Publicidad

Columnistas

¿Cómo trabaja el proceso de recibir aprobación para expandir el lanzamiento de las vacunas a grupos de personas más jóvenes?

Share on print
Print
Share on email
Email
Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn
Share on whatsapp
WhatsApp
By Jareliz Diaz
Record-Journal staff

Ahora que tenemos información acerca de la seguridad de las vacunas de COVID-19 en millones de adultos, las compañías farmacéuticas han comenzado a probar las vacunas en niños. Aunque los niños suelen tener síntomas de COVID-19 más leves, es posible que se enfermen y a veces sufran consecuencias prolongadas por el virus. Los niños con condiciones de salud previas, como diabetes y enfermedad cardiaca, pueden tener más riesgo de contraer una infección severa. También se cree que la vacunación de los niños es la clave para controlar esta pandemia – porque de otra manera habría un grupo de millones de niños en riesgo de infección, lo que permitirá la propagación del virus.

Recientemente se autorizó la vacuna de Pfizer BioNTech para uso en niños de 12-15 años de edad, después de que esta vacuna se estudiará en 2,260 niños de estas edades usando la dosis normal. Los efectos secundarios después de la vacunación, como dolor en el brazo, fiebre, escalofríos, dolor de cabeza, y agotamiento fueron similares a los efectos secundarios que sintieron los adultos. La vacuna fue 100% eficaz ya que ninguno de los adolescentes vacunados se infectaron durante el estudio, mientras que ocurrieron 16 casos de COVID-19 en aquellos que recibieron inyecciones de placebo.

Los niños suelen tener respuestas inmunes abruptas a gérmenes, por lo tanto se necesitan más estudios para determinar la dosis de la vacuna que sea mejor para los niños. Se están haciendo estudios actuales en niños menores de 12 años, empezando con aquellos de mayor rango de edad. Los niños en estos estudios recibirán una variedad en la dosis de la vacuna para determinar la dosis que provoque una respuesta inmune fuerte sin demasiados efectos secundarios. Una vez que los investigadores hayan determinado la mejor dosis para los niños en cada rango de edad, comenzarán ensayos controlados aleatorios para determinar la eficacia de las vacunas en niños, como lo hicieron en los adultos. Estos investigadores observaron el desarrollo de indicadores inmunes en los niños, casos de COVID-19 en el grupo que recibió la vacuna y el placebo, como también la propagación del virus en los hogares, para determinar la eficacia de estas vacunas en los niños. Tomará varios meses para terminar estos estudios y todavía no sabemos exactamente cuándo las vacunas estarán disponibles para los niños. Los investigadores esperan que las vacunas estén disponibles para los niños mayores en el otoño, y para el final del 2021 para los niños menores (de 6 meses a 2 años).

Dra. Virginia Bieluch
Jefa de Enfermedades Infecciosas, MidState Medical Center

VEA MAS CLASIFICADOS

LA CARICATURA DE REINALDO

Te puede interesar Noticias Relacionadas

La Voz Hispana TV

Scroll to Top