Publicidad

ACTUALIDAD

Columnistas

Emprendedoras cubanas empujan barreras y buscan más apoyo

Natalhie Fonseca y su esposo Ernesto Collazo posan para una foto familiar con sus hijas Hana y Dana en su garaje en La Habana, Cuba, el domingo 26 de diciembre de 2021. (AP Foto/Ismael Francisco)
Share on print
Print
Share on email
Email
Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn
Share on whatsapp
WhatsApp

LA HABANA (AP) — La emprendedora cubana Natalhie Fonseca se levanta al amanecer, lava, cocina, cuida a sus dos niñas, limpia, ayuda a su marido a atender una cafetería y trata de sacar adelante su propio negocio, una tienda en línea de productos de decoración infantil que ella misma fabrica con telas coloridas. Aunque se siente con energía, alguna vez se enfermó y tuvo que bajar el ritmo.

“El día a ninguna nos alcanza. Somos mujeres que nos levantamos muy temprano a trabajar y nos acostamos muy tarde”, dijo a The Associated Press. Fonseca, de 32 años, dueña de “Carrete”, quien forma parte de un naciente grupo de empresarias en la isla y está pensando en la posibilidad de dar el siguiente paso y convertir su proyecto en una pequeña empresa. “¡Si tuviéramos un poco de ayuda!”.

Hace algunas décadas, la isla estaba a la vanguardia de los derechos de las mujeres, por ejemplo, en los años 60 aprobó una normativa que permitió el aborto gratuito y en los 70 fomentó su incorporación masiva a la producción. Sin embargo, en el marco actual una apertura económica a la iniciativa privada que les permite ser propietarias de sus negocios, las emprendedoras son apenas una tercera parte de los trabajadores por cuenta propia (TCP) -independientes del Estado- y poco más del 20% de las socias de las nuevas pequeñas y medianas empresas (pymes).

VEA AQUÍ CLASIFICADOS

¿Embaraza o planificando quedar embarazada?
Está bien tener preguntas sobre la vacuna contra el COVID-19 para menores de 5 a 11 años

Te puede interesar Noticias Relacionadas

La Voz Hispana TV

Scroll to Top