Publicidad

Columnistas

“Mi hermana tiene una historia difícil y su hijo se avergüenza”

Share on print
Print
Share on email
Email
Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn
Share on whatsapp
WhatsApp

Pregunta,

Tía Julia,

  Mi e-milio no tiene nada que ver con el discurso del Trump en el reciente aquelarre republicano donde continuó con la mentira de que ganó la elección y cosas que no se ven. Como soy una mujer religiosa no me meto en las cosas del mundo ni en bochinches entre este loco y la gente a las que le debe muchos chavos. Cuando le veo la faz en televisión le dedico el himno, “mándale fuego, señor mándale fuego.” 

  Lo que sucede tía es que nosotros y me refiero a mi persona, dos hermanas, y un hermano; venimos de una familia con más problemas que estudiante de Hartford sin computadora. Le diré que yo admiro a estas señoras que se fajan con los dilemas ajenos porque también, con las del DCF; nos ayudaron a nosotras cuando nos mudaron de la casa de mi mai para vivir con mi abuela y unas tías. ¿Usted me entiende?

  Estamos rogando por la Dra. Polo que ayuda mucho, pero al parecer está perdiendo la paciencia con tanto caso de degenerado, pervertidas, embusteros, madres irresponsables, y envilecidos; y uno de estos días le puede tirar con el mazo a alguno de los culpables insultándolo como lo hacía Ladra de América.

  Resulta Tía que mamá estaba enferma de los nervios y se metía con novios que no valían nada y que eran más inútiles que un sartén sin mango. La pobre tenía mal ojo y no habría servido para cazadora ya que nunca le achuntó a ninguno que valiera la pena.

  ¡Menos mal que nunca! y que se muera su mamá si le miento, ninguno de esos tipos nos abusó, a pesar de que dos de ellos habían estado en la cárcel uno por unos robos de 20 perniles, y el otro por hacerse pasar por detective y embaucar a una menor de 30 años que le acusó de haberle robado la virginidad.

  Cuando llegamos a los 20 yo ya estaba ya embarazada de mi primer baby al igual que mi otra hermana. La mayor y es a la que me refiero en esta carta no quedó embarazada ya que se cuidaba, pero le gustaban las fiestas, cambiar de novios, lucirse en certámenes de belleza en los clubes tales como “Ms. Cachetes,” y hacer videos caseros porque tenía una bonita figura (como la JLo).

   Por otra parte, a mi hermano Charlie le gustaba y le gusta vestirse de mujer ya que dice que en la pasada vida era una muchacha africana, vive con su novio y no ha dado problemas ya que incluso nos cuida los nenes y nos hace las compras con Ed.

  La cosa es tía que Viviana que no es su nombre real, consiguió cuando soltera un contrato en un club exclusivo de Greenwich donde van los ricachones y ella bailaba al principio danzas exóticas turcas con telas transparentes, bailes de la fecundidad de la Polinesia, pero con tanga, pero después, y en la medida que se daba el palo y fumaba, se sacaba toda la ropa. La cuestión es que recibía buenas propinas, se hizo famosa en la farándula neoyorkina y sus fotos fueron publicadas en un periódico de Nueva York donde aparece con el nombre de la “Black Pearl Baby Hot” en la columna Night Club Meat.

  La cosa fue que pasó el tiempo y estuvo casada con un viejolo con chavos que la trataba como reina hasta el día en que Viviana se le fue del lado con el chofer que era de origen griego y al que le decían Adonis Zorba. Por allí se embarazó y tuvo dos gemelos (mis sobrinos Pitágoras y Ulises) a los que el esposo mantuvo bien ya que es chofer para una empresa de transporte turístico en el Bronx y los quiere mucho. Mi hermana ya se ha sosegado, no baila, pero tiene una boutique donde vende productos de Malasia y Java, además de administrar dos salones de belleza y masajes terapéuticos con personal coreano y mujeres de Eslovenia.

  Para hacer la historia más corta y no cansarla porque usted estará mareada con tanto lio; ya tenemos alrededor de 40 años y una noche Vivian me llamó llorando desde la Gran Manzana para decirme que su hijito Pitágoras que tiene computadora, había encontrado en el Internet una foto y VHS de ella bailando ernúa; ¡Oh Dios! Aunque trató de explicarle las circunstancias de su ex trabajo, el nene salió cabezón y no ha querido entender. Dice que se quiere divorciar como hijo de su mai.  El problema es que Heráclito, que es el nombre del esposo griego también anda con trompa porque dice que el no sabía todo eso, que la perdona, pero que se le ha clavado una espinita en el ventrículo izquierdo del corazón.  A mí me han dicho que los griegos son vengativos y les gusta degollar a las mujeres como muestran en la película Zorba, huyyy.

  Pregunta.  ¿Qué puede hacer mi hermanita para arreglar este sal pa’ fuera, reconciliarse con su hijo y evitarle el dolor a Heráclito?  Gracias por su respuesta.

Annie

Respuesta

Querida Annie.

  Decía un filosofo que a pesar de que el tiempo no existe ya que todo es muy relativo y tan inverosímil como las mentiras de los Repus; hay pormenores en nuestras terrenales existencias que parecieran estar enterrados con las hojas descompuestas de veinte otoños, pero que repentinamente el viento del destino las remueve y allí se jode el parto como decía mi tía Ramonita que era partera en un campo de Cidra.

  Lo hecho, hecho está, como dicen los políticos blanquitos de Puerto Rico que se saciaron con los chavos federales y esperan con ansias el estado #51. Es posible que Pitágoras esté afectado ¿traumado? por la impresión de ver a la madre que le parió con esfuerzo mostrando sus partes privadas y las pechugas. 

  Para los hijos la progenitora es algo sagrado, y perdonando la comparación, como la virgen María o Juana de Arcos.  ¡Para qué decir los griegos que se ofenden por poco y para quienes la honra mancillada se limpia con sangre del cualquier grupo!  Sin embargo, mija no estamos en los comienzos del siglo XIX, sino que en el XXI y encaminándonos (veremos) al XXII y tanto la virginidad que exigían nuestros tatarabuelos de nuestras tatarabuelas, como cosas de este tipo han sido superadas, aunque no totalmente. Es que aún hay mucho abuso y tela que cortar en lo del abuso en contra de nosotras, las féminas.

  ¡Qué Heráclito no se ponga ahora tan exigente y pulcro ya que fue parte de la infidelidad lujuriosa con tu hermana que engañó al viejolo a quien en Greenwich le apodarán para siempre como el venado cara pálida! ¡Qué no me diga que no sabía los trabajos de Viviana que para ponerlo fácil era nada mas ni nada menos que una bailarina exótica!  ¿Para qué escarbar más detalles morbosos de esa etapa de una vida de sobrevivencia como la de ustedes con una mai enfermiza del seno frontal del cerebro?

  En relación al nene, la situación puede ser más complicada ya que tiene solamente 18 y a ningún muchacho o muchacha le gusta ver fotos de su madre vestida de Eva, pero sin la hoja de parra. Creo que requerirá consejería individual y también familiar para que las cosas queden más o menos claras. Se nota que el muchacho está afectado por una decepcionitis crónica y por eso está hablando del divorcio con su madre, cuestión que se escucha mucho en California donde la gente piensa distinto.

  Se nota que tu hermana es inteligente, hábil en los negocios y una buena esposa ya que Heráclito al parecer está contento. Qué se asegure de la colaboración de éste para lidiar con lo del nene que, quizás conociendo los pormenores de sufrimiento de vuestra familia, entienda, acepte y finalmente perdone.

  Por esto yo les recomiendo a madres que han sido bailarinas exóticas, modelos o estrellas porno que no guarden recortes ni fotos de esas funciones ya que las imágenes podrían producir en sus hijos heridas emocionales que no son fáciles de sanar debido a esto del Marianismo, movimiento que asegura que las mujeres deben ser igual a la virgen María que según se dice subió en cuerpo y alma a los cielos. Amén.

  Finalmente te dejo con un pensamiento del poeta japonés Kanita Malao que en su poema “Ojitos Lakaos,” dice “Madre hay una sola y sus defectos los perdona solamente el Gran Creador que entiende la fragilidad propia del ser humano y de los gatitos.”

Cariños, Julia  

Comentario a los Consejos de la Tía Julia. Estoy solicitando con respeto tres vacunas Covis-19 incluida la JJ porque cuando me dan catarros o problemas de sinusitis, los microbios y bacterias hacen escante conmigo y las narices me chorrean como el chorro de doña Juana. Yo me dejo llevar con la idea de que más vale que sobre antes de que falta. Pepín de Guilford.         

VEA MAS CLASIFICADOS

LA CARICATURA DE REINALDO

Te puede interesar Noticias Relacionadas

La Voz Hispana TV

Scroll to Top