Publicidad

Columnistas

¿Se nos va el Hartford Courant? ejecutivos afirman que no en las postrimerías del 2020

Share on print
Print
Share on email
Email
Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn
Share on whatsapp
WhatsApp

HARTFORD.- Hay noticias que nos alegraron como los magnos esfuerzos del gobierno estatal de Ned Lamont por contrarrestar los malignos efectos del virus Covis-19 asesorado por expertos de Connecticut que han merecido ya el reconocimiento de autoridades como el Dr. Anthony Fauci quien debiera ser nombrado como el Personaje del Año 2020 por sus esfuerzos en imponer con valentía la ciencia en contra de la ignorancia.

También merecen reconocimiento los miles de abnegados trabajadores de la salud, entre ellos médicos, enfermeras y enfermeros, auxiliares, tecnólogos médicos, y todos los que trabajan en Centros Médicos de salud física y mental, y por supuesto los hospitales que recibieron a miles de infectados desde los inicios de la Pandemia en Connecticut que ya ha provocado 300,000 muertes y millones de infectados en los Estados Unidos y que nos hacen meditar acerca de un incierto futuro en este invierno que se avecina.

La labor de trabajadores de construcción y transportistas que se han encargado de distribuir mercaderías y medicamentos durante la Pandemia se ha destacado, especialmente cuando muchos choferes han sufrido contagios.

¿Y cómo olvidar a los medios de prensa que en estos tiempos de confusión e información manipulada desde las altas esferas de Washington han mantenido al pueblo informado dando fe de la verdad? Los medios de comunicación social han sido un baluarte para proveer distracción y noticias en medio del ataque del virus que afortunadamente, gracias a esfuerzos de investigadores y científicos alemanes y estadounidenses, consiguieron el antídoto y vacuna para combatir el virus Covis-19 que ha interrumpido peligrosamente el funcionamiento de la sociedad mundial.

Entre las víctimas del azote de la Pandemia le ha tocado también el turno al diario Hartford Courant fundado en 1764, 256 años atrás, y que en un comienzo se llamó Connecticut Courant. Es el periódico de una trayectoria ininterrumpida en los Estados Unidos y que por un tiempo fue la fuente central de información en nuestra ciudad en conjunto con el ya desaparecido Hartford Times, diario vespertino.

Localizado desde 1940 en el 285 de la calle Broad, el Hartford Courant ha sido una institución periodística e informativa con una influencia notable e indiscutible en el reportaje profesional de noticias, mucho antes de que se popularizara la radio, y llegaran la televisión y el Internet. Sus archivos son un tesoro histórico al igual que sus fotos en blanco y negro que muestran sucesos importantes en la nación, pero también en la arena internacional.

Una de las señales de un cambio aconteció anticipando cierres de oficinas, se produce cuando la propiedad del diario pasa a manos del consorcio periodístico Chicago Tribune y los lectores recibieron recientemente de parte del publicador Andrew Julien la noticia de que las prensas e imprenta del periódico ya no estarían en Hartford, sino que en Massachusetts.

Según Julien la llegada de la Pandemia Covis-19, había obligado a reporteros y columnistas a trabajar a partir del mes de marzo desde sus hogares limitando así la presencia de profesionales en las salas de prensa donde por un tiempo y décadas atrás funcionaban los teletipos que ahora han sido reemplazados por las computadoras. 

Afortunadamente Julien asegura que el periódico va a continuar en circulación tanto en la copia tradicional, como a través del sistema online de la publicación. Es de esperar que este diario ya legendario en Connecticut y los Estados Unidos prosiga. Por otra parte, se sabe que el periódico ha disminuido la cantidad de sus reporteros por razones financieras, pero continua el trabajo de distribuidores de la publicación a través del sistema de subscripciones y a domicilio muy importantes durante los meses de invierno.

La Pandemia golpea desde el mes de marzo de este año al periódico y el obligado cierre de negocios y empresas provoca la baja en los anuncios comerciales que han sido siempre el alimento y energía del periodismo. Disminuyen las páginas del Courant, aunque a esta fecha, el periódico tiene una circulación de 92,988 ejemplares diarios, cantidad que aumenta a 135,609 copias los días domingos en las que se incluyen secciones especiales de educación, ciencias y del hogar. La sección de deportes es y ha sido un elemento importante, pero con la clausura de juegos y campeonatos, la información disminuye.

De esta manera la noticia del cierre del cuartel general de prensa localizado en el 285 de la calle Broad, frente al palacio del Capitolio no fue una buena noticia que incluso ha lamentado el alcalde Luke Bronin.  “Es que hemos ingresado de todos modos al mundo de la comunicación remota, pero entendemos la necesidad de presencias concretas de oficinas de prensa y eso lo representaba el edificio que por ochenta años perteneció a la empresa,” manifestaron sus ejecutivos.

El Chicago Tribune Publishing Company ha tenido que cerrar también las oficinas de noticias de los periódicos NYDaily News, Capital Gazette Annapolis de Annapolis Maryland y probablemente habrá otras pérdidas como ya ha sucedido con periódicos locales en Hartford.

El Courant va a proseguir con sus ediciones diarias virtuales al igual que el New York Times y el Washington Post que nos mantienen informados a través de la pantalla.

¿Es esta una señal del futuro periodístico? Probablemente y no será hasta que cese la Pandemia y se oficialicen las vacunas, y aumente la interrumpida actividad económica, cuando los grandes y legendarios periódicos quizás recobren su pasado esplendor. Por ahora lo del Hartford Courant y de cualquier otro matutino o vespertino afectados por el Covis-19 no son buenas noticias porque la letra impresa tiene una fuerza especial desde que Gutenberg inventa la prensa en el siglo XVI impulsando procesos de reforma religiosa, social y política en Europa.

Del mismo modo la comunidad de ciudades y pueblos de Connecticut enfrentan la clausura de eventos de celebración del nuevo año 2021 y nos preparamos para seguir las instrucciones de cautela y mesura que aconsejan las autoridades, aunque lamentablemente muchas familias continúan reuniéndose durante esta temporada de fiestas y tradición en cantidades de invitados mayores a las recomendadas por las autoridades. Lamentablemente Hartford como otras ciudades importantes siguen siendo el foco de un aumento de contagios y depende del buen criterio de dueños y dueñas de casa evitar los crecientes brotes de la enfermedad.

Surte, paciencia y serenidad que siempre habrá una primavera.

VEA MAS CLASIFICADOS

LA CARICATURA DE REINALDO

Te puede interesar Noticias Relacionadas

La Voz Hispana TV

Scroll to Top