Publicidad

Columnistas

¡Mi esposo estaba con la fiebre de Santa Claus y ahora entiendo!

Share on print
Print
Share on email
Email
Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn
Share on whatsapp
WhatsApp

Querida Tía:

Lamento hacerle esta consulta en esta hermosa época del año cuando una quisiera comunicar mensajes de paz y amol, pero lo que sucede es que estoy confundida con un asunto familiar, tanto como lo de los votos que consiguió Joe Biden pero que Trump todavía dice que son falsos, aunque ya lo desmintió la Suprema y el vejete McConnell que ha felicitado con efusión al nuevo presidente Joe Biden.

Estoy casada con Heriberto desde el 2011 por la iglesia y el civil para legitimar a dos hijitos que parecen angelitos de retablo navideño porque son blanquitos, coloraditos y bien animaditos. Hasta diciembre del año pasado, Herí era una persona normal que me atendía bien y antes de la Pandemia me invitaba a bailal a los clubes del área.

Sin embargo, Herí comenzó a cambiar sus costumbres, ha perdido peso con la dieta Beta Pura “que le asegura a usted una rápida flacura,” va de lunes a viernes al gimnasio y a veces se queda a trabajar después de las horas regulares en la escuela.

Hace dos meses le había entrado a este hombre la extraña fiebre con Santa Claus y se puso a adornar la casa con pinos y luces brillosas. A mí, el pino no me agrada pues soy alérgica y en el pueblo de dónde vengo no hay tanto pino por lo cual mi pai había dibujado uno en la pared que se veía bien bonito. Heriberto a partir de la fiesta del Pobre Pavo, comenzó a instalar pinos en todas las habitaciones del apartamento sabiendo que a mí me el olor de este árbol me pone mala y me saca el monstruo.

Pero tía, eso no es todo porque pa’ rápido y todos los días, empezó a poner música dedicada a Santa Claus tal como esa que repiten constantemente en los DD que dice “Santa Claus is Coming to Town,” que ya marea, y Feliz Navidad del cieguito de Yauco más conocido como José Feliciano. En el cuarto de los nenes puso un retrato tamaño normal del viejo gordo y Herí se veía contento y feliz, pero hay un detalle y se lo cuento en confianza.

En lo del matre yo soy más bien pasiva, pero él siempre ha sido innovador con posturas que recomiendan en un periódico entre ellas “la carretilla dulce,” “el resbalón en altura,” “la tortuga,” “el micrófono con champañazo” y otras modalidades que no voy a explicar ahora porque me da pacho.

También comenzó a exigirme que me vistiera como la esposa de Santa Claus y que hagamos eso con el gorro rojo puesto, cuestión que a mí me da mucha calol en el cráneo. Cuando llega el momento del ajoro y de la respiración rápida, Herí me murmura en la oreja; ¡Oh Santa! ¡Oh Santa!

Cuando le conté estas cosas a mi hermana que es independentista me dijo que Herí era “un piti Yanque entregado a los brazos del imperialismo norteamericano y encandilado por imágenes subyugantes de la alienación que vende por la tele el enemigo dueño de la infraestructura,” y todas esas cosas que ellos dicen y yo no entiendo. Sin embargo, tía, hace dos semanas descubrí la terrible verdad acerca de esta extraña fiebre que yo pensaba necesitaba de un despojo con el hermano Kleinu Melók Agharra que “cura hogares y expulsa cosas raras.”

Un día en que Herí dejo la computadora prendida vi; ¡Oh, Dios! que había una carta de Santa. Vea usted lo que hay y de lo que son capaces los machos. La carta virtual dice.

“My dear Heri, thanks a lot for your beautiful gift. Last Saturday you made me incredibly happy especially when you dressed as Santa Claus with red calzoncillos. I also enjoyed the red sleeping and transparent gown that you gave me. I still remembering the “surprised boa style” that you taught me, and I hope that we can repeat this beautiful encounter in the Berlin turnpike. Call me because I need to hear your deep voice papipipi!  Santa, your love.”

Tía, mi prima me ha ayudado a traducir esta infame carta y me dijo que, por el estilo, la Santa se nota que no es estudiada y que había quizás aprobado la High School con ayuda, con el GED, o se había sacado el certificado de graduación en una rifa. A mí me dentro un dolor en el pecho y de inmediato entendí la fiebre Santa de este traidor que me engaña con una cualquiera que le ha mostrado el colmillo y otras cosas en estos peligrosos tiempos de pandemia.

Tía, estoy de duelo y con el alma tronchada por la pena que me ha provocado este traidor. ¿Cree usted que debo darle otra oportunidad y dejarlo volver al apartamento? Nuestros hijos le echan de menos y están tristes porque yo le tire a la calle todos los pinos y los afiches de Santa además de su ropa. Estoy tratando de averiguar quién es la tipa a la que entiendo apodan “La devoradora Ultra” y que está casada con un tipo al que apodan Venadin. Por favor ayúdeme pronto.

Clodomira.


RESPUESTA

Clodomira:

Siento en el interior de mi alma tu pena y dolor que afecta a muchas cuyos esposos o novios se las pegan exponiéndolas a enfermedades, picores, hormigueo, pruritos, escozores y dolencias malas en el bajo vientre que requieren antibióticos fuertes y para las cuales la única vacuna probada es mantenerse FIEL a la cónyuge.

El virus Covin-19 es también peligroso, pero hay tipos y tipas que no se cuidan y se las juegan diciendo; “ah, eso no es na!” Por este motivo y como lo ha dicho el Dr. Fauci, las celebraciones de fin de año pueden aumentar los efectos de la segunda ola porque y me pregunto:

¿A quién no le agrada estar con la familia extendida incluidos cuñaditos, yernas, hermanos de leche, tíos, tías, novias, comadres, padrinos de los sobrinos y más? Sin embargo, también debemos pensar en lo del consumo excesivo del alcohol que pone a las personas a bailar y bajar las inhibiciones, la táctica de los puntazos, la importación de pitorro, y la media luz.

Volviendo a tu triste asunto te quiero decir que todas estas relaciones extramaritales donde el infiel y la infiel están matrimoniados, duran muy poco y no van para ningún lado.

¿Es que los tipos y las tipas no se dan cuenta de que todo en ese cuadro de engaño es más artificial que la peluca de Trump, incluidas las fragancias, la ropa interior transparente, la media luz, la voz suave, la comprensión, el entendimiento carnal, las duchas antes y después, y todo lo demás?

  Lamentablemente los caribeños y latinos somos una raza ardiente y aquí viene el problema porque eso no solamente se aplica a los machos, sino también a algunas mujeres como la Santa que son también más agresivas que hormigas bravas.

La mala conducta de los que engañan o las que se las juegan a los esposos sirven para entender lo que hay. Hoy en día las infidelidades existen, creando conflictos domésticos serios. Una prima me ha llamado desde Puerto Rico informándome que han aumentado en diciembre las muertes y desapariciones de mujeres que han sido víctimas de esposos o novios celosos. Esto agregado al machismo y a la ausencia de acción por parte de las autoridades de la Isla es un asunto desmoralizante porque quedan niños y jóvenes huérfanos y familias destruidas por un error que a veces es el último.

  Te sugiero que exijas que el manganzón que se las estaba echando de super héroe vaya a un programa de consejería matrimonial que integre a ambos se haga TODOS los exámenes para detectar infecciones, el SIDA, el Covis-19, y la sífilis, entre otros males para que tu estés protegida.

Te deseo suerte y aprovecho la oportunidad de saludar a nuestros lectores y lectoras y espero continuar sabiendo de ustedes y que me envíen una nota confidencial para saber como les trata la vida. Feliz Navidad y un Año Nuevo 2021 mas promisorio, prometedor, prospero, lleno de alegrías, y progreso donde prevalezca la verdad y la justicia. 

Tía Julia


Comentarios a los Consejos de la Tía Julia.

Con mis primos Papo y Lute estaremos dando parrandas virtuales a través del Facebook. Cantaremos seis chorreados, aguinaldos navideños y poemas. Todo será gratis. Búsquenos en “Los Hermanos Panzones” y goce con nosotros. Gracias y Felicidades. Turcio de Bridgeport.

VEA MAS CLASIFICADOS

LA CARICATURA DE REINALDO

Te puede interesar Noticias Relacionadas

La Voz Hispana TV

Scroll to Top