Publicidad

Columnistas

Los médicos dicen que las vacunas de ARN mensajero son seguras para las mujeres embarazadas y las que están amamantando

Los frascos de la vacuna Moderna COVID-19 se colocan junto a una jeringa cargada en esta foto de archivo de una clínica en Pensilvania. Los médicos dicen que las vacunas de ARNm están demostrando ser seguras y efectivas para las mujeres embarazadas y en período de lactancia. (Christopher Dolan / The Times-Tribune vía AP)
Share on print
Print
Share on email
Email
Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn
Share on whatsapp
WhatsApp
Por Mary Ellen Godin, Record-Journal staff

Los médicos dicen que las vacunas de ARN mensajero son seguras para las mujeres embarazadas y las que están amamantando

Las pruebas en masa de la vacuna contra el COVID-19 en mujeres embarazadas todavía están en curso.

Infectandose con el virus mientras uno está embarazada puede sobrepasar cualquier riesgo que los de obtener la vacuna, dicen los expertos de salud.

“Sabemos que el COVID-19 es más peligroso para mujeres que están embarazadas que las que no lo están, incluyendo la posibilidad de enfermedades fatales para la madre y su bebe. Esto está bien establecido,” dijo el Dr. Andrew Metzger en un correo electrónico. Metzger práctica obstetricia y ginecología en el Midstate Medical Center”.

Aunque las mujeres embarazadas no fueron parte de las pruebas clínicas iniciales, los doctores están obteniendo más evidencia de que las vacunas de ARN mensajero son seguras y eficaces para mujeres embarazadas y que están amamantando, dijo Metzger. El señala el estudio publicado en la Revista de Obstetricia y Ginecología Americana el 25 de marzo que observó a 131 mujeres. El estudio presenta que las vacunas son seguras, mientras generan una respuesta inmunológica fuerte, protegiendo a ambos la mama y su bebe. Otro estudio está en progreso por Pfizer con 4,000 mujeres embarazadas y múltiples estudios independientes están en progreso alrededor del país.

Miles de mujeres embarazadas han obtenido su vacuna sin ninguna preocupación observada aparte de los posibles efectos secundarios que se aplican a cualquier persona que recibe la vacuna. Aunque esta es información observada y no una prueba clínica controlada, es increíblemente alentadora, dijo Metzger.

“Hay sistemas en su lugar para continuar monitoreando la seguridad de la vacuna, y hasta ahora, no se ha identificado ninguna preocupación de seguridad específica entre las mujeres embarazadas”, de acuerdo a la información del Centro para el Control y la Prevención de Enfermedades. “Las pruebas clínicas para evaluar la seguridad y eficacia de las vacunas contra el COVID-19 en personas embarazadas están en progreso o planificadas”.

Antes de la pausa reciente de la vacuna de Johnson & Johnson, los expertos de salud dijeron que las tres vacunas de Pfizer BioNtech, Moderna y J & J no habían presentado ningún efecto desfavorable en mujeres embarazadas. La pausa reciente sigue los reportes de seis mujeres en edad de procrear que desarrollaron serios coágulos entre uno a 13 días después de haber recibido la vacuna de J & J. Investigadores quieren establecer si hubo causa y efecto o si las mujeres tenían otros factores que causaban riesgos como el uso de métodos anticonceptivos o si fumaban. Más de siete millones de individuos han recibido la vacuna de J & J.

“Es difícil determinar eso ahora porque los casos han sido tan pocos”, dijo la Dra. Ann Palmer, de la división de enfermedades contagiosas de Hartford HealthCare. “¿Está relacionada a la vacuna, o paso solo de casualidad? Vamos a parar de usarla hasta que tengamos más información”.

Asi como con cualquier persona que a sido vacunada con la vacuna de J & J, se les pide a las mujeres embarazadas y las que están amamantando que vigilen y reporten cualquier síntoma como dolores de cabeza severos, falta de aire, dolor en las piernas o síntomas de ataque cerebral hasta tres semanas después de recibir su vacuna, dijo Palmer.

El CDC recomienda que cualquier mujer embarazada o que planifique quedar embarazada hable con su médico o comadrona, pero se puede vacunar sin el permiso de un médico. Las vacunas también presentan ser seguras en mujeres que están amamantando “porque no hay virus vivo, no debe haber complicaciones, y hay anticuerpos en la leche materna”, dijo Palmer.

El CDC también advierte que aunque el riesgo total de enfermedad severa es baja, las mujeres embarazadas tienen un riesgo más alto de enfermedad severa al COVID-19 cuando se comparan con personas que no están embarazadas.

“La enfermedad severa incluye enfermedad que resulta en admisión a cuidado intensivo, ventilación mecánica, o muerte,” de acuerdo con el CDC. “Adicionalmente, las personas embarazadas con COVID-19 pueden tener más riesgo de resultados negativos con su embarazo, como parto prematuro, en comparación a mujeres embarazadas sin COVID-19”.

A las mujeres embarazadas que han recibido la vacuna contra el COVID-19 se les recomienda que se inscriban con v-safe, la herramienta por teléfono inteligente del CDC que provee seguimiento personalizado después de ser vacunado. Un registro de v-safe para mujeres embarazadas fue creado para obtener información acerca de la salud de personas embarazadas que han recibido la vacuna. Para mas informacion, vaya al www.cdc.gov/coronavirus/2019-ncov/vaccines/safety/vsafe

En resumidas cuentas, no aparenta haber riesgos mayores a madre o feto cuando reciben la vacuna de ARN mensajero”, dice Metzger, “y hay un riesgo sólido a ambos la madre y el/la bebe si contraen COVID-19, incluyendo un riesgo más alto de muerte”.

VEA MAS CLASIFICADOS

LA CARICATURA DE REINALDO

Te puede interesar Noticias Relacionadas

La Voz Hispana TV

Scroll to Top