August 13, 2022 9:25 pm

Increíble, pero Cierto

Facebook
Twitter
Email
Print
Un pequeño empujoncito para alejar asteroides

 Nuestro planeta está expuesto a violentos viajeros venidos desde las profundidades insondables del espacio y un impacto de ellos seria apocalíptico para la actual civilización. Por este motivo la NASA ha estado observando al asteroide Didymos que mide media milla y a Dimorphos de unos 520 pies y que órbita alrededor del primero. Las rocas espaciales pasaron en el 2003 a unas 4.5 millones de millas y volverán en años próximos.

  Las autoridades de la NASA enviarán una expedición espacial para estudiar lo que podría asemejarse a lo que presentó la película de ciencia ficción Armagedón en 1998 cuando un grupo de improvisados astronautas quienes eran expertos en horadar la tierra en profundas excavaciones, aterrizan en el asteroide que de chocar con el planeta produciría una hecatombe.

  En el caso de Didymos se intentaría darle un “empujoncito” para desviar su trayectoria alejándolo así de la órbita terrestre.

  Se desconoce si este será un esfuerzo mancomunado con otras potencias mundiales que ofrezcan apoyo a esta iniciativa. La mala noticia es que estos asteroides no serán los últimos, pero la tecnología los descubre, calcula su orbita y permite prepararse para cambiar su trayectoria.

Las vacunas han hecho milagros

El tema de ser vacunado se está usando con fines políticos y millones de personas invocando la libertad de hacerlo o no, se ponen en riesgo ellos o ellas, sus familias y vecindarios. He aquí lo que se ha logrado con las vacunas.

  Tan temprano en el tiempo como en 1796 el Dr. Edward Jenner crea la primera vacuna para combatir la viruela causante de millones de muertes en Europa y en el nuevo mundo conquistado por los europeos. Su idea fue inocular porciones del virus que dieron como resultado activar el sistema inmunológico para defender al organismo. Otras naciones iniciaron este proceso de vacunas entre ellas Dinamarca en 1810, Rusia en 1812, Suiza en 1816 y Suecia en 1822. En este último país se producían un promedio de 12,000 muertes al año 1801, pero con la vacuna se redujo a 11 decesos en 1822.

  En 1820 de descubrió el efecto positivo de la quinina para combatir el azote de la malaria.

  Investigaciones y estudios científicos llevaron a el descubrimiento de la vacuna para combatir a la funesta tuberculosis. Los doctores Robert Koch y Louis Pasteur descubrieron en 1822 el llamado bacilo de Koch causante de la enfermedad. Esta inmunización protegió y continúa salvaguardando a cientos de miles de vidas.

  Una de las enfermedades más temidas en la historia fue la difteria cuya inmunización se inicia en 1920. En este mismo año se inicia la vacuna para combatir al tétano que preservó millones de vidas en las guerras que azotaron al planeta, tales como la segunda de alcance mundial.

  Un inmenso triunfo de las vacunas fue la destinada en 1952 para combatir la poliomielitis que paralizaba a millones de niños. El presidente Franklin Delano Roosevelt fue una de sus víctimas. En 1952 la enfermedad afectaba a 50,000 niños. En el 2011 este flagelo solamente afligía a 628.

  Además de estos adelantos científicos que no tuvieron tanta oposición como ha tenido la vacuna para contrarrestar el Covid-19 y sus variantes; el descubrimiento de antibióticos para matar o neutralizar bacterias, ha salvado a millones de personas afectadas por infecciones a la garganta, sinusitis, e infección a las amígdalas. La penicilina fue implementada por Alexander Flemming.

  La humanidad agradece estos descubrimientos y por lo general aprecia la labor de científicos que mantienen en estado de alerta al planeta y trabajan para implementa nuevas vacunas. Es este el caso del Dr. Anthony Faucy quien, con un grupo de expertos e investigadores de diversas universidades, recomiendan el uso de las vacunas para enfrentar el coronavirus. Hay un consenso internacional entre científicos acerca de la importancia de enfrentar de un modo mancomunado la plaga actual y las que se avecinan.

A propósito de desperdicios

  La Agencia de Protección del Ambiente que fue prácticamente eliminada bajo la pasada administración de Donald Trump, lleva a cabo bajo el actual gobierno del presidente Biden investigaciones relacionadas con la cantidad de desperdicios que producen los ciudadanos de Estados Unidos y sus efectos negativos para el ambiente.

  Según los cálculos de científicos, el ciudadano de este país produce diariamente casi seis libras de basuras, de las cuales 1.51 son potencialmente reciclables.

  Con una población de 323.7 millones de habitantes, se calcula que se desechan alrededor de 728 mil toneladas de basuras. También se sabe que se lanzan a la basura unos 268 millones de productos de papel y cartones.

  En la actualidad se intenta motivar en la ciudadanía el reciclamiento de millones de botellas plásticas.

Articulos Anteriores

vea aqui más clasificados

La caricatura de rein

Siguenos