August 11, 2022 11:19 pm

“La Mujer Puertorriqueña” Takes Center Stage at PRU Gala

Cheila Serrano con sus hijas, Kiana y Keila Cintrón, y su compañero, Julián Cintrón.
Facebook
Twitter
Email
Print

Por Lucy Gellman

Una defensora de los derechos de los inmigrantes que convirtió sus experiencias en una plataforma de organización y divulgación.

Una incansable salsera que lleva décadas ejerciendo su profesión por toda la ciudad y la ha convertido en “boricua de honor”.

El equipo del PRU rinde homenaje a Feny Taylor.

Una institución en el barrio de Hill donde los ancianos latinos pueden envejecer con dignidad en medio de una crisis de vivienda asequible.

Y una veterana militar con el mensaje de que nada es imposible, si estás dispuesto a estar presente.    

Esos fueron solo algunos de los homenajeados y oradores en el Amarante’s Sea Cliff el jueves por la noche, cuando Puerto Ricans United (PRU) celebró su primera gala presencial desde 2019.

Dedicado a “la Mujer Puertorriqueña”, el evento reconoció a líderes comunitarios, campeones culturales y organizaciones dedicadas a apoyar y amplificar las voces puertorriqueñas en New Haven y sus alrededores.

Tuvo lugar en un contexto nacional de fuertes retrocesos de los derechos reproductivos y que penalizan desproporcionadamente a las mujeres negras y morenas, y en el tercer año de una pandemia que ha causado la muerte de latinos a un ritmo muy superior al de sus pares blancos.

Joe Rodríguez, Presidente del PRU: ” Reconocemos a los pioneros que nos precedieron, a los campeones entre nosotros”. Lucy Gellman Photos.

“La mujer puertorriqueña desempeña un papel vital en nuestra cultura y por eso, rendimos homenaje a las pioneras que nos precedieron. Nos apoyamos en los hombros de otros, y muchos de esos otros son mujeres”, dijo el presidente de la PRU, Joe Rodríguez.

Fundada en 2015, PRU es una organización con sede en New Haven, dedicada a celebrar el arte y la cultura puertorriqueña durante todo el año.

Además de su festival anual, PRU celebra una Parranda Navideña cada diciembre, organiza campañas de recogida de juguetes y celebra el Día de Reyes, difunde la cultura puertorriqueña y conmemora la abolición de la esclavitud en Puerto Rico.

Este año, el festival tendrá lugar en el Green de New Haven, el 13 de agosto.

¡Comienza la fiesta! Lucy Gellman Photos.

Este jueves, los homenajeados fueron Cheila Serrano, directora de servicios sociales de la Junta para la Acción Progresista, la salsera, cervecera y tostadora de café Alisa Bowens-Mercado, la organización sin fines de lucro Casa Otoñal, con sede en Hill, y el colaborador de PRU Ricardo Caliz.

Se otorgó un premio especial a Feny Taylor, que ha apoyado a la PRU y a la comunidad de New Haven durante décadas.   

En cada mesa, PRU colocó una fotografía y una biografía de una mujerpuertorriqueña notable, desde María de las Mercedes Barbudo hasta Lolita Lebrón, pasando por Ruth Fernández Cortada y Sila María Calderón.

En cada asiento, un folleto diseñado por el artivista de New Haven Juancarlos Soto – un orgulloso miembro de la junta directiva de PRU, con su propia historia de encontrar su hogar en New Haven- con tres mujeres bajo una bandera puertorriqueña.

Rodríguez lo calificó de saludo a las mujeres taínas, negras y afrocaribeñas y europeas que existen en la cultura puertorriqueña. 

Una campeona de la comunidad

La segunda de diez hijos de padres de Naranjito, Puerto Rico, Serrano creció en Fair Haven y el Hill, a lo que llamó "una casa muy completa" donde todos se llevaban bien.

En la escuela, supo que podía contar con la querida educadora Dra. Abie Benítez.

Fuera de la escuela, se apoyó en la entonces alcaldesa Evelyn Rodríguez, que la llevó a su primer viaje a Nueva York.

Más abajo, Norma Franceschi, de R&M Corner Market, que sigue siendo un pilar de la calle Castle, siempre estaba pendiente de ella y sus hermanos.

Rodríguez vitorea al jefe de la NHPD, Karl Jacobson, que lleva menos de un mes en el cargo
El arte de Soto ocupó un lugar destacado en la subasta silenciosa. Lucy Gellman Photos.

Cuando se graduó en la Wilbur Cross High School hace más de dos décadas, decidió devolver a la comunidad lo que la gente le había dado a ella.

Esto la llevó a Junta, donde se quedó mientras formaba una familia con su marido y sus dos hijas, que ahora son estudiantes de la Metropolitan Business Academy.

Agradeció a la actual Directora Ejecutiva, Bruni Pizarro, por guiar a la organización durante el Covid-19, y elogió a las anteriores Directoras Ejecutivas, Kica Matos y Sandra Treviño, por ser especialmente influyentes en su trayectoria profesional. 

Soto, que trabajó junto a Serrano en la Junta hasta 2016, le agradeció por darle una plataforma para el trabajo asesoramiento.

Pizarro recuerda que conoció a Serrano en 2017, cuando trabajaba para ayudar a las familias desplazadas por el huracán María a reinstalarse en New Haven.

Ella era, como la calma en la tormenta. Y así seguía siendo cuando Pizarro se convirtió en directora ejecutiva interina, a principios de 2020, y se encontró con los terremotos en enero de 2020, y la respuesta de la Junta a la pandemia a mediados de marzo.

“Estos dos últimos años, he visto a Cheila superar todos los retos de esta época y hemos estado juntas.”

Se volvió hacia Serrano mientras hablaba. “Me siento humilde por tu brillantez, tu dedicación, tu humildad.”

“Tengo mucho baile por delante”

Bowens-Mercado (vestido rojo) con su padre, William Bowens, su madre, Millicent Bowens, y su esposo, John D. Mercado. Lucy Gellman Photos

Como mujer que ha ayudado a su comunidad a través de su trabajo, Serrano estaba en buena compañía.

Bowens-Mercado, que dirige Alisa's House of Salsa desde hace 22 años y Rhythm Brewing desde hace cuatro, recibió una gran ovación, vítores, y aplausos por su contribución al arte y la cultura en la ciudad.

Nacida y criada cerca de Bethany, Bowens-Mercado baila desde que tenía tres años y rogó a sus padres que la dejaran tomar clases en el Gloria Jean's Studio of Dance de West Haven.

El estudio “se convirtió en mi segundo hogar”, pero no fue hasta que, en un viaje de negocios a los veinte años, entró en el hotel El San Juan y sintió la seducción del arte.

Cuando regresó a Connecticut, tomó clases de salsa, y luego se volvió lo suficientemente buena como para enseñar.

En dos décadas, ha ocupado múltiples estudios y también ha convertido en su pista de baile el New Haven Green, el Museo Peabody, varios centros urbanos y, más recientemente, la Avenida Central.

Como muchos artistas obligados al cierre, perdió casi 10.000 dólares en menos de una semana. Pero comprobó que el apoyo de la comunidad la ayudó a salir adelante.

Arriba: Bowens-Mercado con Joe Rodríguez, John Mercado, y Magaly Cajigas.
Magaly Cajigas, “Para nosotros, ella es 100 por ciento boricua". Lucy Gellman Photos.

Su negocio de la cerveza experimentó un gran auge. Aprendió a dar clases al aire libre y reabrió sus puertas con cuidado, siguiendo las directrices del CDC y limitando la asistencia.

Y sigue bailando. Muchos de sus admiradores -entre ellos sus padres, Millicent y William, y Frank Hall, veterano del estudio desde hace 13 años- estaban en la sala el jueves.

Magaly Cajigas, de la Junta Directiva del PRU, recordó aquellos primeros días del negocio de Bowens-Mercado. Antes del nacimiento de su hija, Cajigas y su marido Eddie, tomaron clases de salsa con Bowens-Mercado y les gustaba tanto que las mantuvieron hasta que entraba al sexto mes de embarazo.

“Ha estado bailando por toda la ciudad,” dijo el representante estatal Juan Candelaria, quien también elogio a Casa Otoñal por prestar servicio a las personas mayores hispanas.

Fundada en 1976 en el barrio de Hill de New Haven, esta organización sin fines de lucro, ofrece viviendas asequibles para personas mayores de 62 años.

“Nada Es Imposible”

Ese orgullo se manifestó en el discurso principal de la noche, pronunciado por la veterana de la Operación Libertad Iraquí (OIF) y miembro de la Guardia Nacional del Ejército de Connecticut, la coronel Lesbia Nieves.

Nacida en Puerto Rico, Nieves llegó con su familia a Springfield, Massachusetts, cuando sólo tenía cinco años, y rápidamente se convirtió en la traductora de sus padres por la rapidez con la que aprendió el inglés.

Después de graduarse, como sus padres no podían ayudarla con la universidad, Comprendió que el ejército podía ser su camino hacia la educación superior.

“Nada es imposible, nada,” dijo bajo aplausos.

Después de la secundaria, se dedicó al objetivo del ejército y también se enamoró, convirtiéndose en esposa y luego en madre de tres hijos.

Casa Otoñal recibe un premio por su servicio sin fines de lucro a la comunidad latina
Miss Pre-Teen Puerto Rico de Greater Hartford Destiny García y Michelle Sánchez, y Little Miss Puerto Rico de Greater Hartford. Lucy Gellman Photos.

Cuando estaba en combate y temía por su vida, “me decía a mí misma: ‘Quiero ser abuela”‘, alternando el inglés y el español mientras hablaba entre frecuentes aplausos.

Exhortó a los asistentes a encontrar la fe en su trabajo y en sus familias. Después de los aplausos, el personal de Amarante’s preparó el lugar para el baile, que se prolongó hasta la madrugada.

La tradición continúa en agosto, cuando el Festival Puertorriqueño anual, de un día de duración, vuelve al New Haven Green.

Rodríguez dijo que la planificación se ha llevado a cabo en estrecha consulta con el Departamento de Salud de New Haven y los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC).

Articulos Anteriores

vea aqui más clasificados

La caricatura de rein

Siguenos