Publicidad

Columnistas

San Pedro se prepara para recibir el voto latino

Share on print
Print
Share on email
Email
Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn
Share on whatsapp
WhatsApp

DANBURY. Desde 1974 la parroquia de Saint Peter (San Pedro) ubicada en el pleno centro de la ciudad, no ha cambiado sus estatutos ni su Constitución, por lo que en el Consejo Parroquial no podían ejercer el voto las minorías étnicas representadas por la comunidad hispana ni tampoco Brasil; aunque si participar con sus opiniones. Razón por la que por meses se vienen realizando la redacción de la enmienda a la ley que será sumitida a la parroquia en octubre a su consideración y en abril del 2022 entrar en vigencia. 

El Padre Greg Mecca, párroco de la iglesia de San Pedro desde hace 13 años, en una entrevista especial contó que le preocupaba la ausencia del voto hispano y brasileño en el Consejo Parroquial, la máxima autoridad de la iglesia, porque son ellos quienes toman las decisiones de cada paso tanto eclesiástico como administrativo y sobretodo porque estas comunidades se han multiplicado significativamente y obviamente estas decisiones les afecta directamente. 

El padre Greg Mecca aseveró que el trabajo de preparar la revisión de los estatutos (by laws) inició en marzo de este año y que era necesario revisar la Constitución de la Diócesis para poder realizar la enmienda correspondiente para que dos de los parroquianos de las minorías no solo se sienten en la silla del Consejo, sino que voten. 

“No es potestad de la Diócesis el voto hispano. La parroquia tiene autonomía y por eso decidimos empezar este proceso”, dijo al cuestionarlo si es que era necesario la presencia del P. Arthur Crosby Mollenhauer, encargado de los asuntos legales eclesiásticos de la Diócesis de Bridgeport, a la que pertenece la iglesia de San Pedro. 

En las próximas semanas la parroquia entrará en la revisión de la última redacción de los estatutos, luego, éstos serán traducidos al inglés y portugués para ser entregados a todos los fieles para que ellos realicen las revisiones y cambios pertinentes, el tiempo prudente de las revisiones durará el mes de octubre e inicios de noviembre. 

En febrero del 2022 se procederá a convocar a elecciones para el Consejo Parroquial y la comunidad hispana deberá elegir a varios líderes para las elecciones primarias, pero, previamente los candidatos entregarán una biografía y una fotografía para que los parroquianos los conozcan. 

Con el candidato electo, el Consejo tomará posesión e iniciará el trabajo en pleno. Plan que se tiene previsto para entrado el mes de marzo. 

Acorde con el registro parroquial, existen inscritos más de 900 familias en la parroquia de San Pedro, de ellas, 400 son de origen hispano y se estima que asisten regularmente entre mil a 1200 personas de origen hispano a la iglesia. De ese número hay 400 niños inscritos en el catecismo que iniciará en septiembre de este año y de ellos, 200 son niños hispanos.

“Con esos datos, el futuro realmente está en nuestra comunidad hispana”, repuso Geovanny Chalco, miembro al Consejo en representación de la comunidad hispana, quien cree que por ser nuestra “comunidad invitada”, no se ha podido cristalizar el voto hispano años atrás.

A esto, el P. Greg respondió que la “comunidad hispana no es invitada, que sus miembros están inscritos y son activos dentro de la parroquia y que por tanto nunca han sido considerados invitados. Lo que ha sucedido es que había que cambiar la ley y eso estamos haciendo”, dijo. 

En cuanto a la celebración de los bautizos, el P. Greg reconoció que hay muchas familias que cambian la fecha del sacramento debido a que esperan por sus familiares que vienen a la celebración de otros países. “Muchos eligen de padrinos a familiares que residen en otras partes y por asuntos de visa o pasaporte hay cambios constantes de las fechas, pero es mi deber apoyarlos, así es que cambiamos la fecha. Eso significa que los padres de los niños bautizados son inmigrantes y que los niños son de primera generación”, sostuvo. Así lo afirmó también Dago Cardona, maestro de la clase de Bautismo, quien es nativo de Guatemala y recibió el entrenamiento para poder dictar esta clase en la iglesia Nuestra Señora de Montserrat en Stamford. 

La mayor parte de miembros de la parroquia son inmigrantes venidos de Ecuador, luego Brasil, seguidos por México, República Dominicana, Colombia, Guatemala y Perú.

El reto de la iglesia de San Pedro este año es contar con un nuevo sacerdote a tiempo completo debido a que el P. Bernardo Rodríguez, que atendía a la comunidad hispana murió a consecuencia del COVID 19.  

Si usted vive en Danbury y quiere ser parte de la parroquia San Pedro puede llamar al (203) 743-1048. 

VEA MAS CLASIFICADOS

LA CARICATURA DE REINALDO

Te puede interesar Noticias Relacionadas

La Voz Hispana TV

Scroll to Top