Publicidad

ACTUALIDAD

Columnistas

Anuncio de cumbre parece indicar distensión entre EEUU-China

Banderas de EEUU y China en el lugar de negociaciones comerciales entre los dos países, en Beijing el 14 de febrero del 2019. (Foto AP/Mark Schiefelbein, File)
Share on print
Print
Share on email
Email
Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn
Share on whatsapp
WhatsApp

BEIJING (AP) — En una relación tan compleja como la existente entre Estados Unidos y China, el mero anuncio de que un diálogo resultó productivo es considerado un avance.

Nueve meses después de iniciada la presidencia de Joe Biden, los dos bandos parecen finalmente estar tratando de aliviar tensiones que datan de la presidencia de Donald Trump, si bien perduran fuertes desacuerdos en cuanto a comercio, Taiwán y otros temas.

Una reunión a puertas cerradas en Zúrich, entre el asesor de política internacional chino Yang Jiechi y el asesor de seguridad nacional de la Casa Blanca Jake Sullivan no estuvo acompañada de las típicas muestras de animosidad presentes en encuentros anteriores.

Tras el encuentro de seis horas, Estados Unidos informó sobre un acuerdo en principio para una cumbre entre Biden y el líder chino Xi Jinping, antes de fin de año. Los dos han hablado por teléfono dos veces desde que Biden asumió la presidencia en enero, pero nunca se han reunido formalmente.

Perduran, sin embargo, profundas discrepancias entre los países que son, desde muchos puntos de vista, los dos más poderosos del mundo y que se encuentran en medio de una fría rivalidad. Algunas discrepancias, en temas como seguridad, comercio y uso de tecnología, podrían resultar irreconciliables, pero encuentros productivos podrían manejarlas y evitar que afecten otras esferas como la cooperación mutua en la lucha contra el cambio climático.

“No creo que esto lo cambie todo ni que estemos en el umbral de una época dorada, pero quizás hemos tocado fondo, es decir hemos llegado a un nivel donde podemos bajar más”, estimó Drew Thompson, ex funcionario de defensa de Estados Unidos que estuvo a cargo de relaciones militares con China, Taiwán y Mongolia.

Thompson, hoy en día profesor en la Universidad Nacional de Singapur, afirmó que el encuentro en Zúrich salió “espectacularmente bien” comparado con el de marzo en Alaska, también entre Sullivan y Yang, y otros similares en los últimos tres años.

Zhao Kejin, profesor de política internacional de la Universidad Tsinghua de Beijing, describió las gestiones actuales como un intento de mejorar relaciones, y conjeturó que un encuentro Xi-Biden podría coronar el proceso.

“Comparado con las tensas relaciones imperantes durante la administración Trump, la relación actual se dirige hacia una distensión”, expresó Kejin.

“Ahora bien, cuán lejos llegará, habrá que ver”, añadió.

Uno de los escollos fue resuelto hace dos semanas, cuando fiscales estadounidenses llegaron a un acuerdo con una ejecutiva china de una empresa de telecomunicaciones, poniendo fin a un dilatado proceso de extradición y permitiendo que ella salga de Canadá y regrese a China.

Poco después, dos canadienses retenidos por China durante más de dos años fueron liberados, y dos estadounidenses que no podían salir de China recibieron permiso de regresar a su país.

VEA MAS CLASIFICADOS

LA CARICATURA DE REINALDO

Te puede interesar Noticias Relacionadas

La Voz Hispana TV

Scroll to Top