Publicidad

Columnistas

La vacunación masiva continúa siendo crítica en la batalla contra el COVID-19, dicen los oficiales

Dra. Virginia Bieluch, Jefa de Enfermedades Infecciosas de la Región Central de Hartford Healthcare.
Share on print
Print
Share on email
Email
Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn
Share on whatsapp
WhatsApp
Por Mary Ellen Godin
Personal del Record-Journal

Mientras las noticias acerca de las variantes de COVID-19, la duración de la vacuna, y la posibilidad de necesitar dosis adicionales cambian diariamente, los oficiales de salud están de acuerdo en que la vacunación masiva es la mejor manera de controlar la pandemia.

Los investigadores de vacunas están revisando continuamente su eficacia, duración y la seguridad contra el nuevo coronavirus y sus variantes actuales.

Las dosis adicionales son una posibilidad, pero hay dudas si eso significa otra dosis en 6 meses o en un año, y si sera la vacuna actual o una nueva diseñada para batallar la última variante, dijo Angela Hwang, la presidenta del grupo de Pfizer Biopharmaceuticals Group.

El tema de dosis adicionales está en nuestra realidad”, le dijo Hwang a reporteros la semana pasada. “Continuaremos obteniendo evidencia acerca de la seguridad y eficacia”. Para vencer a este virus necesitamos “vigilancia regular y medidas de salud pública y la vacunación”.

Las vacunas actuales que protegen contra el COVID-19 están comprobando ser eficaces contra las variantes del coronavirus que se están viendo en Connecticut, explicó la Dra. Virginia Bieluch, jefa de enfermedades contagiosas en el Hospital Central de Connecticut en New Britain y en el Midstate Medical Center en Meriden.

Al disminuir la tasa de infección a través del uso de máscaras y la vacunación podemos parar las variantes contagiosas mientras todavía no son comunes, y prevenir que otros virus se vuelvan en nuevas mutaciones que causan más problemas, los expertos de salud dicen. Se calcula que para lograr la inmunidad en masa, el 75 a 80 por ciento de la población tiene que vacunarse.

Una variante es un cambio en la forma original de un virus. Los virus cambian constantemente por medio de la mutación, y nuevas variantes de cualquier virus – incluyendo el COVID-19 – se esperan, de acuerdo al Centro para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC). A veces nuevas variantes aparecen y desaparecen, y en otras instancias persisten y se riegan.

Tres variantes nombradas por el lugar donde se descubrieron, Brasil, el Reino Unido y Sudáfrica, contagian con más facilidad que el nuevo coronavirus original, pero las infecciones se pueden prevenir usando las mismas medidas de seguridad y la vacuna disponible, dicen los expertos de salud. La variante del R.U. ahora se ha vuelto más dominante en los Estados Unidos.

“Estamos en una carrera contra el tiempo”, dijo Keith Grant de Hartford HealthCare la semana pasada. “Lo que hagamos en las próximas semanas determinará cómo se verá esta situación en el verano”.

Nueva variante

Como si no tuviéramos suficientes desconocidos, los investigadores recientemente descubrieron una variante de “doble mutación” en el área de San Francisco. La variante se descubrió por primera vez en partes de India y se le llama doble mutación porque tiene dos mutaciones en su proteína espicular (proteína de picos) la cual le interesa a los investigadores.

La proteína espicular en SARS-COV-2 es la que el virus usa para agarrarse de las células y copiarse.

Las vacunas Pfizer BioNTech y Moderna usan ARN mensajero, el cual le enseña a las células a crear proteína – o hasta un pedazo de proteína – y esta provoca una respuesta inmune desde el interior de nuestros cuerpos. Ambas vacunas requieren dos dosis para mantener su eficacia de entre 91 a 100 por ciento, basado en las reglas de el CDC y la FDA.

La vacuna de una dosis de Johnson & Johnson usa un método diferente para enseñarle a las células humanas a crear la proteína espicular SARS-2, la cual provoca una respuesta inmune. Tiene una tasa de eficacia de por ciento y sólo requiere una dosis. Los doctores  dicen que las tres vacunas batallan con la enfermedad severa y la muerte.

Hwang dice que Pfizer BioNTech puede tener una vacuna modificada en menos de 160 días, si es necesario.

“La belleza es que una vez que tengas una secuencia genética puedes producirla rápidamente y en poco tiempo hacer una nueva vacuna”, dijo ella. “De cualquier manera que esto suceda, tenemos opciones y tenemos soluciones. Podemos responder a cualquier cambio que haga este virus”.

‘Podemos controlar esto’

El CDC lanzó resultados declarando que las vacunas Pfizer BioNTech y Moderna comprobaron ser muy eficaces contra las variantes y la reducción significativa de la transmisión. Bieluch dijo que no hay ninguna razón por la cual esto no continuaría, mientras las personas se vacunen cuando sea su turno.

La tasa de resultados positivos y las hospitalizaciones en Connecticut y el Noreste han aumentado en las últimas semanas, a pesar de los altos números de vacunas que se han administrado. Bieluch y otros expertos de cuidado de salud dicen que están viendo un aumento en el número de jóvenes que están siendo admitidos a las unidades de cuidado intensivo y han necesitado ventiladores porque todavía no han sido vacunados.

Los jóvenes están presentando señales de dificultad respiratoria y pulmonía, pero tienen mejores resultados que las personas de edad avanzada porque no tienen las mismas enfermedades preexistentes de los pulmones o del corazón. Sin embargo, muchos jóvenes han reportado efectos de COVID-19, incluyendo agotamiento, dolor en el cuerpo y los músculos, memoria vaga y otros problemas cognitivos meses después de haber tenido el virus.

“Aunque no sea admitido en el hospital, puede tener problemas significativos”, dijo Bieluch.

Una combinación de factores está causando el aumento en los números de jóvenes que se están infectando. Factores de estilo de vida como la socialización dentro del hogar o en público sin usar máscaras, trabajos donde interactúan con el público frecuentemente, y las variantes que se riegan más fácilmente están causando la mayoría del aumento en estos casos.

Los expertos de salud médica ven el éxito en pacientes de hogares de ancianos, y la disminución en casos de personas mayores que se están enfermando con COVID-19 como prueba de que la vacuna trabaja.

Información reciente del Centro de Servicios de Medicare y Medicaid presenta que los hogares de ancianos han visto una disminución de 96 por ciento en casos nuevos de COVID en los residentes desde el punto más alto en el 20 de diciembre del año pasado cuando había más de 30,000 nuevos casos en los residentes.

Junto con los números más bajos de casos nuevos de COVID, los reportes en la industria de hogares de ancianos presentan que las muertes relacionadas al COVID en los hogares de ancianos han disminuido por 91 por ciento desde el 20 de diciembre de 2020.

“Si repasamos lo que está sucediendo en los hogares de ancianos, nos damos cuenta que las vacunas están trabajando”, dijo Bieluch. “Estamos viendo muchos menos ancianos. Estamos tan cerca. Espero que con la vacuna podamos controlar esta pandemia significativamente. Por favor manténgase seguro y podremos controlar esto”.

VEA MAS CLASIFICADOS

LA CARICATURA DE REINALDO

Te puede interesar Noticias Relacionadas

La Voz Hispana TV

Scroll to Top