ocurrió después de que dos trabajadores de la salud experimentaran síntomas; ambos fueron tratados y recuperados. Hay muchas incógnitas, dijo Calder, pero una cosa es segura. “Necesitamos continuar con el distanciamiento social, lavarnos las manos y usar máscaras que cubran la nariz y la boca”, dijo. “Eso continuará incluso después de recibir la vacuna”.

VEA MAS CLASIFICADOS

LA CARICATURA DE REINALDO

Te puede interesar Noticias Relacionadas

La Voz Hispana TV

Scroll to Top