Publicidad

ACTUALIDAD

Columnistas

Disparo de Baldwin destaca riesgos de producción apresurada

Una foto aérea del Rancho Bonanza Creek en Santa Fe, Nuevo México, el sábado 23 de octubre de 2021. El actor Alec Baldwin disparó una pistola de utilería en el set de un western que se filmaba en el rancho el jueves 21 de octubre, matando a la directora de fotografía e hiriendo al director, dijeron las autoridades. (Foto AP/Jae C. Hong)
Share on print
Print
Share on email
Email
Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn
Share on whatsapp
WhatsApp

NUEVA YORK (AP) — El tiroteo fatal de Alec Baldwin en un set de filmación ha puesto las miradas en un rincón a menudo invisible de la industria cinematográfica donde los críticos dicen que la búsqueda de ganancias puede conducir a condiciones de trabajo inseguras.

Con un presupuesto de unos 7 millones de dólares, el western “Rust” no era una película independiente de micropresupuesto. La ganadora del Oscar del año pasado, “Nomadland”, se hizo por menos. Pero el set en Nuevo México donde Baldwin le disparó a la directora de fotografía Halyna Hutchins tenía en su equipo miembros sin experiencia, aparentes fallas de seguridad y una seria disputa laboral.

Para algunos en el negocio, las fallas reflejan problemas más grandes en una industria cinematográfica que está en rápida evolución.

“La producción está explotando y se están recortando aún más los presupuestos”, dijo Mynette Louie, una veterana productora de cine independiente. “Algo tiene que fallar”.

El tiroteo ocurrió en un momento de mucha actividad, cuando las producciones de cine se están incrementando ante la relajación de las restricciones por la pandemia. Los servicios de streaming han aumentado la demanda de contenido. Y mientras tanto, la industria está luchando con los estándares en los sets de cine.

El alguacil del condado de Santa Fe, Adan Mendoza, dijo que hubo “cierta autocomplacencia” en el modo en que se manejaron las armas en el plató. Los investigadores encontraron 500 cartuchos de munición — una mezcla de balas de fogueo, cartuchos falsos y balas reales sospechosas — pese a que la especialista en armas de fuego del set, la armera Hannah Gutiérrez Reed, dijo que nunca debió haber municiones reales en el lugar.

La atención se ha centrado en Gutiérrez Reed, de 24 años, quien había trabajado sólo en un largometraje anterior, y en el asistente de dirección Dave Halls, quien le entregó el arma a Baldwin. Según una declaración jurada, Halls gritó “pistola fría” para indicar que era segura de usar, pero dijo a los detectives que no revisó todas las cámaras del arma.

La falta de un protocolo adecuado para el manejo de las armas sorprendió a cineastas veteranos.

“Esto fue incompetencia, inexperiencia y — odio decir esto — falta de preocupación por tu trabajo. Si hay un montón de municiones en una caja, no es así como se hace”, dijo Mike Tristano, un armero profesional desde hace muchos años.

Varios miembros del equipo de cámaras de “Rust” abandonaron el set en medio de discordias sobre las condiciones laborales, incluyendo procedimientos de seguridad. Esa mañana se contrató un nuevo equipo, según el director Joel Souza, quien habló con los detectives. Estaba parado cerca de Hutchins y fue herido por el disparo.

VEA MAS CLASIFICADOS

LA CARICATURA DE REINALDO

Te puede interesar Noticias Relacionadas

La Voz Hispana TV

Scroll to Top