Publicidad

Columnistas

“Mi novia me desprecia no sé por qué. Es que no entiendo”

Share on print
Print
Share on email
Email
Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn
Share on whatsapp
WhatsApp

Pregunta

Querida y dignísima Tía Julia.

  Le envío respetuosamente este e-milio porque una amiga lee todos sus consejos y yo noto que ha mejorado su apariencia física y actitud hacia esta “vida que es tan alta y tan alta que para alcanzarla es preciso morir, para luego existir, para, etc.” como decía el poeta Jeremías Matute de mi tierra.

  Me dice que usted es doctora de las almas como la Dra. Polo (sin usar el martillo de palo) y ayuda a resolver los problemas de la gente sin cobrar diezmos ni primicias excesivos como lo hacen algunos pastores y curas. Bueno, cada cual con su negocio.

  A mí no me gusta compartir mis crisis existenciales (“soy, pero no sé para dónde caray voy”), pero creo de un modo ferviente e irrefrenable que existe la gran probabilidad (una en 9,500.06) de que me ayude en los momentos en que sufro un descarnado y repentino desprecio que demuestra mi prometida hacia mi forma de hablar, aspecto físico, modo de ser, y mi cultura.

  Ella es de este país y vive en South Windsor, región que es más plana que una mesa de planchar. Por el contrario, a mí me gustan las montañas nevadas, pero estoy aquí y que se le va a hacer puis.

  Para que usted vea como la quiero, yo hasta le insinué la posibilidad de combinar nuestros destinos compartiendo los gastos de la renta, el matre y la comida. A ella que es americana no le agradó la forma en que se lo puse diciendo en inglés que yo no era romántico sino más bien vulgar, ramplón y prosaico También se quejó porque le compré con mis ahorritos que no eran muchos un anillito de plata con tan mala suerte que con el frecuente uso de los desinfectantes se le destiñó.

  Yo llegué desde Cochabamba (que nada tiene que ver con la “Bamba”) hace ya algunos años con la ilusión de instruir a nuevas generaciones en aritmética, matemáticas, geometría, algebra, trigonometría, astronomía y cálculo, materias en la que nosotros en el altiplano somos muy sabidos y reconocidos internacionalmente, además del litio con el que se desean quedar los de “Santa” Cruz que en realidad no son tan santos ni santas.

  Mi sueño doctorcita es convertirme en un catedrático reconocido en la Universidad de Yale y ayudar a los jóvenes a defenderse con los números y calcular la trayectoria de los vuelos espaciales entre la tierra y el planeta Júpiter es decir usar la fórmula de masa + velocidad ultra y distancia.

  En cuanto a mi masa y soma lo que sucede también tía es que después de la segunda guerra mundial muchos alemanes amigos y colegas del Adolfo Hitler viajaron a Bolivia para como dicen acá “enfriarse” de las cosas horribles y sombrías que habían cometido.

  Uno de ellos de apellido Fritz (mi padre biológico), se enamora de mi mamacita y por eso mi apariencia no es necesariamente como la de mis hermanos de sangre y mestizos, sino que soy blanco, de ojos grises y pelo tan colorado que en la escuela me apodaban cabeza de orín. De mi mamita Juanita Huanca saqué su simpatía, su ánimo bélico, compasión y las piernecitas más bien cortas, además de su afición a las empanaditas salteñas y mascar hojas de coca puis.

  La cosa fue que Gina, mi ex prometida me llevó un domingo a su casa para almorzar y me presentó a sus distinguidos padres y al abuelo que nació en Sicilia. A la hora de los postres les mencionó que planeábamos casarnos y tener nenes bonitos, rubios, y blanquitos como yo, pero con un ligero tinte exótico y las piernecitas cortas.

  Lamentablemente y después de este almuerzo familiar, la actitud de mi ahora ex noviecita cambió y cada vez que hablamos me critica por cualquier cosa. Su abuelo Al Giuliani, le dijo que nosotros en Cochabamba usamos coca no de la hoja, sino que de la otra ¿usted me entiende?

  Me siento ofendido tía porque tenía muchas ilusiones con Gina. Ahora ya no responde mis llamadas ni mis textos, pero lo bueno es que un supervisor se dio cuenta de que yo sabía muchas matemáticas y me recomendó para dar tutorías a un colegio universitario de Hartford. Por allí se empieza.

  Me siento muy decaído y mi autoestima está por el suelo.  ¿Debiera insistir con Gina, o simplemente la olvido y me voy a mi tierra de donde nunca debí salir?  

Evo Aniceto Luis del Carmen Fritz Huanca 

Respuesta:

Mira Evito Aniceto,

  Claramente, tu noviecita te está evi-tando. Tu nombre que es el masculino de Eva me recuerda al muchacho que era presidente de tu país y al cual le dieron un golpe de estado porque los de Santa Cruz se querían quedar con el litio que ahora vale más que el oro, dicen.

  Al pobre lo querían liquidar como le sucedió al presidente mártir Salvador Allende en Chile. A Evo le destruyeron su hogar y tuvo escapar ipso facto para salvar su vida y la de su familia.

  Se recuerda que a la que pusieron en su lugar entre el 2019 y el 2020, una tal Jeanine Añez desató una violenta persecución en contra de los partidarios de Evo Morales y se le responsabiliza de la muerte de 22 campesinos. La arrestaron, está en el condominio con rejas esperando un juicio acusada de genocidio, y se trató de suicidar cortándose una vena porque se deprimió. Por ahora continúa en la mazmorra para que reflexione.

  Entrando a la raíz de tu asunto con una jeringa de vacuna que no duela tanto, capto que eres una persona preparada, entusiasta por cualquier trabajo, y con ambiciones académicas lo cual se debe reconocer, alabar y ensalzar mucho demasiado.

  Creo que definitivamente debes olvidarte de Gina porque esta gina de prejuicios, continuar con tus planes en la academia y no te muevas de esta área porque ya te conocen y conocerán como a uno de tus coterráneos que se destacó en California mejorando notablemente los resultados académicos de sus estudiantes y sobrevivió a la tarea.

  Tu exnovia, se ha dejado llevar por sus ancestros, especialmente el abuelo Al, al que parece que no se le ha quitado lo racista. Lo de tener las piernas cortas no debiera ser un obstáculo para que te aprecien y tu cultura ancestral es impresionante, aunque todavía hay gente muy ignorante de los estados del sur donde están sacando con grúa los monumentos dedicados a los generales traidores partidarios de la esclavitud.

  En USA hay muchas personas tales como el expresidente que no leen y a los que los especialistas denominan, “lectores en desuso” acostumbrados a escuchar, y ver muñequitos en el plasma.

  Esto de leer o no leer ha preocupado a las autoridades y la National Endowment for the Arts, patrocinó un estudio que dio como resultado un mamotreto de 99 páginas en el que se encontró un hecho significativo. El promedio de los estadounidenses lee como promedio UN libro al año; ¡y con cuidado! Triste.

  Y la cosa muy preocupante Evín, es que el nivel de lectura de estudiantes entre el cuarto y octavo grado en la mitad de los estados de la nación ha declinado, menguado y decrecido. Así como lo oyes. El problema es que este fenómeno de escasez de buenos lectores, que al igual que el comprender lo leído, escribir y razonar son la clave de la adquisición del conocimiento está afectando por ausencia de recursos y maestros como tú a los niños y jóvenes de grupos afroamericanos, latinos y blancos pobres, y a fanáticos de la raza blanca seguidores del Donald Trump, el mentiroso.

  Esto de negarse a leer, explorar bibliotecas y solamente concentrarse en las fatulas imágenes del Fox News afecta el razonamiento político, la reflexión, el juicio, el sentido de ética y la moral.

  Te deseo suerte en tu búsqueda profesional y en cuanto a las féminas, busca en los círculos académicos (no con tus estudiantes) o de gente seria, y no te metas a indagar y echar el ojo en clubes, polladas, o eventos donde la gente libe en exceso, fume cannabis o abuse de otras sustancias.

  Cuídate y mucha suerte.  

  Tía Julia

Comentarios a los sabios comentarios de la Tía Julia: Soy una muchacha de Enfield y no estoy de acuerdo con esto de permitir el uso y abuso de la marihuana. Leía en los periódicos que para el Memorial Day aumentaron los arrestos en las carreteras de Connecticut y del país. Los que están enllollados no respetan las leyes del tránsito. Temo que después de legalizar la yerba, continúen dándole luz verde a la heroína, la fumadera de opio y otros venenos. He dicho y gracias. Margarita.

VEA MAS CLASIFICADOS

LA CARICATURA DE REINALDO

Te puede interesar Noticias Relacionadas

La Voz Hispana TV

Scroll to Top