Publicidad

ACTUALIDAD

Columnistas

No hay turismo en Belén pese a sus tesoros restaurados

Turistas visitando la Basílica de la Natividad, en la ciudad cisjordana de Belén, el martes 16 de noviembre de 2021. (AP Foto/Nasser Nasser)
Share on print
Print
Share on email
Email
Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn
Share on whatsapp
WhatsApp

BELÉN, Cisjordania (AP) — Cuando falta poco más de un mes para la Navidad, los restauradores están devolviendo su gloria dorada a una enorme mampara de madera —alguna vez ennegrecida por el humo generado por millones de cirios de los feligreses—en la Basílica de la Natividad, construida en el sitio donde muchos creen que nació Jesús. Sin embargo, se esperan muy pocos visitantes en la próxima temporada navideña.

La Belén bíblica ha pasado por muchos problemas desde el inicio de la pandemia hace casi dos años. Normalmente, Navidad es una temporada pico para el turismo en la ciudad, ubicada en la Cisjordania ocupada por Israel. Antes de la pandemia, miles de peregrinos y turistas de todo el mundo visitaban la Basílica y la adyacente Plaza del Pesebre.

Israel reabrió este mes sus fronteras a los turistas vacunados, pero se espera que relativamente pocos viajen a Belén para la temporada navideña y nada cerca del récord del año que precedió a la pandemia. La mayoría de los turistas que visitan Belén vuelan a Israel, pues Cisjordania no tiene aeropuerto.

Una sección de mosaico renovado adorna la Basílica de la Natividad, en la ciudad cisjordana de Belén, el jueves 11 de noviembre de 2021. (AP Foto/Nasser Nasser)

Muchos de los hoteles en Belén han cerrado sus puertas y los dueños de tiendas han sufrido para sobrevivir. Aladdin Subuh, cuya tienda está junto a la Plaza del Pesebre, dijo que solamente abre sus puertas para airear el local.

“Casi es Navidad y no hay nadie. Imagine eso”, dijo, mirando a los pocos transeúntes con esperanzas de ver a un extranjero en busca de un recuerdo. “Durante dos años, nada de negocios. Es como morir lentamente”.

Aunque la pandemia ha vapuleado la otrora floreciente rama turística de Tierra Santa para israelíes y palestinos por igual, para una ciudad que es muy dependiente del turismo el impacto ha sido especialmente severo. Israel, la principal entrada para los turistas extranjeros, ha prohibido la entrada de la mayoría de visitantes extranjeros durante el último año y medio, antes de la reapertura este mes.

Apenas 30.000 turistas entraron a Israel en la primera mitad de noviembre, comparado con 421.000 en noviembre de 2019, de acuerdo con el Ministerio del Interior.

El gobierno autónomo palestino, que administra los enclaves autónomos en Cisjordania, solamente ha provisto un apoyo limitado, en la forma de exenciones fiscales y programas de formación a hoteleros, operadores de turismo y guías, informó Majed Ishaq, director de mercadotecnia en el Ministerio de Turismo palestino. Dijo que el ministerio iba a lanzar una campaña para alentar a los ciudadanos palestinos de Israel a visitar Belén y otros sitios en Cisjordania durante la temporada navideña. Añadió que espera que el número de turistas extranjeros sea de entre 10% y 20% de las cifras prepandémicas.

Otros no se sienten tan optimistas.

“No creo que el turismo vaya a regresar pronto”, dijo Fadi Kattan, un chef y hotelero palestino en la Ciudad Vieja de Belén. La pandemia lo obligó a cerrar su casa de huéspedes Hosh Syrian en marzo de 2020 y tuvo que despedir a sus empleados.

Mujeres posan para una foto junto a las columnas renovadas, durante una visita a la Iglesia de la Natividad en Belén, Cisjordania, el 16 de noviembre del 2021. (AP Foto/Nasser Nasser)

Dijo que no era factible financiera ni prácticamente reabrir antes de Navidad, especialmente a la luz de una nueva ola de infecciones de coronavirus en Europa. Añadió que tomará años a la economía de Belén recuperarse del “impacto combinado de dos años” de pandemia, desde hoteles y restaurantes hasta los granjeros, dueños de tiendas y lavanderías que dependían de sus negocios.

“Para reabrir de forma segura tenemos que ver que existen perspectivas a largo plazo”, afrimó.

En un día reciente en la Basílica de la Natividad, la perla más preciada de Belén, un solitario grupo de turistas italianos entró a la iglesia del siglo VI que en los años antes del COVID-19 habría tenido una fila larga frente a la puerta. Atrás de ellos varios empleados municipales estaban comenzando a encender las luces navideñas en la Plaza del Pesebre.

El templo ha sido sometido a una renovación millonaria desde 2013 que fue organizada por un comité presidencial palestino. Restauró a su gloria inicial mosaicos recubiertos de oro y suelos de mármol, además de realizar grandes reparaciones estructurales al sitio, patrimonio de la humanidad de la UNESCO y una de las iglesias más antiguas de la cristiandad.

Aún quedan trabajos por hacerse, dijo Mazen Karam, director de la Fundación de Desarrollo de Belén, el grupo detrás de algunas de las restauraciones de la iglesia. El proyecto ha costado ya 17 millones de dólares, pero Karam dijo que se necesitan otros 2 millones para restaurar las baldosas de la iglesia e instalar sistemas antincendios y de climatización.

Un proyecto separado por parte de la Iglesia Ortodoxa Griega para restaurar el iconostasio —una mampara de madera del siglo XVIII que separa el santuario de la nave del edificio— fue aplazado por la pandemia, pero ahora se acerca a su final luego de tres años de trabajos arduos.

“Ha sido un reto enorme”, dijo Saki Pappadopoulos, un tallador de madera que trabaja con la compañía griega de restauración Artis, a cargo del proyecto.

Pero el sacerdote ortodoxo griego en la basílica, Issa Thaljieh, se siente optimista antes de la temporada navideña.

“Gracias a Dios, día a día vemos a más grupos llegar a Belén —no quedándose en Belén, quizás solamente para una visita— pero es un buen indicio”, dijo, parado en el piso de mármol de la iglesia. “Belén sin turistas, sin personas visitando Belén, no es nada”.

VEA MAS CLASIFICADOS

LA CARICATURA DE REINALDO

Te puede interesar Noticias Relacionadas

La Voz Hispana TV

Scroll to Top