Publicidad

Columnistas

La policía es presionada para diversificar los rangos superiores

Policías el lunes por la noche en la escena del tiroteo del Boulevard: ¿Ayudaría tener una policía más variada?
Share on print
Print
Share on email
Email
Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn
Share on whatsapp
WhatsApp
Por PAUL BASS

Debido a la ausencia de policías de color en los rangos superiores, se está presionando a los mandos policiales para que empiecen a ascender a agentes negros e hispanos, al menos a puestos de nivel medio.

Esa presión ha coincidido en los últimos meses con una serie de salidas del departamento, de una serie de policías de color de alto nivel, y mientras la ciudad lucha con un aumento de la delincuencia.

El martes, esas preocupaciones salieron a la luz pública con la divulgación de las inquietudes sobre una próxima serie de nombramientos de nuevos tenientes, y las quejas de algunos oficiales de color, que no recibieron una oportunidad justa en el proceso de evaluación.

Los resultados del examen no se certificarán ni se harán públicos, hasta la reunión de la Comisión de la Función Pública del 23 de junio.

Basándose en las puntuaciones sin procesar dadas a conocer a los solicitantes individuales, dos de ellos han apelado sus resultados, y los solicitantes negros han denunciado que los solicitantes blancos recibieron un trato de favor, acusación que fue rechazada por los responsables de las evaluaciones.

Este debate se produce en medio de cierta tendencia que reduce la posibilidad de diversidad en los rangos superiores.

Un año después de que los movimientos de protesta de todo el país reclamaran un replanteamiento de la representacion racial y sobre la actuación policial, New Haven ha marcado un hito: Todos sus mandos policiales son ahora blancos, por primera vez desde 1993, cuando Melvin Wearing se convirtió en jefe adjunto.

New Haven alcanzó ese punto rápidamente en 2021.

Ese cambio comenzó en enero, cuando Otoniel Reyes, que es latino y creció en el barrio de Hill de New Haven, anunció su retiro como jefe de policía.

El alcalde Justin Elicker nombró a Renee Domínguez, que es blanca y creció en East Haven, para sustituirle. (Domínguez es su apellido de casada).

Posteriormente, Herb Sharp, que es negro, se retiró como jefe adjunto. Eso dejó al departamento sin policías de color en el puesto de jefe o de jefe adjunto, por primera vez desde que Mel Wearing se convirtió en jefe adjunto.

Foto: El alcalde Justin Elicker saluda a Anthony Duff, el último capitán o subjefe afroamericano del Departamento de Policía de Nueva York, mientras Duff abandona el cuartel general en su último día, el 19 de abril, ante un desfile de saludos y vítores de sus colegas. Duff se retiró después de entrevistarse con Elicker para el puesto de jefe.

Anthony Duff, uno de los héroes del periodo en el que New Haven sustituyó la policía de estilo militar por la comunitaria, también se retiró. Eso dejó al departamento policial sin capitanes de color. Duff se había entrevistado con el alcalde Elicker para el puesto de jefe antes de retirarse.

Entretanto, ninguno de los 10 departamentos policiales, creados por los expertos en policía de proximidad para vincular a los policías con los barrios, cuenta con un director de distrito que sea negro.

(Uno de los directores de distrito, Manmeet Colon, es indio-americano; otro, Elliott Rosa, es hispano).

De los 45 detectives asignados a la investigación de delitos graves, dos son negros. (El supervisor de delitos graves, el sargento Bertram Ettienne, es negro).

Se estima que el 31% de la población de la ciudad es negra, el 31% hispana y el 29,5% blanca no hispana.

Este martes, la alcaldía publicó el gráfico que encabeza este artículo, en el que se muestra que el departamento tiene un teniente hispano y ningún policía negro por encima del rango de sargento.

La alcaldía certificó recientemente los resultados de una lista de promoción para capitán. Hay tres puestos vacantes; los tres primeros clasificados eran blancos, y Colón quedó cuarto.

Foto: El reverendo Steven Cousin en la rueda de prensa del martes ante el cuartel general de la policía.

Ese contexto fue mencionado por un grupo de ministros de la Asociación de Clérigos de New Haven, durante una rueda de prensa que celebraron el martes por la tarde, frente a la sede de la policía, en el número 1 de la avenida Union.

Los ministros religiosos acababan de reunirse con la jefa Domínguez y el jefe adjunto Karl Jacobson, para expresar su preocupación por la falta de diversidad en el personal.

En especial, transmitieron las quejas que han estado circulando entre los policías de color, sobre los resultados del examen de promoción a teniente.

Veintiún policías presentaron el examen: 14 de ellos blancos, cinco negros y dos latinos. La jefa Domínguez tendrá que cubrir nueve puestos.

El examen tiene una parte escrita y otra oral. Los examinados han recibido su puntuación “ sin procesar “ de forma individual.

Al comparar las notas, llegaron a la conclusión de que se les evaluó de forma más dura en la parte oral, y alegaron que los examinados blancos fueron dirigidos a un sitio web de la empresa examinadora, para obtener información “privilegiada” que les diera ventaja.

Los ministros religiosos instaron a Domínguez a promover a algunos policías de color entre los nueve pendientes, incluso si eso significa invocar la “regla de tres” para elegir a las personas que ocupan el puesto 10 u 11, por ejemplo, en la lista.

También le pidieron que investigara las acusaciones de favoritismo.

En la rueda de prensa, los ministros relacionaron el aumento de los delitos violentos y los casos sin resolver, con la desconexión entre una fuerza policial mayoritariamente blanca y a menudo suburbana, con los habitantes de color de New Haven.

El reverendo Steven Cousin (que es presidente de la comisión de bomberos de la ciudad) dijo que el problema de la diversidad procede de las altas esferas.

Argumentó que esta situacion afecta la moral de los policías de color, que perciben la falta de oportunidades para progresar dentro del departamento,.

“Queremos asegurarnos de que todo el mundo considera que el proceso ha sido justo y equitativo”, dijo Cousin. “ ¿Fue esta información puesta a disposición de todo el mundo o sólo de algunos?”

Los agentes policiales dijeron a los clérigos que no se sentían cómodos planteando sus quejas en el seno de la institución, dijo Cousin.

“Creemos que debemos garantizar que sus voces sean escuchadas y asi que puedan ser protegidos en este proceso”.

Contactada después de la rueda de prensa, Domínguez dijo que en este momento no “sabe en qué posición quedó nadie en el examen”.

Dijo que todos los agentes conocían la identidad de la empresa que realizaba la parte oral del examen, Morris & McDaniel.

Todos los agentes recibieron un paquete de información con esa y otras indicaciones sobre el proceso, dijo.

Una búsqueda en Google de la empresa, mostró este sitio de consejos de preparación como el segundo resultado mas consultado.

Foto: El alcalde Elicker anuncia las medidas contra las motos de cross el 15 de abril con, desde su derecha, la jefa Renee Domínguez, el jefe adjunto Karl Jacobson, el jefe de patrulla teniente Mark O’Neill y el teniente Elliot Rosa, el principal policía de Westville.

El alcalde Elicker anuncia las medidas contra las motos de cross el 15 de abril con, desde su derecha, la jefa Renee Domínguez, el jefe adjunto Karl Jacobson, el jefe de patrulla teniente Mark O’Neill y el teniente Elliot Rosa, el principal policía de Westville.

Domínguez dijo que es habitual que los agentes acudan a miembros más veteranos de un departamento para que les aconsejen sobre cómo hacer bien los exámenes de promoción. “Muchas veces los candidatos se organizan en grupos de estudio”, dijo.

Dijo que no tenía conocimiento de ninguna irregularidad, pero prometió “ estudiar más a fondo” las denuncias presentadas por los ministros religiosos para asegurarse.

Confirmó que dos candidatos han apelado sus resultados. Un panel revisará la queja y volverá a ver las partes orales de sus exámenes, dijo..

En la rueda de prensa, el reverendo Boise Kimber responsabilizó al alcalde Justin Elicker por la falta de diversidad en los altos cargos.

“No hay un verdadero liderazgo” de su parte en el tema, denunció Kimber.

“Nuestro objetivo es incrementar la diversidad en el departamento”, respondió por su parte Elicker.

Lo definió como “no sólo lo correcto” sino como una “forma de hacer más eficaz el departamento de policía”.

“Aunque todavia hay mas trabajo por delante”, el departamento ha experimentado un “progreso” en esa dirección, ya que cinco de los nueve sargentos recientemente ascendidos son mujeres y/o personas de color, dijo Elicker.

Añadió que la lista de promoción de tenientes no ha sido aprobada. “No sabemos cuáles serán los resultados”, dijo.

Añadió que también es importante “ser justos” y cumplir la ley al hacer las promociones.

“La ciudad tiene un historial de que el proceso de exámenes no se hace de forma justa”, señaló Elicker. (Lo confirma esta actual demanda, por ejemplo).

And he noted Rev. Kimber’s role in that: When the U.S. Supreme Court struck down a fire promotion test in the 2009 case Ricci v. DeStefano, Justice Samuel Alito cited remarks by Rev. Kimber, then a fire commissioner, as a basis of concluding racial bias had unfairly limited the opportunities of white test-takers.

Y señaló el papel del reverendo Kimber en ello: Cuando la Corte Suprema anuló un examen de promoción de bomberos en el caso Ricci v. DeStefano de 2009, el juez Samuel Alito citó los comentarios del reverendo Kimber, entonces comisario de bomberos, como base para concluir que el sesgo racial había limitado injustamente las oportunidades de los examinados blancos.

VEA MAS CLASIFICADOS

LA CARICATURA DE REINALDO

Te puede interesar Noticias Relacionadas

La Voz Hispana TV

Scroll to Top