September 27, 2022 3:56 am

  Ponte a pensar en Hartford, no hay opositores políticos

Facebook
Twitter
Email
Print

En una reciente visita que hice a Panamá pude darme cuenta de las radicales opiniones que hacen los líderes políticos a través de los medios de comunicación, especialmente, la televisión de la cual no me despegaba por las tardes. Nuestro asesor politólogo Salvador Ponciano, de Waterburry, dice: “Viajar es cultura y te educa.”

Tiene la oposición panameña, en los medios de comunicación, un aliado al servicio de todos los partidos políticos incluyendo al de Gobierno. Recuerdo como este medio de comunicación transmite videos de imágenes en donde la gente de escasos recursos se expresaba de forma libre en contra del Gobierno, así como también le piden que fueran en su auxilio mientras se veían las imágenes de pobreza extrema y el deterioro de las infraestructuras. Lo mismo pasa en Puerto Rico, Colombia, Perú, República Dominicana y otros países democráticos en donde hay una verdadera oposición que no se vende ni se compra. Ahora, como modo de educación paso a explicar brevemente que es la oposición.

Oposición política: dentro de un régimen democrático, la oposición tiene entre sus tareas la de poner límites al Gobierno de turno, ya sea local o estatal, para mantener el equilibrio entre las intenciones de la autoridad y el apego a la legalidad. Dentro de estas tareas la oposición tiene tres funciones dentro de una democracia: colaboración, control y respuestas. Una oposición sólida se construye entre otros aspectos, con la discusión entre Gobiernos y sus adversarios para buscar soluciones y mecanismos con los que se solucionan las problemáticas de las ciudades, estados y país. Es de suma importancia que la oposición busque gobernar desde la colaboración y asumir la responsabilidad de disentir y de apoyar los gobiernos buscando el bienestar para la población. Aunque no esté en el poder, la oposición necesita: hacerse oír, para debatir, criticar, denunciar, investigar e ilustrar a la opinión pública y al pueblo al que se debe. Una oposición muda o ausente deja el camino libre para que las decisiones respondan únicamente a los intereses de un grupo político y da paso a la corrupción y el tráfico de influencias. La oposición debe ser constructiva y no destructiva sobre todo aportar soluciones al momento de las denuncias.

Hemos visto casos puntuales en países como el Salvador en donde expresidentes han sido llevados a la justicia producto de la buena oposición que hacen los lideres. Entre ellos: Francisco Flores, Antonio Saca y Mauricio Funes. También tenemos el caso de Costa Rica con el expresidente Rafael Calderón. En Perú, los casos de P P K, la funesta familia Humala y la trágica comedia de Alan García. En el mismo Panamá, el ocaso de la familia Martinelli. Ahora Pongámonos a pensar en nuestra ciudad de Hartford… ¿Tenemos una oposición política real? ¿Tenemos lideres opositores? ¡Lamentablemente nooooo! Si la hay yo no la siento y nadie más que un experto como yo para identificarla ¿Que si hay líderes opositores? Tres gatos. He aquí los nombres: concejal Josh Michtom del partido de las Familias Trabajadoras, Wildaliz Bermudez (Retirada), del mismo partido y el delegado demócrata Elvis Tejada. O sea, yo… (Agradezco a Minnie González y al pueblo de Hartford por dejarme ser la voz de la oposición en este distrito) …Que alguien más me diga (y la Voz Hispana es un espacio abierto para hacerlo) ¿qué líder político está haciendo oposición a esta administración, de Luke Bronin. Ninguno. Todos son cómplices por omisión. Nadie dice nada. Desde los representantes estatales, senadores, concejales y delegados demócratas…ninguno hace oposición. ¡Aquí la oposición es una MIERDA!

Con su silencio y por su silencio supuestos lideres políticos se eligen y reeligen una y otra vez. Mientras tanto esta ciudad vive la realidad de ser la ciudad más violenta en la nación, vive la realidad de que las ratas pululan nuestras calles, vive la realidad de sentir miedo al salir a las calles porque no hay un efectivo y el número de policías que salga a las calles a protegernos, en esta ciudad las balas, las Drogas y las muertes son nuestro pan de cada día…y aquí nadie sale a decir estas cosas. Nuestro alcalde Luke Bronin no está cumpliendo sus promesas de campaña y según rumores de fuentes confiables está listo para buscar otra reelección. ¡Que pantalones! Y lo peor es que no tenemos hasta ahora un candidato bueno que le haga oposición y todavía peor aún: es capaz de ganar…precisamente por la falta de oposición constructiva y el silencio cómplice de nuestros políticos locales. Somos tan masoquistas que nos quema el sol y no buscamos la sombra.

Otro ejemplo funesto lo es el del Representante Estatal, Julio Concepción, es el peor servidor público electo que tiene esta ciudad y que responde a intereses económicos poderosos y no a los intereses de su distrito. Son muchas las denuncias por inepto en su contra y nadie dice nada.  Tampoco nadie lo reta en unas elecciones para elegir a uno que en verdad funcione. Aquí nadie dice espero ese, pero tema lo dejaré para próximas ediciones…. ¿Ven porque me incluyo dentro de la lista de los tres que hacemos oposición seria y real?

A excepción de La Voz Hispana ningún medio de noticias es capaz de abrir espacios de critica a los políticos, es todo un silencio y miedo a la clase gobernante, nadie se la juega. Tampoco ningún locutor, cobardes todos. ¿Es que son parte el sistema? ¿Los alcanzó el tráfico de influencia? Por su silencio son parte de la desgracia social de este pueblo, del tráfico de Drogas y las muertes de nuestros hijos. ٕSí, ustedes mis amigos políticos, son parte del problema y culpables de la situación porque no son buena oposición.

¡Para terminar, quiero usar la frase del legendario politólogo Ramón Arroyo: ¡Despierta Boricua…carajo!

Articulos Anteriores

vea aqui más clasificados

La caricatura de rein

Siguenos