Publicidad

Columnistas

Hijos de inmigrantes preparados para el año escolar

Lucia Núñez Del Prado, Brayan Sánchez, y Milton Guzmán.
Share on print
Print
Share on email
Email
Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn
Share on whatsapp
WhatsApp
Por Maya Mcfadden

Lucía Núñez Del Prado, Brayan Sánchez y Milton Guzmán están preparados para el nuevo año escolar que comienza el lunes: Tienen sus vacunas, incluso les parece bien llevar máscaras.

Número de alumnos matriculados en NHPS por raza/etnia.

Y, luego de experimentar el aprendizaje a distancia, prefieren la idea de volver a la clase en persona.

Lucía, Brayan y Milton reflejan la nueva cara de los estudiantes de las escuelas públicas de New Haven: Las familias del trío proceden de Bolivia, México y Perú.

Forman parte de un sistema escolar en el que los hispanos han constituido el grupo étnico o racial más numeroso durante seis años, creciendo hasta el 47%.

Las últimas cifras del Censo de Estados Unidos indican que, en general, los hispanos se han convertido en el mayor grupo étnico de la ciudad.

Al comenzar el nuevo año escolar, los tres estudiantes (que también trabajan como pasantes en La Voz Hispana de CT) hablaron sobre sus esperanzas y sueños, no sólo para las clases de este año, sino también para las futuras.

La psicóloga

Lucía Núñez del Prado, de 17 años, es una estudiante de tercer año de la escuela secundaria Hillhouse.

Desde Bolivia llegó con su madre a New Haven, en junio de 2020.

Se refiere a su madre, que es transfemenina, como su “Mapí” (“mamá y papi en una sola palabra”).

Lucía vive en Prospect Hill. El año pasado la ubicaron en Hillhouse, donde empezó a estudiar a distancia en otoño, y luego fue a la escuela en persona por primera vez en abril.

“Me pareció nuevo, pero no demasiado diferente”, dijo.

Para preparar el regresoa la escuela este otoño, Lucía se vacunó completamente este verano.

Dijo que espera seguir aprendiendo a hablar inglés mientras esté en Hillhouse.

A pesar de los ligeros nervios, dijo, está lista para ir a la escuela en persona; estaba cansada de tener que seguir las clases a distancia.

Lucía estudió en el Colegio San Ignacio de Loyola, un centro católico privado de La Paz.  “Era uno de los mejores”, dijo.

En Bolivia, dijo, tenía más clases durante períodos más cortos de tiempo mientras duraba la escuela. También cuenta que tenía muchos más deberes que en New Haven.

“La escuela aquí es más fácil”, dice.

Su familia tuvo que abandonar Bolivia después de recibir serias amenazas, dijo. Lucía, su Mapi y su hermano menor, vivieron en México durante seis meses antes de llegar a New Haven.

Tiene una hermana mayor que vive en Chile y dos hermanas menores que permanecen en Bolivia.

Aunque todavía no sabe dónde, dentro de dos años Lucía planea ir a la universidad para especializarse en psicología y comunicación. Después de la universidad, espera volver a Bolivia.

“Me gusta ayudar a la gente”, dice.

El conductor de videojuegos

Brayan Sánchez, de 13 años, es un estudiante de octavo grado en la escuela Truman. Nacido en Los Ángeles, fue criado por su familia tanto en Los Ángeles como en México.

Su madre emigró de México a Los Ángeles y luego se trasladó a New Haven, donde ahora viven en el barrio de Hill.

De pequeño, Brayan se crio con su familia en México.

Allí fue al jardín infantil y luego regresó con su madre para ir a la escuela en Los Ángeles. 

Hace dos años se mudó a New Haven permanentemente, para cursar el sexto grado en Truman. Cada año visita a su familia en México.

Brayan recuerda que, a los cinco años, caminaba todos los días a la escuela cuando vivía en México.

Describió la escuela de su infancia como pequeña, con grandes aulas repletas de masa para jugar.

“Cuando los profesores nos ordenaban que hiciéramos nuestro trabajo, nos decían que, si terminábamos, podíamos jugar con la masa para juegos”, dijo.

También recuerda haber hecho un proyecto de volcán en el jardín infantil.

Fue el primer estudiante en descubrir qué líquido [vinagre] reaccionaría con el bicarbonato de sodio para que el volcán entrara en erupción.

En cuanto a este año, Sánchez dijo que está preparado con tres nuevas bolsas de libros para elegir, y suficiente material escolar para que le dure todo el año escolar.

Cuando vuelva a la escuela el lunes, dijo Sánchez, lo que más le entusiasma es ir a la clase de gimnasia y volver a ver a sus amigos.

Por precaución, también se ha vacunado completamente y piensa motivar a sus amigos para que hagan lo mismo.

“Estoy un poco nervioso”, dijo. “Quiero que mis amigos se vacunen para que no se enfermen”.

Está deseando hablar en inglés en la escuela. En casa sus padres le piden que hable principalmente en español.

Brayan recuerda que aprendió inglés en el primer grado, tras regresar de la escuela en México.

“Fue muy difícil. Pensé que nunca lo iba a conseguir”, dijo. “Ahora lo sé, y hasta se me olvidan algunas palabras en español”.

Durante las clases a distancia del año pasado, Brayan dijo que se distraía fácilmente.

 “Mis profesores no podían oírme ni verme, así que sólo podía jugar a Fortnite en mi ps4 o dormir”, dijo.

Esto provocó que le pusieran un insuficiente (D) en la clase de escritura y que le quitaran la ps4 por sus problemas con las matemáticas.

Volver a la “escuela normal” le ayudará a mejorar sus notas porque puede lograr la atención de sus profesores más fácilmente, dijo Brayan.

Espera ser un famoso conductor de juegos en YouTube en el futuro, aunque sus padres no consideran que un conductor de juegos sea un “trabajo real”.

El abogado

Milton Guzmán, de 12 años, va a entrar en séptimo grado en la escuela Fair Haven. Nacido en New Haven, está siendo criado por su madre, que llegó desde Perú.

Este último año escolar, Milton se esforzó por aprender a distancia. Durante el comienzo de la pandemia, dijo Milton, la escuela a distancia fue algo divertido, porque podía quedarse en casa.

Al cabo de un mes de enseñanza a distancia, estaba preparado para volver a la escuela.

Mientras aprendía a distancia, Milton se dio cuenta de que sus notas empezaban a bajar. En lugar de A y B, Milton comenzó a recibir B y C.

Tan pronto como volvió a la escuela en marzo, notó inmediatamente que sus notas mejoraban.

“ En la computadora, no era capaz de hacer preguntas a mi profesor, porque no quería que los otros estudiantes me oyeran”, dijo Milton.

Durante las clases presenciales, le resulta fácil tener un trato personalizado con sus profesores.

Añadió que la mayor parte de su trabajo escolar a distancia era sobre “cosas que aprendí antes”.

Milton vive en Fair Haven. Aprendió el inglés con su hermana mayor y el español con su madre.

A menudo traduce para su madre, que sabe poco inglés.

Este año, Milton tiene ganas de estudiar español para “aprender palabras nuevas que no conocía”.

Algún día, Milton espera visitar el país natal de su madre, Perú.

Recordó un vídeo que su hermana grabó durante una visita a Perú, en el que se deslizaba por una colina de arena. “Quiero ir allí y tambien hacerlo”, dijo.

Milton convenció a su madre para que le dejara vacunarse este verano. Dice que no le importa si tiene que ponerse una máscara durante la escuela.

“Las mascarillas son normales para mí”, dijo. “Creo que es bueno que las llevemos, para no contaminar a gente que podría tener familias enfermas en casa”.

Milton quiere ser abogado en el futuro, para ayudar a los inmigrantes. Tuvo a idea cuando tenía 8 años, mirando con su madre el programa en español favorito de ambos. “Me encanta, y quizás hasta me intereso en ser juez”.

VEA MAS CLASIFICADOS

LA CARICATURA DE REINALDO

Te puede interesar Noticias Relacionadas

La Voz Hispana TV

Scroll to Top