Publicidad

ACTUALIDAD

Columnistas

“Ya no hay modales ni cortesía en las cenas hogareñas”

Share on print
Print
Share on email
Email
Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn
Share on whatsapp
WhatsApp

Consulta

Tía Julia,

  Le deseamos un buen año nuevo 2021 que ha comenzado más agitado que un romance de gatos en el techo por culpa del que se hace llamar “presidente,” pero que es mentiroso, no le importan las vidas humanas, no va a la iglesia, engaña a la esposa, desea a las mujeres e hijas de su prójimo, roba, y hace cosas malas al punto que ahora le llaman el “Terror de los Diez Mandamiento” que nos legó el señor Moisés al que le entregaron dos tablas de piedras con los mandatos grabados para que no se perdieran ni  la gente se olvidara.

  Mi esposo como muchos otros está trabajando desde la casa y usando la computadora y yo me defiendo cuidando viejitos. Por ahora ahorramos para nuestras jubilaciones y también ayudarle con los estudios de la universidad a mi hijita Melita quien inspirada por el Dr. Fauci, quiere ser de ser una doctora especializada en inmunología porque dice que esto de las plagas va a continuar; ¡Oh, Dios! Melo lo toma suave y trabaja part-time repartiendo cajas.

  Mi cuñado Fito (se llama Fidel), vino con su esposa para saludar el nuevo año y despedir al viejo con la esperanza de que el viejo embustero y paquetero se fuera pa’ buena parte antes del 20 de enero, pero no ha sido así sobre todo después de que llama a sus partidarios a asaltar el Congreso.

  La cosa es que en la cena estaban mis hijos y una novia de Melo que le ha durado ya tres meses lo cual es un récord porque usted sabe cómo está la juventud hoy día. Mi cuñado trajo también a un primo y otro tipo lo que no esperábamos y allí comenzaron los problemas porque el primo tenía una risita boba con el hermano de mi esposo y a la hora de los postres comenzaron a contar historias. A mí me parecieran ocurrencias bobas y he aquí algunas de ellas.

  Al momento de los brindis y después de que mi esposo Galo dijo lo que se dice siempre, salió el que no habíamos invitado quien refiriéndose a las fiestas de Navidades dijo que el definía a un solterón como un tipo que había pasado muchas navidades, pero ninguna noche buena. Como nosotros no nos reímos se calló por una rato, pero luego metió otra vez la cuchara con temas como los siguientes. He aquí algunas de las sandeces que dijo usando la con lengua, también llamada la boca.

  “Fíjense que con esto de la pandemia parece que va a comenzar una escasez del papel toilette y ya me he aprovisionado con ocho rollos porque no quiero llegar al extremo del papel de periódico que mis abuelos usaban por allá por Gregores. Pero para vuestra información de ustedes, al igual que la pólvora, este maravilloso papel lo inventaron los chinos que no se llevan con Trump. Increíble, pero fíjense ustedes que el papel era solamente para los emperadores y su corte. La gente pobre se las arreglaba con las manos, piedras o el pasto…eran tiempos difíciles que aún perduran en la India.”

  Tía, creo que ese no era un tema para la hora de cena y mi esposo tuvo la buena idea de hacer otro brindis por el papel toilette con lo cual al tipo se le acaba el discursito ridículo y como lo describió mi hijita Melita, “grotesco, chusco y grosero.” Lo malo de esto es que mi hijo que se había dado unos palos le reía las gracias al igual que mi cuñado.

  La conversación recayó después en el futuro, y entonces mi hijo Melo se paró para hacer un brindis por su futura esposa con la cual se casaría para San Valentín. Con mi esposo nos miramos pues no es la primera vez que hace esos anuncios y después las deja mirando pa’l lado. Por supuesto que hubo aplausos y él le dio a la enamorada un beso lingüístico más largo que un discurso del viejo Giuliani. Ni a mi hija ni a mí, esa muchacha nos cayó bien porque se tapaba la boca para hablar y le lanzaba agarrones a mi hijo.

  Después vino el asunto del vino donde nuevamente toma la palabra este tipo incordio.

  “No creo que ustedes sepan la razón por la cual los mozos en los restaurantes dejan que los comensales prueben primero el vino recién descorchado. Lo que pasa y se los digo porque yo me he fajado en un restaurante francés; es que muchas veces nos pedían que recolectáramos los restos de vino de las copas en la cocina y los pusiéramos en una botella limpia. A este vino le llamábamos el “bigoteado especial” porque era muy posible que el que lo había dejado usara bigotes, ja-ja-ja. Desde esos tiempos, la gente comenzó a exigir que le destaparan las botellas, olieran y probaran el vino para evitar sorpresas. ¿Como la ven?

  Tía, ¿qué está pasando con alguna gente que no sabe de modales ni cómo comportarse? ¿Que nos puede decir de este anuncio fatulo de matrimonio de mi hijo Melo? Estamos confundidos y tristes.

Sandra

Respuesta

  Querida Sandrita. Para comenzar por el comienzo de tu e-milio, me alegro de que hayas traído el tema de los Diez Mandamientos que establecen en el Antiguo Testamento normas fundamentales y básicas de comportamiento para que las sociedades incipientes y antiguas mantuvieran un sentido de orden, se organizaran y perduraran a través de los siglos.

  Lamentablemente, nosotros los seres humanos somos más complejos que las condiciones del tiempo y dados a desobedecer. Por allí viene el problema por lo que los sabidos y estudiados hablan de la “dualidad del hombre” que en la historia se ha tambaleado entre lo divino y lo diabólico. Tienes por ejemplo personas que cuidan de los viejitos y otros que les manipulan para sacarles el dinero.

  Para darte otro ejemplo, anteriormente las personas que se dedicaban al servicio público, es decir los políticos y gobernantes, presidentes, congresistas, senadores, alcaldes y concejales; tenían como misión SERVIR a los gobernados y no servirse ellos mismos sacando provecho de la vaquita (el gobierno). Esto ha cambiado y gracias a la prensa en los países donde todavía hay libertad de expresión, se denuncian a presidentes y políticos que asumen posiciones de poder para beneficiarse sin que les importe mucho ni tú, tu esposo ni yo que somos los que pagamos los impuestos.

  El todavía, ¡Oh, Dios! presidente Trump es un ejemplo, pero también el tipo este de Rusia de apellido Putin alias “el envenenador moscovita” y otros dictadores tales como el de las Filipinas que soluciona el problema del tráfico de drogas asesinando a los que la usan y trafican.  

  En el plano local tenemos la infame situación de los cabilderos que han sido elegidos como representantes del pueblo pero que se hacen chavos por el lado defendiendo a compañías tan tenebrosas como la Eversource que les paga bonos, en vez de abogar por los intereses de los que pagamos las elevadas cuentas de electricidad.

  Las autoridades del sistema escolar de Hartford en otros tiempos se dieron cuenta de que los niños y niñas no estaban recibiendo lecciones de ética palabra que significa valores morales básicos que guían y guiarían su comportamiento en la sociedad. Lo moral por su parte son las costumbres, normas, tabúes y convenios establecidos en las comunidades. Por un tiempo se estableció una asignatura llamada “Educación de Carácter” que se asemejaba a lo que se estudia y repasa en las congregaciones religiosas, pero que se instruía desde un punto de vista laico.

  Allí se revisaban conceptos tan importante como la responsabilidad, el respeto, y la veracidad entre otras virtudes. Lamentablemente como pasa siempre en Hartford y en otros sistemas escolares, el programa se fue a ajuste y de él, nunca mas se supo.

  Esta ausencia de enseñanza ética y moral que a veces comienza en los hogares donde el padre, la madre y los abuelos son los primeros maestros; ha traído como consecuencias lo que aconteció en tu cena de Año Nuevo donde un adulto hizo chistes totalmente inadecuados para la ocasión y trajo en la conversación temas como lo del papel toilette que es mas ordinario que un preservativo de lana, perdonando la comparación.

  Lo de Melo, me lo dices y lo creo. Hoy día ya no existe el sentido de cortejar a la pareja y todo es sexo y tocamientos, engaños, promesas vanas y mentiras. Afortunadamente tu y tu hija no le rieron las gracias al incordio ese quien no debería jamás pisar nuevamente las puertas de tu casa ni compartir una cena formal. Como al de Washington D.C. a ese tipo le tiran pasto y se lo come.  Para el futuro y cuando haya invitados nuevos, el dueño de casa o la dueña de casa pueden hacer una invocación simple que diga, “Agradecemos esta cena, la compañía, el respeto, la fraternidad.” Esto le da un pie a los mal hablados para que se controlen.

  Sandrita, vivimos una época de confusión, ausencia de ética y respeto. Afortunadamente hay personas como tú, tu esposo y Melita que no les rieron las gracias a los cerdos y mantuvieron lo mejor posible un clima de decencia.

  Les deseo un año 2021 en el cual los gobernantes les den importancia a estos temas, dejen de robar, engañar y respeten las normas éticas y las leyes cuya base es la Constitución de los Estados Unidos.

  He dicho.

Tía Julia.

Comentario a los Consejos de la Tía Julia. Yo conozco al craqueado de apellido Méndez que arrestaron en Washington D.C. por estar desobedeciendo la ley. Tiene una novia americana y a él en la escuela y el barrio le dicen “el loco.” Son de Groton, pero se mueven por New London y Willimantic. Parece que la tipa lo controla, pero el debiera saber mas que eso. Ahora le sacaron una foto gratis con los numeritos y va a tener problema para conseguir trabajo. Gracias por la oportunidad. Zacarias de New London, el puerto de los submarinitos.

VEA MAS CLASIFICADOS

LA CARICATURA DE REINALDO

Te puede interesar Noticias Relacionadas

La Voz Hispana TV

Scroll to Top