Publicidad

ACTUALIDAD

Columnistas

“Mi familia ha cogido mi casa para celebrar las fiestecitas familiares”

Share on print
Print
Share on email
Email
Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn
Share on whatsapp
WhatsApp

Querida Tía:

Saludos de parte mía y de un grupo de amiguitas que trabajamos aquí en Walmart donde leemos el periódico durante el break del lunch y aprendemos mucho con las muchachas españolas que tiene un doctorado en Sexología Aplicada Ultra Orgámica.

  Quisiéramos sugerirle al editor que ponga más buzones rojos de La Voz en todos los Dunkin Donuts para que nuestra población se eduque y desarrolle un sentido más crítico de las cosas ya que como usted bien dice, al pan, pan; al vino, vino; y al pitorro, pitorro o alambique.

  Resulta que soy la hermana menor de una familia de cinco hermanos donde todos ellos son mayores que yo y siempre me han añoñado mucho y aunque ya tengo 46, con esposo y 4 hijos, siguen pensando que soy una nenita y me apodan “baby.”

  La cosa es tía que cada vez que hay un cumpleaños, bautizo, aniversario, divorcio u otro evento, todos mis hermanos, sobrinos, cuñadas, comadres y amistades caen en mi casa y soy yo la que tengo que cocinar ya que mis cuñadas son mas flojas que la mandíbula de arriba y lo que hacen es sentarse pierna arriba en la sala para que mi pobre esposo que es de origen chino les sirva pernil, arroz con palitos, dragón Morcilla Kung Fu y sopa wanton.

  Es cierto que me siento contenta al ver a mis hermanos, especialmente a Pipote que es el mayor y me quiere mucho, pero éste es bueno para la fiesta y bebe como si tuviese el hígado de plástico.

  El caso se ha puesto serio ya que alquilamos un apartamento más grande de cinco cuartos en el segundo piso en la calle Main con un balcón, encima del apartamento donde residen los dueños que son muy buenos y que gracias a Dios son tan sordos como una muralla. Es en que las fiestas, en el baile se acostumbra con zapateo, brincos, empujones y figuras de la música de perreo, salsa y de la rumba española de la madre que dicen nos parió.

  Usualmente las fiestas duran desde las nueve de la noche hasta que los rayos del sol irrumpen por la ventana del baño, y a las tres de la mañana debo prepararle a mis hermanos la sopa de mondongo, semejante a la que preparan en el Comerio de Hartford para que se les pase la juma y sigan bebiendo y comiendo hasta la hora del desayuno.

  Ahora que se acercan la fiestas de fin de año temo lo peor. Mi hermano mayor envió a mi apartamento, sin avisarnos ni nada, unas mesas y veinte sillas plegables por lo que entiendo que se van a dejar caer con la tonelada de gente, teenagers texteadores y niños chicos que juntos mucho chavan el parto. Con Yun, mi esposo, estamos preocupados ya que el año pasado se quedaron por dos días celebrando y hablando del pueblo de Canóvanas en donde nacimos, y cantando aguinaldos.

  Como le digo, yo quiero mucho a mis hermanos porque me tongonean, me traen regalos y tratan muy bien a mi esposo. Ahora lo están animando para que corra como representante estatal en New Haven abogando por todos los restaurantes chinos y coreanos que no son pocos.

  Le agradeceré su consejo acerca de la manera en que debo actuar con mis hermanitos que se están poniendo más pesados que un asopao de tuercas.

   Saludos a todos ustedes de mi parte y de mis amigas Gladys, Cachifa, Nunriabel, y Mamankita.

Sanantona

Respuesta

Querida Sanantona

Me he quedado reflexionando profundamente acerca de tu hermoso nombre que tiene una rima intrínseca y que sin estar en el santoral católico me parece que es la armónica fusión de los nombres Sonia y Antonio (Sona+Antonio= Sonantona).  Claramente le cambiaron la “o” por “a” por razones obvias e inteligentes. 

   Les doy las gracias a tus amiguitas por sus calurosas expresiones de apoyo y por favor diles que estamos aquí para servirles con el Sr. King, la Sra. Rosa, Don Gracia, Don Limeres, Don Tejada y la pastora, y otros amigos de la comunidad.

  Volviendo al punto, te encuentro toda la razón en cuanto al abuso del uso de tu sagrado hogar ya que, de seguir así, a tu esposo cuando les hagan una radiografía a los pulmones, le saldrán allí las caretas de tus hermanos comiendo morcilla y dándose el mavi con malicia, es decir mezclado con pitorro que es la nueva receta que circula por allí por la Broad, la calle donde mueren los valientes.

  Con mucho cariño y respeto fraternal, reúnete con tu hermano mayor Pipote y le planteas claramente que entre todos debieran alquilar un club de esos chuiquitos como para quinceañeros, pero sin olor a humedad, con amplios estacionamientos, cocina, y servicios higiénicos y de este modo lleven a cabo en armonía y paz las comelatas y bebelatas que mencionas. 

  De esa manera cada familia trae algo y te sugiero que te encargues del delicioso plato de guineitos en escabeche que me gusta mucho y es dietético y que tus dinámicas cuñadas que se han vuelto vaguitas y se echan pa’tras, se encarguen del arroz con gandules, el pernil, las alitas de pollo, y si el caso lo amerita el grandioso Pachón. ¡Qué quede claro que nadie traiga patitas de pollo, French fries con manteca, sino que platos más sustanciales y sanos!

  Que Pipote se encargue de la cerveza y el ron, y así, todos aportan al encuentro familiar y de este modo tu esposo puede descansar ya que eso de hacer también deliveris de noche es peligroso y desgasta emocional e intelectualmente.

  Te sugiero que te pongas firme en esta decisión y si así lo deseas puedes suavizar tu presentación explicándote a Pipote que ya estás más cansada que caballo de carrusel y que a tu esposo le está doliendo ya la espardita de tanto agacharse para atender a las visitas. Explícale además con amor y respeto lo de la policía y exagera un poco para que se asuste.

  Ya es tiempo de que tus cuñadas vagas cesen el abuso, te inviten a ti, y tus hermanos encuentren otros lugares para sus farras monumentales donde veo que abunda la glotonería y la sinrazón de las sinrazones.

  Explícales que, así como madre hay una sola, tenemos también como el corazón, un solo hígado que sufre cada vez que le tiramos encima un pitorro potente de 120 grados el cual, además de chavarles los dientes de la boca del estómago, les mata neuronas cerebrales y pueden en un futuro cercano, comenzar a creer que las gallinas quedan embarazadas, que los pollitos nacen a los nueve meses y que los Repus no mienten.

  También y esto es más efectivo que un corcho para la indigestión, explícales lo del COVID-19, la variante Delta y Gamas, además del Ómicron que dicen que es mas traidor que los que asaltaron el Congreso el pasado seis de enero.  

  Te deseo una Feliz Navidad, un Próspero Año Nuevo 2022, Feliz Dia de Reyes en paz, armonía, salud, y en compañía de tus amiguitas, tu chinito y tus graciosos nenes. Salúdame a Pipote que era el apodo de mi primo.

La Tía.

Comentario a los Sabios Consejos de la Tía Julia.
Somos un grupo de amigas de Middletown donde abundan los restaurantes italianos y deseamos agradecerles la publicación de La Voz Hispana de Connecticut que nos mantiene informadas, orientadas y bien aconsejadas. Ustedes con la radio, el programa de televisión, y el Interné nos mantuvieron semanalmente informadas de temas como la Pandemia mala e historias que nos distraen “mucho demasiado” como dice Don Felo y su hijo Felito. Como ya no hay una radioemisora FM ni AM en español para Connecticut, ustedes y solo ustedes nos mantienen al tanto de lo que pasa en otros pueblos y ciudades.

VEA AQUÍ CLASIFICADOS

¿Embaraza o planificando quedar embarazada?
Está bien tener preguntas sobre la vacuna contra el COVID-19 para menores de 5 a 11 años

Te puede interesar Noticias Relacionadas

La Voz Hispana TV

Scroll to Top