Publicidad

Columnistas

“La crisis en la frontera no es el muro. La crisis es económica”

Share on print
Print
Share on email
Email
Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn
Share on whatsapp
WhatsApp

REPORTAJE ESPECIAL DESDE LA FRONTERA – (II)

Por Maricarmen Godoy
Cámaras: Angie Durrell y Ana Rosa Sforza

NOGALES-ARIZONA

David Hathaway es el actual sheriff del condado (alguacil), elegido en las elecciones pasadas de noviembre. Es un diplomático de carrera experto de la DEA, con un perfecto español producto de haber nacido y crecido en Nogales. Un perfil ideal para la zona limítrofe considerada, aparentemente, la frontera más peligrosa del mundo. Aun cuando el aguacil reconoce que toda la prensa nacional declara que Arizona es la “frontera más peligrosa del mundo”, al menos Nogales, la parte de Arizona, la defiende como un lugar tranquilo, donde el 92 por ciento de sus conciudadanos son mexicanos nacidos en Estados Unidos que comparten con los tonoboros, nabajos y apaches; grupos indígenas que están en estas tierras antes de la colonización y con la oleada de turistas que vienen desde “el otro Nogales” (Sonora) que está en México. 

Admite que hay “movimientos de inmigrantes que están escondidos en el campo intentando cruzar, pero que no son un peligro para la comunidad. “Son personas que vienen buscando un  futuro mejor. ¿Qué peligro pueden ser?” y afirma que el narcotráfico, las drogas, o lo que sea ilícito pasan a escondidas sin ser detectado en los camiones de legumbres o de productos importados por las dos inmensas garitas (retenes migratorios) que hay en la carretera inter-estatal y binacional por la garita (puesto migratorio) de Consigne o Mariposa. 

Y nuevamente asevera que la “crisis en la frontera no es el muro. La crisis de la frontera es económica”. Y para ratificar esta teoría dice: “Desde que empezó la pandemia los mexicanos que tienen visa B1 B2, o sea, los turistas, no pueden cruzar las garitas y los negocios del centro de Nogales están cerrados. Usted lo vio con sus propios ojos. No hay comercio. Todo está cerrado. Nogales depende del turismo y ahora no hay nada. Cada mes estudian la posibilidad de abrir el paso fronterizo pero por los contagios del COVID 19 deciden no abrir”. 

Pero cuando se le pregunta por el ingreso de los inmigrantes indocumentados, enseguida toma prudencia y dice: “Si llegan a las garitas pueden llenar formularios para pedir auxilio, o un asilo político. El retén policial es una garita con agentes federales. Ellos hacen inspecciones. Si saltan sobre el muro pueden pedir asilo político”; porque las políticas migratorias han cambiado a partir de la presidencia de Biden. Y repite nuevamente que la inmigración es un asunto federal no de su competencia; pero cuando debe apoyar en la búsqueda de inmigrantes en su condado lo hace con toda la cuadrilla de voluntarios que maneja la organización “No más muertes” y algunas otras iniciativas civiles. “Mi oficina toca a los inmigrantes cuando se pierden o cuando hay que hacer el reconocimiento de restos humanos de aquellos que en el intento de cruzar se pierden. Pero no es muy frecuente”, asintió.  Y acotó que su despacho se dedica a la investigación de crímenes locales, de robos o desmanes en la vía pública y repitió que el condado de Santa Cruz, donde se encuentra Nogales, su pueblo, es una zona tranquila.

De vez en cuando hay movimientos irregulares por los túneles que unen los “dos Nogales”

Para el alguacil el asunto de la frontera es un tema político para ganar votos, es algo que la prensa nacional quiere manejarlo como “zona de guerra que está fuera de control”, pero Nogales, por donde pasa el muro fronterizo es más tranquilo que Tucson o Phoenix que son ciudades que no topan la frontera. Zona de guerra, en sentido figurado, porque algunos trechos del muro están cubiertos de alambre de púas que le da a la ciudad un mal aspecto y que él junto al alcalde están tramitando ante la autoridad federal el retiro de la malla. 

¿Pero este año han habido más detenciones y deportaciones no solo de mexicanos sino de ecuatorianos intentando cruzar la frontera. Las organizaciones que ayudan a los inmigrantes dicen que hay una crisis humanitaria en la frontera?, preguntó La Voz Hispana. A lo que el alguacil respondió: “Hay algunas personas que pusieron agua en algunos puntos fronterizos y la policía les puso cargos por delitos federales. Ahora, los federales enfrentan cargos por abuso y los voluntarios fueron exonerados. Para mí es algo político. Yo he vivido en este pueblo por 62 años y siempre ha habido movimientos de gente que vienen de México, de Ecuador, de Guatemala o de cualquier parte que cruzan en esa frontera. Ellos vienen por buscar una vida mejor. Ellos no le hacen daño a nadie. ¿Por qué quitarles el agua?, es sólo para llamar la atención. 

En Arizona la gente es sensible. Hay refugios para los inmigrantes. La iglesia y los voluntarios estadounidenses que viven en la frontera buscan la forma de apoyar a los inmigrantes. Hay en Nogales, Tucson y Phoenix los refugios de Kino, el Juan Basco, Casa Alitas, Los Reales…que ayudan a los detenidos. Les prestan auxilio, les ponen en contacto con sus familias y hasta pagan los boletos de avión o camión de los inmigrantes para que lleguen a su destino. 

LOS NIÑOS NO ACOMPAÑADOS QUE CRUZAN LA FRONTERA

Para el alguacil los niños solos, gracias al nuevo cambio de reglas migratorias dadas por el presidente Biden, cuando cruzan inmediatamente se acercan a la garita donde están los oficiales de Inmigración. Son detenidos y luego son entregados a un familiar que viva en suelo estadounidense. Pero en la época de Trump se basaban en la ley 42 sobre la Salud y Bienestar de los Americanos y en torno a esa ley deportaban a quien sea, incluyendo menores no acompañados.  

¿Los inmigrantes detenidos dicen que les ponen en la “hielera?. “Hay una oficina de la patrulla fronteriza y ellos manejan el Centro de Detención. ¿Nunca he sabido que les ponen en un cuarto helado en un refrigerador?”, contestó el alguacil y enseguida dijo que tal vez los cuartos de detención provisional –aparentemente- son fríos porque necesitan mantenerse ventilados; pero enseguida la periodista le dijo: “Es para presionarlos a que firmen el papel de la deportación voluntaria y rápida”, él respondió. “Si cruzaron el muro, salieron de su país, enfrentaron miles de cosas. El frío no es nada. Tienen temple. Ellos vinieron a quedarse. 

 ¿Qué hace su oficina cuándo se pierden en la frontera? Cuando están perdidos en áreas rurales para rescatarles hay que darles agua, atención y medicinas porque cruzan muchos cerros. En la noche hace mucho frío y en el día mucho calor. De vez en cuando llaman al 911 y captamos el lugar y vamos a rescatarles y solo esto. Mi trabajo toca sus vidas cuando están perdidos y si hay restos humanos enseguida llamamos a la oficina del forense que está en Tucson para lograr identificarlos. El año pasado hubo 26 levantamientos de cuerpos. En Tucson, el Departamento Forense realiza pruebas para identificarlos y para ver las causas de su deceso. Por falta de comida, por insolación, por muerte violenta o cualquier motivo. 

ARIZONA LA FRONTERA MÁS PELIGROSA DEL MUNDO Y LOS TUNELES

Arizona tiene las garitas más grandes del país para el paso de personas, es decir, para que haya narcotráfico es porque hay redes en México que hacen esa clase de trabajo. Hay los coyotes que llevan migrantes y en Nogales de Arizona y Nogales de Sonora, México hay un sistema de túneles en los dos pueblos. Los federales trabajan en eso y de vez en cuando detectan movimientos migratorios irregulares dentro de los túneles. 

¿Hay sobornos a la policía?, Se toman medidas si se descubre a los corruptos. Si se descubre a un policía estadounidense ayudando al cartel o a los coyotes es tratado con los mismos cargos que un narcotraficante y otro cargo extra que tiene que ver con el soborno a la autoridad y de seguridad pública. No son frecuentes. Durante estos 62 años han sido como cuatro o cinco veces. 

Nogales, dice el alguacil, es una región para compartir la cultura. Tenemos fiestas similares que festejamos, compartimos las escuelas. Hay migrantes en las zonas rurales que quieren cruzar pero que no quieren causar problema, eso hace que no sea Arizona peligrosa. No hay crisis en la frontera, la crisis es económica ahora que los turistas no pueden cruzar la frontera. La crisis es algo que está en la política, en los medios de comunicación que hacen escándalo.  

VEA MAS CLASIFICADOS

LA CARICATURA DE REINALDO

Te puede interesar Noticias Relacionadas

La Voz Hispana TV

Scroll to Top