Publicidad

Columnistas

Mundos Encontrados

Share on print
Print
Share on email
Email
Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn
Share on whatsapp
WhatsApp

Autora: Malú Franco

Editor: Luis Manuel De la Teja I Más que líneas

En medio de la emergencia mundial por la pandemia del Coronavirus SARS-CoV-2, que causa la enfermedad covid-19, la Agencia Central de Inteligencia de Estados Unidos, CIA, por sus siglas en inglés, reveló archivos secretos sobre sus investigaciones acerca de los ovnis. En su página web, CIA publicó diez artículos con documentos “para creyentes y escépticos” de los ovnis.

Autora: Malú Franco I Hidalgo, Mexico

De acuerdo con el sitio, los artículos hablan sobre los documentos que la CIA desclasificó en 1978, los cuales detallan las investigaciones sobre los ovnis que la agencia realizó a fines de la década de 1940 hasta la década de 1950. “Hemos decidido destacar algunos documentos dentro de la gran cantidad de datos contenidos en nuestra colección que tanto escépticos como creyentes encontrarán interesantes”, asegura la agencia. Se trata de cinco artículos “para creyentes” y cinco más para “escépticos”. Entre los documentos para los creyentes, están los casos de supuestos platillos voladores vistos en Alemania en 1952; además, otro avistamiento en España y el norte de África en 1952. También hay un artículo sobre objetos voladores vistos sobre una mina de uranio en el Congo Belga, en 1952.

Los cinco documentos principales de la CIA para escépticos: 1. Panel Científico Asesor sobre Objetos Voladores No Identificados, 1953 2. Memorándum de oficina sobre platillos voladores, 1949 3. Memorándum al director de la CIA sobre platillos voladores, 1952 4. Reunión del Grupo Asesor de OSI sobre ovnis, 1953 5. Memorándum para el registro de platillos voladores, 1952.

La aceptación del Pentágono de la existencia de Naves desconocidas en la Tierra coincide con uno de los momentos de mayor actividad Ovni en el mundo de los últimos años. Además de lo que podrían ser verdaderos intentos de comunicación de otras inteligencias.

Además, recordó los testimonios de los Pilotos que en algún momento dijeron que los ovnis se movían a una velocidad de 50 mil kilómetros por hora; por debajo del mar a “mil kilómetros por hora”. “Los Ovnis se movían a una velocidad que fue calculada en 50 mil kms por hora y por debajo del Mar a 1000 kms por hora, aparecían todos los días y que los siguieron hasta Iraq.

La Agencia Central de Inteligencia de Estados Unidos publicó diez artículos sobre las investigaciones acerca de los objetos voladores no identificados de fines de la década 1940 hasta la década de 1950.

Desde hace décadas, cuando la humanidad tuvo conciencia de que la Tierra forma parte de una galaxia y que había más planetas, se ha preguntado si existe vida en el espacio exterior. Ante esta incógnita, los supuestos avistamientos de ovnis, “objetos voladores no identificados”, han despertado el interés de los ciudadanos, los científicos, las agencias de inteligencia de todo el mundo y los ufólogos, es decir, los estudiosos de los fenómenos asociados a los ovnis.

En el estado de Hidalgo, México, lo que parece de ciencia ficción, ha sido una realidad, así lo narra Malú, originaria de esa localidad quien publicará en “Mundos encontrados”, de Editorial “Más que líneas”; las vivencias y experiencias paranormales que la han acompañado desde la infancia hasta la actualidad.

Explica a la Voz Hispana: “El lugar donde resido está rodeado por dos grandes cerros,  los cuales fueron volcanes que se encuentran sin actividad;  uno  de ellos es el gran cerro, el segundo es el   más alto del estado. El otro de nombre Ana. Desde hace unos días me siento extraña por las noches tengo miedo de salir;  percibo ser observada. No me explico que es lo que me pasa; tengo sueños raros con seres extraños que me transportan en una gran esfera de cristal.

Viajó por el cielo, me llevan hacia el cerro de nombre Ana, hay unas barrancas ondas. Se abre la pared nos introducimos veo más gente en el interior que al  igual que yo tienen miedo. Dentro de la caverna, existe una gran construcción parece ser un templo muy antiguo, va pasando la gente muchos seres nos observan pasamos enfrente de ellos,  como si fuera una pasarela solo a muy pocos los detienen los demás siguen caminando.

Al detenerme e  incorporarme al final de la fila,  solo quedamos pocos los que seguimos caminando algunos de las personas que están conmigo son llevadas de regreso a la esfera por la cual venimos. Camino hacia la esfera,  quiero regresar,  pero de repente siento un tirón en la mano y me detienen;  observo como los demás se alejan dejándome.  Empiezo a gritar pero me ignoran. Dos de estos seres, me toman de los brazos y me llevan por un pasillo, el cual se encuentra muy solo;  forcejeó con ellos, pero aunque son más pequeños que yo, son mucho más fuertes. Hay poca luz, no puedo observar bien su físico y su rostro, solo sé que tienen un olor muy penetrante, que jamás había percibido en mi vida.

No era desagradable, solo intenso. Creo que ese olor no existe en la tierra,  soy incapaz de  compararlo. Soy llevada hacia una habitación , en sentido contrario al pasillo de gran luminosidad, con una luz tan blanca y radiante  que me cegaba,  no podía ver que había ni quien estaba ahí. Gritaba, pateaba; uno de ellos se acercó a mi y me introdujo una aguja en el cuello y ya no supe de mí.

Al despertar  estaba en mi cama, era de día;  no sabía si había sido solo un sueño o realmente había pasado.  Estaba realmente cansada y adolorida, los dientes  me dolían y el cuerpo, como si  fuera a tener gripe;  los días transcurrieron y la sensación que tenía de sentir que alguien me observaba aún la tenía principalmente por las noches, al mirar el cielo  me aterraba.

Nuevamente me percate, que regresaron por mí. Es el mismo lugar de la vez anterior pero con más gente junto a mi. Ahora ellos parecen dormidos, no se mueven.  Intento hablar con ellos, pero no reaccionan, estoy desesperada. Intentó escapar, corro por un largo pasillo, pero ellos me atrapan nuevamente, me vuelven a inyectar. Al parecer vuelvo a dormirme; pero esta vez,  cuando despierto,  estoy en la habitación brillante, recostada sobre una plancha, hay seres alrededor mío. Desperté pero no puedo moverme , la luz es parpadeante y brillante, no puedo verlos solo noto sus siluetas;  quiero gritar, moverme, pero no puedo. La luz me ciega, tengo la boca abierta. Nuevamente siento el dolor de dientes,  algo me hacen;  experimento un dolor intenso.

Me insertan agujas,  no entiendo que me hacen sólo sé que es insoportable. En mi mente suplicó, déjenme en paz, que alguien me ayude por favor; ayúdenme, parece como si me entendieran. Nuevamente me  inyectan, ahora  en el cuello y vuelvo a desvanecerme,  hasta despertar otra vez en mi cama.

¿Qué me está pasando? Por qué esas pesadillas? el día transcurre, todo es normal, no hay nada  extraño, la vida sigue como si nada fuera de lo normal pasara, tengo que contarlo, tengo que preguntar: ¿qué es lo que me está pasando? visito a unos amigos,  les cuento mis extraños sueños y mi sensación de sentirme observada,  pero ellos solo se burlan de mí; dicen que tendría que ver a un psiquiatra. Mis familiares tampoco me creen,  piensan que son fantasías de mi edad, es tanta la negación de mi entorno,  que termino por creerlo.

Días después, en cierta mañana, rodeada de mis amigas en el patio del colegio; como de costumbre, viendo al cielo, de pronto observo un objeto plateado,  inmenso e inmóvil, les digo a mis amigas: ¡miren que es eso, que se encuentra ahí¡;  ellas observan y dicen:  ¡es un avión¡, otra, ¡es un satélite¡,  sin darle importancia siguieron con lo suyo,  cotorreando y jugando. Mientras tanto, seguía observando.

El objeto aún paralizado, brillaba por el sol. Era un poco ovalado,  por la distancia en la que se encontraba, era más grande que un avión. De repente, empieza a moverse. Primero lento y posteriormente se iluminó aún más y avanzó tan rápido, que lo perdí de vista. En un segundo me quedé intrigada, pensando, si ellos realmente existen. Escuche comentarios sobre avistamientos de ovnis, de personas que cuentan que han sido llevadas por ella, ¿seré una de ellas? No quiero, tengo miedo.

Esta historia de la vida real, comentó Malú Franco, será documentada en el Libro: “Mundos encontrados”, la publicará la Editorial “Más Que Líneas”, en un formato e-book, con imágenes que acreditan la existencia de un mundo paranormal y de fenómenos de extraterrestres. Cada persona debe decidir por sí misma si quiere abrir los ojos o tener miedo a todos los desarrollos de nuestro tiempo, esto ya es elección de cada quien”.

VEA MAS CLASIFICADOS

LA CARICATURA DE REINALDO

Te puede interesar Noticias Relacionadas

La Voz Hispana TV

Scroll to Top