Publicidad

Columnistas

Senado aprueba ley para cerrar brecha salarial entre hombres y mujeres

Con apenas unos meses de posesionarse como Senadora del Estado, Pat Miller en representación de Stamford, logró el apoyo de sus colegas quienes aprobaron el proyecto de ley de “Divulgación Pública salarial sobre un puesto vacante”, con el fin de que las mujeres puedan negociar mejor su salario en base a la oferta económica de un puesto disponible.
Share on print
Print
Share on email
Email
Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn
Share on whatsapp
WhatsApp

STAMFORD.- El Senado estatal aprobó el Proyecto de Ley 6380 de la Cámara de Representantes, un proyecto de ley sobre la divulgación del rango salarial para un puesto vacante, que fue presentado por la Senadora estatal Pat Billie Miller (D-Stamford), aprobado con una votación de 20 a 14 y que ahora se dirige al gobernador Lamont para que sea firmado y promulgado.

El proyecto de ley requiere que los empleadores proporcionen a los solicitantes de empleo y a sus propios empleados los rangos salariales de sus puestos, una práctica que podría ayudar a cerrar la brecha salarial en Connecticut, donde las mujeres ganan un promedio de 84 centavos (o menos) por cada dólar que un hombre hace un trabajo comparable.

Este proyecto de ley ha sido aprobado previamente por la Cámara de Representantes, el Comité Judicial y el Comité de Trabajo y Empleados Públicos por votos puramente partidistas, y los republicanos se oponen vehementemente al proyecto de ley.

“Tenemos la capacidad de cerrar nuestra brecha salarial de género en Connecticut y al aprobar esta legislación, estamos en camino hacia un ambiente de trabajo más inclusivo”, dijo la Senadora Miller. 

La divulgación de este tipo de información permite un trato económico equitativo en el lugar de trabajo. Este proyecto de ley aborda la desigualdad salarial a la que han estado sometidas las mujeres durante generaciones. La brecha de género ahora más que nunca tiene consecuencias reales para las mujeres y la familia que dependen de sus ingresos. Este proyecto de ley es un paso hacia la recuperación, un paso hacia la equidad y un paso hacia el cierre de la brecha salarial de género y raza que prevalece en el Estado.

HB 6380 no solo requiere la divulgación de los rangos salariales para un puesto, también amplía el estándar utilizado para determinar si un empleador está discriminando en la cantidad de compensación que paga a un empleado en función del sexo (es decir, discriminación salarial de género), y permite que los solicitantes de empleo y los empleados presenten una demanda para reparar las violaciones en un plazo de dos años. En la audiencia pública de febrero sobre el proyecto de ley, varios defensores hablaron de la necesidad de divulgar los rangos salariales.

Garantizar tanto la transparencia del rango salarial como un pago comparable por un trabajo comparable puede tener un impacto positivo en la brecha salarial, testificó Liza Andrews, directora de Política Pública y Comunicaciones de la Coalición Contra la Violencia Doméstica de Connecticut. “Los estudios muestran que cuando los solicitantes de empleo están claramente informados sobre el contexto de las negociaciones, incluido el rango y los tipos de compensación y beneficios disponibles, las mujeres tienen más éxito en la negociación salarial, lo que aumenta sus ingresos y cierra la brecha salarial”, repuso. 

“Cuando un empleador le pregunta a un solicitante de empleo cuáles son sus expectativas salariales sin proporcionarle al solicitante ninguna información sobre el pago del puesto, las mujeres y las personas de color salen perdiendo. Los estudios muestran que las mujeres a menudo piden menos que los hombres cuando negocian, incluso cuando las mujeres solicitantes están igualmente calificadas “, testificó Andrea Johnson, directora de políticas estatales, justicia en el lugar de trabajo e iniciativas transversales para el Centro Nacional de Leyes de la Mujer. 

Dado que los empleadores tienden a anclar las negociaciones salariales, consciente o inconscientemente, en la primera solicitud del solicitante de empleo, proporcionar a los solicitantes un rango salarial que el empleador esté dispuesto a pagar ayuda a nivelar el campo de juego de negociación y reduce las diferencias salariales raciales y de género.

La brecha salarial comienza con el primer trabajo de una mujer después de la universidad y se acumula con el tiempo, testificó Susan Eastwood, miembro de la junta de la Comisión Permanente sobre la Condición Jurídica y Social de la Mujer en Connecticut. Estas desigualdades salariales tienen consecuencias para las familias de Connecticut y, en general, tienen impactos nacionales. Los ingresos de las mujeres son fundamentales para el crecimiento económico: si las mujeres recibieran el mismo salario, la economía de los Estados Unidos produciría ingresos adicionales de 512.6 mil millones de dólares.

Si se convierte en ley, el proyecto de ley entraría en vigor a partir del 1 de octubre.

VEA MAS CLASIFICADOS

LA CARICATURA DE REINALDO

Te puede interesar Noticias Relacionadas

La Voz Hispana TV

Scroll to Top