September 25, 2022 1:51 pm

Los ominosos vientos otoñales

Facebook
Twitter
Email
Print

El viernes 2 de septiembre, Gustavo Arnal saltó del balcón de su apartamento en el piso 18 del lujoso edificio Jenga, en Tribeca, el bajo Manhattan.

¿Qué llevó al super exitoso gerente financiero de Bed, Bath & Beyond a suicidarse? Arnal, habría inflado el valor de las acciones de su compañía, luego vendió más de $1.0 millón en acciones infladas, muchos accionistas lo demandaron por fraude corporativo.

Hay varios sometimientos judiciales contra ejecutivos que inflaron el valor de las acciones para luego venderlas antes de la debacle. Esas estadísticas corporativas infladas alimentan las estadísticas oficiales sobre la solidez económica nacional, pero en gasolineras, bodegas y supermercados, se siente exactamente lo opuesto.

Sólo el 36% de los padres dijeron que pueden comprarles todos los útiles escolares a sus hijos para retornar a clases, de acuerdo a Morning Consult, un reporte anual sobre el tema. El año pasado el 52% podía comprarlos.

Hace poco ex jefes del Pentágono y ex jefes del Estado Mayor Conjunto emitieron un comunicado alertando sobre el deterioro de las relaciones entre civiles y militares.

Analizando las razones de ese problema de seguridad nacional, dijeron: “Socialmente, la pandemia y sus dislocaciones económicas han roto patrones sociales y han puesto una enorme presión sobre individuos y familias”. Los guardias no saben falsificar estadísticas económicas, estudian el origen de las amenazas para enfrentarlas.

Unos 2,150 ejecutivos corporativos vendieron o están vendiendo sus acciones infladas, antes de que estalle la burbuja que ellos crearon.

Como Arnal, otros ejecutivos pueden suicidarse, o caer presos, y su “solidez económica” falsa, que los políticos promovieron como buena y válida, también colapsará, probablemente en otoño.

¿Por qué este otoño?

Históricamente, si el mercado bursátil pierde valor en verano, tenemos consecuencias en octubre. El Dow Jones perdió valor de manera consecutiva durante las últimas tres semanas. Eso ocurrió en el 2008, y el 15 de septiembre colapsó Lehman Brothers, el 24 de octubre colapsó Wall Street. Colapsó el 19 de octubre del 1987, el gran colapso del 1929 fue en octubre.

Iniciando el verano, los principales ejecutivos bancarios advirtieron sobre un “huracán financiero” en el futuro inmediato.

Inmediatamente después del verano, cada año, llega el otoño.

Articulos Anteriores

vea aqui más clasificados

La caricatura de rein

Siguenos