Publicidad

Columnistas

Juez sella testamento de Felipe en pro de la “dignidad” real

ARCHIVO - En esta foto del 8 de junio de 2015, el príncipe Felipe de Inglaterra, esposo de la reina Isabel II, sonríe tras develar una placa al final de su visita al Richmond Adult Community College en Richmond, en el suroeste de Londres. Un juez dictaminó el jueves que la voluntad del difunto Felipe debe permanecer en secreto para proteger la “dignidad” de su viuda, quien es la jefa de estado de Gran Bretaña. (AP Foto/Matt Dunham, Archivo)
Share on print
Print
Share on email
Email
Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn
Share on whatsapp
WhatsApp

LONDRES (AP) — Un juez falló el jueves que la voluntad del difunto príncipe Felipe debe permanecer en secreto para proteger la “dignidad” de su viuda, la reina Isabel II, quien es la jefa de estado de Gran Bretaña.

Felipe murió en abril tras más de siete décadas de matrimonio con la reina. Tenía 99 años.

Los testamentos suelen ser documentos públicos en Gran Bretaña, pero durante casi un siglo ha sido costumbre que los testamentos de los miembros de la realeza se sellen por orden del Tribunal Superior.

El juez Andrew McFarlane dijo que el testamento de Felipe debería mantenerse sellado por 90 años. Después de eso, se puede abrir en privado y considerar si debe publicarse.

“He sostenido que, debido a la posición constitucional del soberano, es apropiado tener una práctica especial en relación con los testamentos reales”, dijo McFarlane en un fallo escrito. “Es necesario mejorar la protección que se brinda a los aspectos verdaderamente privados de la vida de este grupo limitado de personas a fin de mantener la dignidad de la soberana y los miembros cercanos de su familia”.

El juez destacó que no había visto el testamento ni se le informó de su contenido.

McFarlane dijo que, como presidente de la división familiar del Tribunal Superior, es el custodio de una caja fuerte que contiene 30 sobres, cada uno con el testamento sellado de un miembro de la familia real fallecido, incluida la difunta reina madre Isabel y la hermana de la reina actual, la princesa Margarita. Ambas murieron en 2002.

En los años que siguieron, un hombre que afirmó ser el hijo ilegítimo de Margarita, Robert Brown, libró una batalla judicial fallida para que se abrieran ambos testamentos a fin de buscar pruebas para su reclamo.

El juez dijo que, si bien podría haber “curiosidad pública” sobre los testamentos reales, “no hay un verdadero interés público en que el público conozca esta información totalmente privada”.

El fallo apareció después de una audiencia judicial en julio que se celebró en privado. No se le permitió a las organizaciones noticiosas defender la publicación del testamento.

VEA MAS CLASIFICADOS

LA CARICATURA DE REINALDO

Te puede interesar Noticias Relacionadas

La Voz Hispana TV

Scroll to Top