Publicidad

ACTUALIDAD

Columnistas

Centro Comunitario “B1C” ofrece vacunas a inmigrantes latinos

Juanito Castro, quien apenas tiene un año residiendo en Stamford, recibió la llamada telefónica de B1C que le ofreció la vacuna. El a igual que 350 residentes de la ciudad, dijeron “¡Sí!” y tomaron su primera dosis.
Share on print
Print
Share on email
Email
Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn
Share on whatsapp
WhatsApp

Próxima jornada de vacunación para inmigrantes indocumentados,
Domingo 16 de mayo

Pueden llamar por información al 203-674-8585 que es nuestra central telefónica

STAMFORD. Community Health Center de Stamford, la oficina del gobernador Ned Lamont, el senador Richard Blumenthal, el representante Jim Himes y el alcalde de Stamford David Martin Stamford Government; unieron sus voces para que Building One Community “B1C”, lograra montar una clínica de vacunación contra el COVID para residentes inmigrantes e indocumentados.

Además de la clínica de vacunación masiva CHC (Community Health Center) está administrando la vacuna en eventos masivos preparados por las organizaciones comunitarias como B1C, porque importante que todos los miembros de la comunidad que reúnen los requisitos reciban la vacuna; considerando que el West Side de Stamford, lugar en donde se encuentra el B1C, es uno de los barrios minoritarios más grandes de la ciudad, y donde la reacción a la vacuna COIVD-19 es mixta.

“Me llamaron por teléfono de Building One Community (B1C) y me ofrecieron vacunarme el domingo a la 1:20 de la tarde. Entonces, yo dije: bueno, ¿por qué no me voy a vacunar si estoy esperando por este momento desde hace un año?”, repuso Juanito Castro, quien llegó desde su natal Ecuador hace un año en medio de la pandemia. 

Así como Castro, 350 inmigrantes residentes en Stamford en su mayoría de origen hispano, recibieron el pasado domingo 28 de marzo la primera dosis de la vacuna Pfizer, que a decir de Michelle, una voluntaria de esta institución, decidieron por esta farmacéutica para que la comunidad sienta que el trato que se les está dando es de primer nivel, debido a que aún no hay estudios suficientes sobre la efectividad de la vacuna Johnson and Johnson y en las mesas de discusión del Comité de Vacunas de Stamford este tema ha sido discutido con seriedad. 

Aun cuando la lluvia cayó todo el día, los 350 residentes acataron las disposiciones de protocolos sanitarios y acamparon apoyados con paraguas y en carpas en la vereda del B1C mientras les tocaba su turno. 

Al ingresar, la primera parada fue frente a una joven estudiante de Gerencia de Oficinas de Salud que trabaja en Stamford Health, quien se aseguraba de colocar el nombre del paciente en un sistema computarizado. Luego, la fila para recibir la vacuna estaba determinado en cuatro hileras y cada quien debía ubicarse en la línea indicada. 

Al llegar al puesto de vacuna, nuevamente la enfermera de turno realizaba las preguntas sobre posibles alergias y de identidad y ¿en qué brazo quiere la vacuna? Y curiosamente repetía que la vacuna a ser colocada es Pfizer y no solamente por su efectividad científica, sino porque la iglesia católica pidió a sus feligreses que consideren ponerse esta dosis debida a que los estudios científicos para llegar a concluir su garantía fue hecha “en forma ética sin el uso de células abortivas”. 

A más del programa regular creado por el Gobernador Ned Lamont, también la ciudad se acogió al programa “No Barriers”, que tiene como objetivo llevar la vacuna COVID a las minorías indocumentadas y a los residentes cuyo idioma no es el inglés como su lengua materna.

La Municipalidad y el Departamento de Salud (Stamford Health) se han asociado para crear el programa “No Barries” (Sin Barreras), para asegurar un camino fácil para que las minorías, los residentes indocumentados y los que no hablan inglés sean vacunados. 

“No importa si nació en Honduras o nació aquí en Stamford Hospital”, dijo el alcalde de Stamford, David Martin. “Esta enfermedad afecta a todos, y todos pueden contagiarla si contraen la enfermedad. Queremos que todos estén vacunados porque estamos más seguros si lo hacemos”.

Para inaugurar el programa de vacunación de B1C, el Gobernador Ned Lamont recorrió las instalaciones de esta institución y dijo que el Estado está utilizando el mismo enfoque que tomó para persuadir a las personas de que el programa Stamford “No Barriers” tiene como objetivo llevar la vacuna COVID a las minorías. 

El programa Sin Barreras funciona reservando con espacio y tiempo para vacunar a aquellos cuyas citas han sido reservadas a través de grupos comunitarios.

“La importancia es que estamos tratando de hacerlo lo más fácil posible y sin hacer preguntas”, dijo Anka Badurina, Directora Ejecutiva de B1C y acotó: “Sin seguro, sin identificación, está bien. Realmente queremos que la gente venga a vacunarse”. 

VEA MAS CLASIFICADOS

LA CARICATURA DE REINALDO

Te puede interesar Noticias Relacionadas

La Voz Hispana TV

Scroll to Top