Publicidad

Columnistas

La variante Delta pone en alto riesgo a aquellos no vacunados

Un residente del Condado de Orange recibe la vacuna COVID-19 en el sitio móvil de vacunación de la División de Manejo de Emergencias de Florida en el Camping World Stadium en Orlando, Florida, el 17 de junio de 2021.
Share on print
Print
Share on email
Email
Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn
Share on whatsapp
WhatsApp
Por MARY ELLEN GODIN
Personal del Record-Journal

Según los estados van quitando muchas de las restricciones de COVID-19 y el ritmo de las vacunaciones va reduciendo en los Estados Unidos, el aumento de la variante Delta está preocupando a varios expertos de salud acerca de la posibilidad de una tercera oleada en aquellos que no se han vacunado.

La variante Delta, también conocida como B.1617.2, fue detectada por primera vez en India y se ha propagado a más de 60 países. Se le atribuye casi todos los casos nuevos del coronavirus en el Reino Unido y más de 20 por ciento de los casos nuevos en algunas áreas de los Estados Unidos, de acuerdo al Centro para el Control y la Prevención de Enfermedades.

Hasta ahora, la variante Delta es la de más rápida propagación y puede causar síntomas más serios, causando que los expertos tengan temor de brotes en partes de los Estados Unidos donde hay altos números de personas sin vacunarse, el CDC advirtió recientemente.

Los médicos han visto una mayor probabilidad de pérdida de audición, dolores estomacales severos y náuseas en pacientes infectados con la nueva variante. En la mayoría de los casos, es más probable que los pacientes sean hospitalizados, requieran tratamientos de oxígeno y sufran otras complicaciones.

El riesgo está causando que los oficiales de salud pública enfaticen los beneficios de las vacunas, las cuales han comprobado ser altamente eficaces contra la variante Delta. En un estudio reciente, los investigadores en el R.U. hallaron que un régimen de dos dosis de la vacuna Pfizer-BioNTech es 88% eficaz contra la enfermedad con síntomas causada por la variante Delta, de acuerdo con los reportes de los medios de comunicación.

Los médicos han comparado a las personas no vacunadas con incubadores, los cuales proveen un portador donde el virus puede mutar.

“Si está vacunado/a, va a estar protegido/a, la cual es otra muy buena razón para motivar a las personas a vacunarse,” dijo el Dr. Anthony Fauci, director del Instituto Nacional de Alergias y Enfermedades Infecciosas. “Si no está vacunado/a, corre el riesgo de infectarse con el virus que ahora se propaga más rápido y causa enfermedades más serias.”

La tasa de vacunación en Connecticut y el Noreste es más alta, donde aproximadamente el 65% de la población ha sido vacunada. Pero a medida que más personas se reúnan sin máscaras en eventos en locales cerrados o al aire libre, la preocupación es por la cantidad alta de adultos y niños que no se han vacunado. Los oficiales de salud están luchando para vacunar el mayor número de personas de 12 años y mayores para proteger contra la nueva variante.

La concentración del virus disminuye en aquellos que han sido vacunados, y muchos casos no eficaces – de aquellos que salen positivo al COVID-19 después de vacunarse – tienen menos síntomas, dijo Dr. Tilahun Gemtessa, médico de enfermedades infecciosas en el Midstate Medical Center.

“Aunque le de una infección, hay menos probabilidad de que le cause una infección severa,” dijo Gemtessa. “Hay menos probabilidad de que sea transmisible.”

Pero las personas con un sistema inmunológico comprometido y las personas no vacunadas son más vulnerables al virus y al riesgo de enfermedad más seria con la cepa de Delta. Estas poblaciones deben continuar usando máscaras, y siguiendo las reglas de distancia social, dicen los médicos.

Por ejemplo, la propagación viral se puede ver en las regiones suroeste y oeste de los Estados Unidos, donde las áreas como Missouri están reportando tasas de vacunación de menos del 35 por ciento.

Los oficiales de salud en Springfield, Missouri, dicen que la variante Delta de más rápida propagación, es la causa principal del aumento en casos de COVID-19 y hospitalizaciones en la región, de acuerdo al Associated Press.

Kendra Findley es una investigadora de salud para el Departamento de Salud del Condado de Springfield-Greene. Findley le comentó al Associated Press que el aumento en casos y las pruebas aleatorias de muestras del virus han confirmado que la variante más infecciosa se está propagando rápidamente en el Condado de Greene, y en gran parte del suroeste de Missouri. Los administradores en los dos hospitales más grandes de la región del Condado de Springfield-Greene están animando a las personas a vacunarse.

“A nivel mundial, Delta es el problema más grave que conocemos en términos de la evolución del virus,” William Hanage, un epidemiólogo en la Harvard T.H. Chan School of Public Health le comento a USA Today.

“Hemos visto la variante Delta en Connecticut en aproximadamente 25 casos,” dijo Virginia Bieluch, Jefa de Enfermedades Contagiosas en el Hospital of Central Connecticut. “Estamos empezando a recibir información, pero las vacunas en los Estados Unidos ofrecen protección. Es una preocupación real entre aquellos que no se han vacunado.”

La mayoría de las personas  que han salido positivas a la variante Delta son más jóvenes y los síntomas suelen ser más leves, dijo Bieluch. Pero hay información que dice que la variante puede causar enfermedad más severa.

Bieluch aconseja que los niños que sean demasiado jóvenes para recibir la vacuna continúen usando las máscaras, y se vacunen cuando sea su turno. La mayoría de los expertos temen que haya otro brote de COVID-19 en el otoño, cuando las escuelas abran otra vez y las personas vuelvan a reunirse en lugares cerrados.

“La única manera de protegerse contra las variantes es vacunándose,” dijo Bieluch.

VEA MAS CLASIFICADOS

LA CARICATURA DE REINALDO

Te puede interesar Noticias Relacionadas

La Voz Hispana TV

Scroll to Top