Publicidad

Columnistas

Impuestos a boletos aéreos a la diáspora y el abuso de los gobiernos dominicanos

Share on print
Print
Share on email
Email
Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn
Share on whatsapp
WhatsApp

A propósito de la participación del presidente dominicano Luis Abinader Corona, en la Asamblea General de la ONU el 22 de septiembre, 2021, el mandatario se reunió con lideres de todos los partidos políticos y organizaciones que representan la diáspora en la ciudad de New York. En una de sus declaraciones públicas este dio a conocer que su gobierno concede para fines de ejecución, en algunos casos, conquistas a los dominicanos de aquí. Entre algunas de ellas está la adquisición de un edificio en el que se alojará el Consulado, la JCE, una oficina del Banco de Reservas, Seguro de salud y hay que mencionar que ya se hizo un recorte en los precios de los servicios consulares, y muy significativo la reducción en el costo de la expedición del pasaporte. Estas fueron promesas que antes fueron ofrecidas por los Gobiernos de Danilo Medina y el PLD y en este momento voy a tirar al medio a la mal recordada Ana Gateroux que mucho prometió y nada cumplió a los dominicanos de Connecticut. Y es que fui de los muchos incautos y bobos a los cuales esta señora nos tomó el pelo. El presidente dijo que evaluará la posibilidad de reducir o eliminar los impuestos a los pasajes aéreos a la Rep. Dom.

Es bueno indicar que la Rep. Dominicana es una de las naciones de la región donde los impuestos al pasaje aéreo es un maltrato y abuso para cualquier dominicano que quiera ir a su tierra. Es inimaginable e injusto el costo de un pasaje a la bella Quisqueya, pues los impuestos que se aplican van desde un 52% a un 60% del valor real del boleto. Segun fuentes consultadas por este columnista.

No importa las ofertas que hagan las líneas aéreas siempre, pero siempre, el precio está muy caro, tal alto como las nubes. No importa que lo compre fuera del país, porque los gobiernos anteriores al PRM y este también, han aplicado el impuesto a las líneas aéreas por pasajeros transportados que entran o salen del país, sin importar su procedencia. “Es así como somos tratados los que con él envió de remesas aportamos a la base de la economía de la Rep. Dom y el bolsillo de los políticos ladrones y corruptos que nos han exprimido por décadas”.

Sepa usted compatriota que en dominicana operan 52 aerolíneas que son usadas por aproximadamente nueve millones de personas cada año. Los precios de los boletos se fijan de manera compleja: dependen del número de asientos vendidos en una fecha determinada y del tipo de asientos, la fecha y hora del vuelo, y otros factores que considere a su conveniencia la aerolínea. Pongamos un ejemplo: comparemos la tarifa para la ruta New York-SDQ con la ruta New York-Kingston, esta última es 95 kilómetros más larga que la ruta NY-SDQ, sin embargo, el precio del boleto es $101 dólares más caro. Lo mismo pasa con la ruta NY-Cancun, que es 6 km más larga que la ruta NY-SDQ, pero el boleto aéreo es $102 dólares más caro. Esta es la realidad: el efecto de este impuesto sobre el costo de este pasaje es de 40% más caro del valor del boleto aéreo. Mire usted como se nos agradece todo lo que hacemos por la patria.

Pero eso no es todo ni se queda ahí, a esto se le agrega el odioso ITBIS que es de un 18%, el más caro de toda la región del Caribe para servicios aeronáuticos. Pero eso no es todo, ni se queda ahí, salga corriendo que temblara la tierra. A esto se le agrega: el impuesto aeroportuario de salida a todos los pasajeros, por un valor de $20 dólares. Los cargos por aeronáutico y aeroportuario, que suman $30.00 dólares. De esta suma 15 son destinados a las instituciones encargadas del tráfico aéreo y promoción turística, como el Instituto de aviación Civil (Idac) y la Junta de aviación Civil, el ministerio de Turismo, el Comité Ejecutor de la Infraestructura de Zonas turísticas, el Cuerpo Especializado de aviación Civil y la Fuerza aérea. Los otros 15 dólares por concepto de entrada a los aeropuertos nacionales corresponden en su mayoría a la empresa Aeropuertos Dominicanos Siglo XXI (Aerodom) que es la arrendataria de seis de los aeropuertos del país. Y hay más impuestos, para que se entierre vivo. El impuesto al combustible de aviación (Avtur) de un 6.5% del valor del consumo. Al final de todo esto ya veo por qué nuestros hermanos colombianos, peruanos, bolivianos, venezolanos y Boricuas se cansaron, salieron a las calles a protestar, tumbaron pacíficamente gobiernos y paralizaron sus actividades diarias por tanto abuso y presión fiscal para que un grupo se sinvergüenzas ladrones vivan de nuestro sudor, pero lo que no veo es por qué los dominicanos de allá no han hecho lo mismo.   

VEA MAS CLASIFICADOS

LA CARICATURA DE REINALDO

Te puede interesar Noticias Relacionadas

La Voz Hispana TV

Scroll to Top