Publicidad

Columnistas

Trabajadores de comida rápida y gasolineras luchan por aumento salarial y días de enfermedad pagados

Más de 100 miembros de organizaciones laborales y de justicia social se unieron a los trabajadores de las plazas de servicio para exigir un presupuesto para el programa de Recuperación del Pueblo y el derecho a salarios decentes para los trabajadores de las plazas de servicios de comida rápida y gasolineras.
Share on print
Print
Share on email
Email
Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn
Share on whatsapp
WhatsApp

FAIRFIELD.- El Día de Martin Luther King, más de 100 personas se esparcieron en un estacionamiento en la plaza de servicio de la carretera inter estatal I-95 para resaltar la lucha que refleja la última batalla del Dr. Martin Luther King, Jr., así como la lucha actual por la recuperación del derecho a trabajos y salarios decentes para los trabajadores de las plazas de servicios.

 Acorde con el Sindicato de Trabajadores 23BJ, muchos, si no la mayoría, de los 950 trabajadores de las plazas de servicio en las concesionarias de comida rápida y gasolineras de la I-95, I-15 e I-395 son trabajadores afro descendientes, e inmigrantes.

 A la gran mayoría se le niega el salario estándar que las corporaciones deben pagar como subcontratistas con el estado. Durante la pandemia, la lucha de los trabajadores con los salarios de pobreza y la falta de beneficios — incluida la falta de días de enfermedad pagados — ha alcanzado proporciones de crisis. 

Azucena Santiago, trabajadora del McDonald’s de Milford Northbound, propiedad de Roger Facey, se ha visto obligada a utilizar bancos de alimentos y donaciones de ropa para ella y sus dos hijas pequeñas. Mientras tanto, Facey disfruta de una casa de Weston valorada en dos millones y medio de dólares cuando la compró hace quince años. (Según el censo de 2010, Weston tiene el ingreso medio más alto de cualquier ciudad de Connecticut).

Del mismo modo, como Martin Luther King III relata en un video de opinión del New York Times, “Cuando mi padre recibió un disparo en 1968 en Memphis, estaba luchando por salarios más altos para los trabajadores negros del saneamiento. Sus condiciones de trabajo eran pésimas: salarios bajos, sin licencia por enfermedad y muchos recibían asistencia social… En ese entonces, 25 millones de personas vivían en la pobreza; pero hoy está cerca de los 40 millones, y algunos dicen que es mucho más alto, mientras que los multimillonarios pagan una tasa impositiva más baja que la clase trabajadora”.

De todo Connecticut, miembros de sindicatos, activistas de justicia social, líderes religiosos y trabajadores de la plaza de servicio se reunieron en la plaza de servicio de Fairfield en dirección norte de la I-95 para pedirle a la Asamblea General y al gobernador Lamont que hicieran su parte para poner fin a una indignación similar en Connecticut, que clasifica entre los estados económicamente más desiguales de la nación. 

Así como el estado debería garantizar que los propietarios de las concesionarias y sus marcas nacionales como McDonald’s, Dunkin’ Donuts y Subway ofrezcan a los trabajadores el salario estándar y beneficios decentes, el estado también debería volver a redactar el código fiscal para que los empresarios ricos hagan su parte para contribuir a una recuperación equitativa.

“Lo que está sucediendo aquí en las paradas de descanso es criminal”, dijo la representante estatal Robyn Porter, co-líder del Comité Laboral. “Hay un salario estándar que se debe pagar a los trabajadores, ¡pero los propietarios eligen mantenerlo en sus propios bolsillos!”

El representante Porter continuó conectando los puntos con el próximo intento legislativo de reparar algunas de las injusticias más graves provocadas por la pandemia de Covid-19, incluido el uso de la pandemia como una excusa para despedir a los trabajadores que se consideran problemáticos. (Esta semana, un McDonalds propiedad de George Michel está siendo juzgado ante la Junta Nacional de Relaciones Laborales por no volver a contratar a cuatro trabajadores que participaron activamente en la lucha por los derechos de los trabajadores en las paradas de descanso).

“Estamos aquí para continuar con el espíritu del Dr. Martin Luther King, Jr. como luchador por los trabajadores”, continuó el representante de New Haven. 

El proyecto de ley de derechos de destitución de nuestros trabajadores garantizaría que aquellos que son despedidos primero sean devueltos primero. Luchamos por la presunción de indemnización laboral, por lo que los trabajadores afectados por Covid no tienen que elegir entre un cheque de pago o la muerte. Y queremos una recuperación de las personas que sea verdaderamente un sacrificio compartido.

“La justicia racial no puede separarse de la justicia económica y esta pandemia ha afectado de manera desproporcionada a las comunidades marginadas de nuestro estado”, dijo Alicia Strong, presidenta de la Coalición por la Justicia Racial de New Britain en un comunicado. “Es por eso que me solidarizo con los empleados de servicios y con toda la gente de la clase trabajadora. La justicia no es un esfuerzo individual; es necesariamente colectivo”, añadió.

La acción ocurre tres días después de un día de acción nacional, celebrado en honor al cumpleaños del Dr. Martin Luther King, Jr., en el que los trabajadores de comida rápida apoyaron el llamado de la administración Biden de un salario mínimo de 15 dólares en todo el país. 

Los trabajadores también pidieron a la administración entrante que honre su compromiso con la lucha por la justicia racial y económica al despedir a Peter Robb, el principal abogado de la Junta Nacional de Relaciones Laborales. Aunque tiene la tarea de defender los derechos de los trabajadores a unirse en un sindicato, Robb no ha logrado abordar problemas sistémicos como la discriminación racial, el acoso sexual y los riesgos de COVID-19.

Otros oradores plantearon la crisis que enfrentan los residentes del estado que falten papeles de inmigración.

“He pagado impuestos en Connecticut durante 18 años, pero cuando me enfermé de COVID, no tenía seguro médico ni recibí desempleado, porque soy indocumentada”, dijo Edith Carapia de Unidad Latina en Acción. 

“Somos esenciales, porque limpiamos los hospitales, cuidamos a los ancianos y ponemos comida en sus mesas. Connecticut debe aumentar los ingresos para que todos, incluidos los trabajadores indocumentados, tengan días de enfermedad, seguro médico y alivio de COVID”.

La vicepresidenta de 32BJ SEIU, Rochelle Palache, recordó la importancia del día leyendo el discurso del Dr. King “Tengo un sueño” y haciéndose eco de su insistencia en la “feroz urgencia del ahora”: “Ahora es el momento de una recuperación de las personas, donde los ricos pagan su parte justa en impuestos. Ahora es el momento de un trato justo para los trabajadores de las plazas de servicio. ¡2021 es un año completamente nuevo y estamos reclamando nuestra victoria!”.

“McDonalds sigue haciendo sus travesuras”, dijo Azucena Santiago, trabajadora de McDonald’s. “Todavía no han aumentado nuestros salarios. Reducen nuestras horas cuando elevamos la voz. Pero nadie ni nada nos intimidará. Los ricos no siempre van a tener el poder. No nos van a convertir en esclavos. ¡Seguiremos luchando hasta que ganemos! “

La coalición Negociación por el Bien Común incluye 32BJ SEIU, la Asociación de Empleados del Estado de Connecticut (CSEA), el Congreso de Colegios Comunitarios de CT (4C), la Unión Independiente de Empleados de Connecticut (CEUI), la Asociación Americana de Profesores Universitarios de la Universidad Estatal de Connecticut (CSU-AAUP) , CT Domestic Workers Coalition, CT Working Families, SEIU 1199 New England, SEIU Connecticut State Council, UAW Región 9A, New Britain Racial Justice Coalition, Unidad Latina en Accion, y otras organizaciones e individuos.

Con más de 175.000 miembros en 11 estados y Washington DC, incluidos 5.000 en Connecticut, 32BJ SEIU es el sindicato de trabajadores de servicios de edificios más grande del país.

VEA MAS CLASIFICADOS

LA CARICATURA DE REINALDO

Te puede interesar Noticias Relacionadas

La Voz Hispana TV

Scroll to Top