Publicidad

ACTUALIDAD

Columnistas

Embargos hipotecarios obligan inquilinos a abandonar viviendas

Teresa Fernández en el exterior de su próximamente antigua casa.
Share on print
Print
Share on email
Email
Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn
Share on whatsapp
WhatsApp
Por Thomas Breen

Teresa Fernández y sus dos pequeños hijos proyectan mudarse el mes próximo al otro lado del Hill, a un apartamento en la Congress Avenue, puesto que el banco ha embargado su casa unifamiliar alquilada en City Point.

Fernández, su hijo y su hija seguían en el interior del 286 de la avenida Greenwich el sábado al mediodía, a la misma hora en que estaba prevista una subasta de embargo hipotecario de la propiedad.

Nadie se presentó a la venta.

Eso significa que la casa, que tiene 121 años, seguirá en manos del banco Wells Fargo, que ejecutó en septiembre la hipoteca del anterior propietario, Juan Jiménez.

(Aunque la hipoteca original de 2006 sobre el inmueble seguía a nombre de Jiménez, este renunció a la propiedad del inmueble en 2014 a favor de Sandra V. Freire Silva, que era la propietaria legal del edificio hasta la ejecución hipotecaria ordenada por el tribunal este otoño).

286 Greenwich Ave.

Todavía con el pijama puesto el sábado por la mañana después de otra larga semana trabajando como limpiadora en un centro comercial Target cercano, Fernández dijo al Independent que ella y sus hijos han vivido en la casa alquilada de tres habitaciones en Greenwich Avenue desde el año pasado.

Dijo que había nacido en la República Dominicana y se había criado en City Point y el Hill. Sus padres siguen viviendo al lado, en la avenida Greenwich. 

Fernández dijo que había conseguido un apartamento de dos habitaciones en la Congress Avenue, para que su familia se mudara en diciembre.

“Me siento bien” en lo que se refiere a la mudanza, dijo Fernández, ya que su actual casa alquilada está deteriorada.

Área de entrada en el 286 de Greenwich …
… escalera hacia el sótano …
… y el pasillo de arriba.

Señaló la pintura descascarada del techo de la entrada, los trozos de yeso que faltaban en una de las paredes del dormitorio y las manchas de agua en la escalera que conducía al sótano.

¿La peor parte de la casa?

“Tiene muchos ratones”, dijo.

“La casa no está en buen estado”.

Fernández dijo que ella y otra inquilina del 286 de la avenida Greenwich tenían un acuerdo con el propietario, mediante el cual Fernández pagaba el gas y la electricidad, y la otra ocupante se ocupaba del pago del alquiler mensual de 1.200 dólares.

Dice que ha estado al día con los pagos de la luz y gas, pero no está segura de que su compañera de piso esté al día con el alquiler.

También dijo que el propietario, Silva, vive en Ecuador y viene a New Haven de visita sólo algunas veces al año.

Dijo que el dueño le había avisado antes del sábado de que la casa había sido embargada, lo que les dio tiempo, a ella y a su familia, de buscar un nuevo apartamento en otro lugar de la ciudad.

Theresa Behrens: el “comité” designado por el tribunal.

Frente a la casa de Greenwich Avenue, el sábado a mediodía, estaba Theresa Behrens, la abogada -o “comité”- designada por el tribunal para supervisar el proceso de ejecución hipotecaria.

Behrens dijo que el viernes recibió cinco o seis solicitudes de posibles compradores.

Un inversionista con placas de Nueva York, viajó hasta City Point para hacer un recorrido por la casa el sábado por la mañana.

Al final, el inversionista no se quedó para la subasta, dijo Behrens, después de constatar el estado de deterioro de la propiedad y tras enterarse de que el banco había propuesto una oferta inicial de más de 112.000 dólares.

Según la demanda original de embargo presentada en el tribunal estatal el 18 de marzo de 2020, Jiménez suscribió una hipoteca de 104.000 dólares en el 286 de la avenida Greenwich en agosto de 2006 con H&R Block Mortgage Corporation.

Eso fue tres años después de haber comprado la propiedad en 2003 por 90.000 dólares.

La demanda sostiene que H&R Block Mortgage Corporation traspasó la hipoteca de Jiménez a Option One Mortgage Corporation en 2005.

American Home Mortgage Servicing Inc., que compró Option One en 2008, posteriormente transfirió la hipoteca de Jiménez en 2009 a Wells Fargo Bank, como administrador de Option One Mortgage Loan Trust 2007-1, Asset-Backed Certificates, Series 2007-1.

Según la denuncia, Jiménez había incumplido el pago de la hipoteca tras no haber satisfecho las cuotas mensuales de capital e intereses que se remontan a noviembre de 2019.

La notificación de septiembre de 2021 de la sentencia de embargo por venta en el caso, indica que Jiménez tenía una deuda total de más de 101.000 dólares en la hipoteca a mediados de agosto.

Como nadie presentó una oferta el sábado, dijo Behrens, la propiedad permanecerá en manos del banco.

Dijo que ahora informará al demandante sobre lo que observó en la propiedad durante la visita del sábado, y proporcionará una lista de recomendaciones sobre lo que debe hacer ahora mientras trata de encontrar un nuevo comprador para el 286 de Greenwich.

Lo primero de la lista: “Climatizar” el edificio, para protegerlo de la nieve, el hielo y el clima invernal que se avecina.

VEA AQUÍ CLASIFICADOS

¿Embaraza o planificando quedar embarazada?
Está bien tener preguntas sobre la vacuna contra el COVID-19 para menores de 5 a 11 años

Te puede interesar Noticias Relacionadas

La Voz Hispana TV

Scroll to Top