August 16, 2022 11:40 pm

Recordaron a las 200,000 víctimas del bombardeo nuclear en Hiroshima y Nagasaki

Facebook
Twitter
Email
Print

Por Juan D. Brito

  Este pasado viernes 6 de agosto a las siete de la tarde en el santuario de los cuáqueros en la calle Quaker Lane en West Hartford, se llevó a cabo bajo el lema Abolición de las Armas Nucleares, un recordatorio de la inmolación de más de 200,000 civiles de estas dos ciudades del Japón, victimas de las dos primeras bombas nucleares utilizadas los días 6 y 9 de agosto de 1945.

  Con la presencia de unas cien personas, hizo uso de la palabra en este evento anual el Obispo Peter Rosazza quien proveyó un recuento histórico de la creación de este proyectil que llevó a la rendición incondicional del Japón cuyas ciudades habían ya recibido masivos bombardeos aéreos que habían prácticamente demolido a la ciudad de Tokio.

  El obispo que fue el párroco por varios años de la parroquia del Sagrado Corazón en Hartford planteó el peligro actual de una potencial conflagración nuclear debido a la existencia de inmensos arsenales atómicos en los Estados Unidos, Rusia, China, Israel, Francia, e Inglaterra, entre otras potencias mundiales.

  “Estamos en otro periodo de guerra fría y una conflagración global más, significaría una situación apocalíptica,” dijo el pastor católico.

  El orador principal insistió en la importancia de educar a las nuevas generaciones acerca del impacto brutal de una bomba, cuyos efectos no han sido suficientemente difundidos entre la ciudadanía.

  El maestro de ceremonias de la actividad fue Steven Fournier y entre otros oradores se hicieron presentes Joe Wasserman que habló acerca del tema No Nukes, No War; Steve Krevisky, Jim Brasile de la organización Veteranos por la Paz; Tom Connolly quien leyó un poema alusivo al terrible uso de bombas atómicas. Además, actuaron en el evento la poetiza Margaux Hayes, y los cantantes Kevin Lamkins, Steve Fournier e Ian Fay.

  El evento finalizó con un minuto de silencio en memoria de Walt Dunnels, Joanne Bauer y otros pasados activistas por la paz. También se llevó a cabo la tradicional ceremonia de prender cirios frente al símbolo de la paz.

  En la foto, el Obispo Peter Rosazza durante su presentación.

Articulos Anteriores

vea aqui más clasificados

La caricatura de rein

Siguenos