Publicidad

ACTUALIDAD

Columnistas

Secretario de Educación Miguel Cardona PhD, un modelo puertorriqueño para Connecticut

Share on print
Print
Share on email
Email
Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn
Share on whatsapp
WhatsApp

Por Juan D. Brito

  La feliz noticia de la designación por parte de la administración del presidente Joe Biden de Miguel Cardona PhD de 45 años, como Secretario de Educación a cargo de velar por la instrucción pública en los 50 estados de la nación ha sido un motivo de alegría, pero a la vez de asombro porque el nombramiento recayó sobre un puertorriqueño quien ya había sido reconocido por el Gobernador de Connecticut Ned Lamont como Comisionado de Educación durante los azarosos tiempos de la Pandemia.

 En la medida que se han ido conociendo más detalles de la vida de este hijo nativo del pueblo de Meriden, la ciudad número 10 entre las metrópolis con más población de nuestro estado, sabemos de acuerdo a su propio testimonio que fue un niño y adolescente que creció en un proyecto habitacional como los que conocemos en las grandes urbes de Connecticut.

  El nuevo Secretario de Educación fue el primero de su familia en completar sus estudios universitarios subgraduados en la Universidad Central de Connecticut, logra su doctorado en educación en la Universidad de Connecticut, inicia su carrera educacional como maestro de cuarto grado en Meriden cuando solamente tenía 28 años, y fue escogido como Principal de la escuela elemental Hanover en el 2003 convirtiéndose en una de las personas más jóvenes en ser elegido para este puesto. Este proceso requiere una reflexión acerca del tema de la circunstancia.

  José Ortega y Gasset (1983-1955) fue un filósofo español que bajo la influencia de las ideas del biólogo Jacob Von Uekull profundizó en el análisis de que todo organismo para ser entendido debe ser estudiado dentro de lo que fue o es su ambiente. Ortega estuvo de acuerdo en este principio diciendo que la vida humana debe ser entendida dentro de sus “circunstancias.”

  Es más, el filósofo subraya que para entender cabalmente a una persona se debe entender su estatus social, el periodo histórico en que nació y creció, la localización geográfica y su situación económica. Según Ortega, es la única forma de entender como una persona ve el mundo, su ambiente y a sí mismo para determinar una perspectiva correcta de nuestro ser.

  En otros escritos, el filósofo español expresa “yo soy mi circunstancia, y si no la salvo, no puedo salvarme a mi mismo.” Cambiando la afirmación de “Pienso por esto soy,” de René Descartes, Ortega dijo, por el contrario, “vivo y por lo tanto pienso.”     

  Estas ideas se hacen presentes y vigentes para entender el caso de Miguel Cardona, una figura excepcional que, venciendo aspectos de sus circunstancias económicas, sociales y culturales, se eleva desde la pequeña ciudad de Meriden a su trabajo en el gobierno de Joe Biden en Washington D.C.

  ¿Como logró esta celebridad puertorriqueña sobreponerse a la circunstancias típicas de proyectos habitacionales expuesto a vecindarios peligrosos, con privaciones financieras, inmigrante que debe recibir ayuda extra para aprender el ingles y luchar en contra de la discriminación?

  ¿Qué le ofreció el pueblo de Meriden en su formación moral y quienes fueron sus mentores, más allá del núcleo familiar?

  El martes recién pasado y después de que su nombramiento fuera aprobara el pasado lunes por el Senado por 64 votos contra 33 consiguiendo el apoyo sorpresivo de dos senadores republicanos, Marco Rubio de Florida y Mitchell McConnell de Kentucky; el educador fue juramentado en Eisenhower Executive Office Boulding por la Vicepresidenta Kamala Harris en la presencia de su esposa Marissa Pérez, y sus dos hijos Celine y Miguel Jr.

  Hablando de “circunstancias,” Cardona fue un estudiante de escuela elemental que lidiando con el aprendizaje del inglés fue capaz de sobrepasar los desafíos que se les presentan a un estudiante latino en ambientes intelectuales y de educación superior no necesariamente acogedores.

  Pero hablemos más acerca de las circunstancias que rodearon a Miguel en Meriden, la décima ciudad de Connecticut con una población de 59.053 habitantes, un ingreso promedio de $75,379 dólares, con una mayoría de población anglosajona que alcanza al 78.06%, pero con un nivel de pobreza del 19.80% que afecta primordialmente a la población afroamericana y latina. De la escuela superior se graduaron en esta ciudad un 38.55 % es decir 7,766 estudiantes.

  Miro esta situación tan especial y admirable que tiene que ver con circunstancias, aunque la nueva generación en la capital del estado también muestra casos como el de Noel Casiano PhD en psicología y autor de libros interesantes donde desde un perfil autobiográfico habla de sus circunstancias sin figura paterna y la accidental muerte de un hermano que cayó desde las alturas de un edificio en la calle Park.

  A través de sus circunstancias, Noel enumera sus circunstancias adversas, los apoyos para salir del entorno de proyectos de departamentos en edificios donde se hacinan las familias puertorriqueñas y el papel fundamental que jugó en su vida el abuelo y por supuesto su madre que subsistió con sus hijos en circunstancias adversas.

  Miguel Cardona en nuevas circunstancias ya está trabajando en el ambicioso plan del gobierno del presidente de Joe Biden para reabrir TODAS la escuelas del país en estos primeros cien días del nuevo gobierno y su experiencia en Connecticut fue clave en su selección porque le correspondió enfrentar el desafío de lidiar con el cierre y reapertura de las escuelas públicas en Connecticut estableciendo modelos mixtos de educación a la distancia y presenciales. Su efectivo trabajo, energía y eficacia le llevan ahora a otro nivel de gobierno y habrá nuevas circunstancias.

  Hay estados como Texas donde el gobernador ha anunciado que desobedecerá las recomendaciones del gobierno federal del uso de mascarillas de seguridad, distancia social e incluso el uso de desinfectantes para una población castigada por una tormenta de nieve y la falta de previsión del gobierno. Nos imaginamos que Cardona deberá convencer a esas autoridades a las que mueven mucho más los intereses políticos que la salud de la población; de una forma de reapertura paulatina, ojalá con un sistema de vacunas para el personal de las escuelas y que continúen con las recomendaciones del Dr. Fauci de tener cautela porque la plaga parece haber mermado, pero no será la última.

  Otros estados, y entre ellos Connecticut, Nueva York y conglomerados del sur del país no cuentan necesariamente con los adelantos tecnológicos de acceso al Internet o computadoras, cuestión que aun acontece en Hartford y he allí otro desafío global.

  Miguel notará también esos gestos de dudas que nacen de cuestiones discriminatorias hacia un puertorriqueño en un papel de autoridad. Hoy día hay senadores y congresistas republicanos que creen y fomentan un mundo de fantasía en el que Donald Trump habría sido electo presidente el martes tres de noviembre y al que los demócratas le habrían “robado” la elección.

  Los estados con sistemas escolares más pobres y maestros mal pagados y despreciados por los republicanos se estarán oponiendo a una redistribución de recursos y continuarán abogando por el sistema de los váuchers que restan fondos a la educación publica para alimentar a las escuela de los suburbios.

  Las escuelas magneto no pueden transformarse en bastiones de padres blancos y administradores racistas que toman el control de ellas impidiendo con artimañas el acceso de este tipo de educación para los niños del vecindario.

  Esperamos que, dada la experiencia de Miguel Cardona de aceptar, comprender y aceptar sus circunstancias para vencerlas, algún día se sepan a través de artículos o libros por qué su ejemplo es material de estimulo y material de inspiración para las nuevas generaciones.        

VEA MAS CLASIFICADOS

LA CARICATURA DE REINALDO

Te puede interesar Noticias Relacionadas

La Voz Hispana TV

Scroll to Top