Publicidad

Columnistas

Todo lo puedo en Cristo que me fortalece

Share on print
Print
Share on email
Email
Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn
Share on whatsapp
WhatsApp

La Biblia no es un libro fácil de interpretar. Se necesita el estudio profundo de la Palabra de Dios y la dirección del Espíritu Santo para comprender las Escrituras. En la actualidad, hay numerosos pasajes y versículos bíblicos que son descontextualizados y usados incorrectamente. Uno de los versos que mayormente se malinterpreta es Filipenses 4:13. Numerosos creyentes, repiten una y otra vez: «Todo lo puedo en Cristo que me fortalece» como si se tratara de un mantra o frase sagrada que los ayudará a cumplir sus sueños, lograr el éxito y la superación personal. Esta malinterpretación de las Escrituras ocurre cuando se extraen versos de la Biblia sin considerar el contexto que los acompaña.

Es preciso leer los pasajes e historias bíblicas dentro de su contexto para hacer interpretaciones correctas. El contexto es el entorno o las circunstancias que rodean un determinado verso o pasaje y le dan sentido. En este caso, son los versículos anteriores y posteriores de Filipenses 4:13. De manera que: «todo lo puedo en Cristo que me fortalece» no debería interpretarse como una consigna para lograr el éxito, porque cuando leemos de principio a fin la carta que el apóstol Pablo envió a los santos de Filipos, notamos que se encontraba encarcelado en Roma cuando la escribió. A pesar de no saber si sería ejecutado o liberado, se mantuvo alegre y confiado en Dios. El propósito de Pablo con esta epístola fue agradecer a la iglesia por la ayuda económica que le proveyó y animarla en el gozo que no depende de las situaciones externas, porque tiene sus raíces en Jesucristo, quien lo da gratuitamente.

Pablo expresó su dependencia absoluta de Dios y su contentamiento en cualquier circunstancia, ya sea de abundancia o de escasez, porque Dios siempre estaba con él. Declaró: «… No es que haya pasado necesidad alguna vez, porque he aprendido a estar contento con lo que tengo. Sé vivir con casi nada o con todo lo necesario. He aprendido el secreto de vivir en cualquier situación, sea con el estómago lleno o vacío, con mucho o con poco. Pues todo lo puedo hacer por medio de Cristo, quien me da las fuerzas» (Filipenses 4: 10-13 NTV).

Con estas humildes palabras, Pablo exhortó a los creyentes a seguir su ejemplo. Los invitó a vivir en el contentamiento espiritual, aunque estuviesen enfermos, encarcelados, empobrecidos, expatriados, desempleados…, porque Cristo es quien provee las fuerzas para enfrentarse a toda clase de situaciones.

Filipenses 4:13 no significa que «todo lo podemos lograr», sino que «todo lo podemos sobrellevar, porque Cristo nos fortalece». Se trata de estar alegres, satisfechos y perseverantes en la fe, aun en las situaciones más duras de la vida.

En estos tiempos difíciles que estamos viviendo necesitamos reavivar la fe y la confianza en el Dios soberano que tienes planes de bien, y no de mal, para darnos un futuro lleno de esperanza (Jer. 29:11).

Si quieres leer más artículos, sígueme en mis redes sociales:
Facebook: Reflexiones Cristianas Vive la Palabra
Instagram: @lilivivelapalabra
Blog: Vivelapalabra.com

VEA MAS CLASIFICADOS

LA CARICATURA DE REINALDO

Te puede interesar Noticias Relacionadas

La Voz Hispana TV

Scroll to Top