Ya estamos en vivo!

Publicidad

Columnistas

Lecciones en Georgia: votantes negros inclinan la balanza

Trabajadores electorales tabulan boletas en el Beauty P. Baldwin Voter Registrations and Elections Building, el martes, 5 de enero del 2021, en Lawrenceville, Georgia (Curtis Compton/Atlanta Journal-Constitution vía AP)
Share on print
Print
Share on email
Email
Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn
Share on whatsapp
WhatsApp

ATLANTA, Georgia, EE.UU (AP) — El reverendo Raphael Warnock, un demócrata, venció a la senadora republicana Kelly Loeffer en la elección especial del martes por un escaño senatorial por Georgia. Warnock se convertirá en el primer senador negro en la historia del estado. La otra contienda seguía demasiado apretada para anunciar un ganador, entre el demócrata Jon Ossoff y el republicano David Perdue, quien busca un segundo término luego que el suyo expiró el domingo.

A continuación, algunas conclusiones:

VOTANTES NEGROS INCLINAN LA BALANZA

Warnock, un veterano pastor de la iglesia en la que Martin Luther King Jr. ofreció sus sermones durante la lucha por los derechos civiles hasta su asesinato, hizo historia de la mano de un aumento de la participación de personas de raza negra en las urnas.

Sin dudas, una victoria estrecha entre unos 4,4 millones de votos tiene una serie de variables, pero los votantes negros fueron una fuerza en las votaciones adelantadas y el día de las elecciones. Notablemente, no fue sólo en el área metropolitana de Atlanta, sino también en áreas rurales y condados pequeños en el sur de Georgia, donde históricamente la participación de los votantes negros ha sido baja.

Eso significa que hubo una alianza que abarca desde residentes negros de más recursos en Atlanta, incluso recién llegados a Georgia, a oriundos negros del estado que viven en las áreas más deprimidas económicamente.

Este ciclo electoral tuvo una confluencia de factores para los votantes negros: 2020 fue la primera elección general tras la desilusión de Stacey Abrams perdiendo por poco margen en 2018 la elección que la habría convertido en la primera gobernadora negra en la historia de Estados Unidos y fue la primera elección tras la muerte del representante John Lewis, el ícono de los derechos civiles que marcho junto a King y se enfrentó públicamente a Trump.

Loeffler y sus aliados republicanos se pasaron los dos meses de la campaña fustigando a Warnock con anuncios que le llamaron “peligroso” y “radical”. Usaron fragmentos de sus sermones en la Ebenezer Baptist Church para acusarle de “discursos de odio” y divisionismo racial.

Sin embargo, los votantes negros pueden apuntar a la votación del martes y tomar el crédito por la derrota de esa estrategia.

GEORGIA MUESTRA CREDENCIALES DE ESTADO CRUCIAL

Cuando el eventual presidente electo Joe Biden ganó Georgia por 12.000 votos de un total de 5 millones, numerosos observadores asumieron que se trataba de una reacción ante Trump. Ciertamente eso tuvo algo que ver, pero al seguirlo con una victoria senatorial demócrata y potencialmente otra, los demócratas demostraron el estatus de Georgia como un campo de batalla de dos partidos de ahora en adelante.

FALSAS ACUSACIONES DE TRUMP ENCUENTRAN ECO EN REPUBLICANOS EN GEORGIA

Trump habrá pedido la presidencia, pero su campaña para socavar la legitimidad de la elección claramente fue exitosa entre los votantes republicanos en Georgia.

Aproximadamente tres cuartas partes de los votantes que respaldaron a Perdue y Loeffler le dijeron al sondeo AP VoteCast que Biden no fue electo legítimamente en noviembre. AP VoteCast entrevistó a más de 3.600 votantes para medir las opiniones del electorado sobre diversos asuntos.

Aproximadamente 9 de cada 10 partidarios de los candidatos republicanos dijeron que no confiaban en que los votos de la elección electoral en noviembre fueron contados acertadamente. Eso representa cinco veces la cantidad de republicanos que dijeron en noviembre que no confiaban en que los votos serían contados acertadamente.

Ese sentimiento claramente se corresponde con la falsa retórica de Trump sobre fraude electoral, que ha sido rechazada por el secretario de Justicia William Barr, decenas de cortes federales y varios senadores republicanos prominentes. Y las conclusiones demuestran la influencia de Trump en la base republicana, algo con lo que los políticos del partido van a tener que seguir lidiando incluso tras su salida de la Casa Blanca.

TRUMP SIGUE MOTIVANDO EN LAS URNAS – POR AMBAS PARTES

Aunque fue una decisión riesgosa, Perdue, que buscaba su segundo término y Loeffler, una senadora nombrada que trataba de ganar su primera elección, se aliaron con Trump en cada paso de la campaña.

Los primeros resultados y proyecciones de participación muestran por qué.

Los demócratas llevaban más fuerza en las votaciones adelantadas que la que tuvieron en noviembre y eso puso nerviosos a los republicanos. Esas preocupaciones se produjeron luego de semanas de Trump diciendo que Biden se robó la elección, desatando temor entre los republicanos de que eso llevaría a algunos de sus partidarios ardientes a boicotear la segunda vuelta en protesta, además de repeler a moderados e independientes con inclinaciones republicanas en áreas urbanas y suburbanas.

Los estrategas del partido se sintieron algo mejor el martes al ver la participación electoral en condados conservadores y en las áreas de las afueras de Atlanta en las que los republicanos tienen numerosos votantes.

Sin embargo, como sucede en la era de Trump, la participación demócrata siguió siendo fuerte, con los condados Fulton y DeKalb en el centro de Atlanta den ruta a igualar o incluso exceder su participación en las elecciones generales. Eso crea una cuesta empinada para los republicanos en un estado que ahora se ha vuelto disputado.

RELATIVAMENTE SIN PROBLEMAS

Incluso con la letanía de falsedades de Trump sobre el proceso de votaciones, las autoridades electorales del estado y funcionarios de ambos partidos dijeron que la votación del martes y el conteo parecían haber transcurrido bien. No hubo reportes de colas demoradas. Las autoridades electorales además aprovecharon cambios de reglas desde noviembre que permitieron el proceso adelantado de los votos en ausencia, para que pudieran ser contados más rápidamente. Mientras el conteo se extendió al miércoles, los funcionarios en Georgia parecían estar conduciendo el proceso son problemas mayores.

KEMP EN PROBLEMAS

Trump respaldó al gobernador republicano de Georgia, Brian Kemp, durante una contenciosa primaria en 2018, pero lo llamó “incompetente” y prometió hacer campaña en su contra en 2022 porque no accedió a las demandas de presidente de revertir los resultados electorales en Georgia.

De acuerdo con AP VoteCast, más votantes republicanos están apoyando a Trump: aproximadamente 6 de 10 aprueban la conducta de Kemp tras las elecciones. En noviembre, AP VoteCast encontró que 9 de cada 10 partidarios de Trump apoyaban el trabajo de Kemp.

Kemp enfrentaba ya el prospecto de un fuerte reto electoral de Abrams, la demócrata que se espera busque una revancha tras su derrota en 2018. Abrams llegaría a esa contienda con el impulso de todo su trabajo de registro de votantes que rindió con las victorias de Joe Biden y Warnock. Y ahora Kemp tiene que fortalecer su posición en su propio partido antes de siquiera pensar en Abrams u otro demócrata.

EL TRABAJO DEMÓCRATA CON LOS VOTANTES

Los demócratas parecen haber tenido un mayor alcance que los republicanos en los contactos con votantes. Aproximadamente 6 de cada 10 votantes dijeron que fueron contactados a nombre de candidatos demócratas, comparado con aproximadamente la mitad por los candidatos republicanos.

Eso pudiera haberles ayudado a alentar la participación en las urnas. En general, alrededor de 4 de cada 10 dijeron que fueron contactados y respondieron con una promesa de votar. Esos votantes tendieron más a favorecer a Ossoff y Warnock que a los republicanos Loeffler y Perdue.

CAMBIOS POLÍTICOS CON NUEVOS RESIDENTES

AP VoteCast mostró que los nuevos residentes del estado eran más demócratas que los residentes establecidos por años. Los que han vivido en Georgia por más de 20 años se inclinaron por los republicanos, mientras que aquellos que se mudaron recientemente favorecieron a los demócratas.

Los periodistas de The Associated Press Josh Boak y Hannah Fingerhut en Washington y Kate Brumback en Atlanta contribuyeron a este reportaje.

VEA MAS CLASIFICADOS

LA CARICATURA DE REINALDO

Te puede interesar Noticias Relacionadas

La Voz Hispana TV

Scroll to Top

Ya estamos en vivo!