August 17, 2022 5:33 am

¿Y dónde están los trabajadores para llenar miles de vacantes?

Facebook
Twitter
Email
Print

Este tipo de titular ha encabezado muchas noticias e historias en la prensa estadounidense y se refiere al hecho de que después de la crisis Pandémica que comienza en marzo del 2020, hay áreas en la economía que están urgentemente necesitadas de fuerza laboral.

De acuerdo a estadísticas recientes, son millones los anuncios de empleos y aunque los niveles de desempleo continúan altos, los trabajadores que tengan las destrezas necesaria para ciertas labores especializadas son escasos.

Industrias como supermercados y restaurantes están buscando casi en estado desesperación más empleados debido al aumento de demanda de servicios de consumidores y clientes que buscan regresar a lugares de esparcimiento social y a entretenimientos. Esta demanda de servicios se da mayormente en sectores suburbanos donde individuos y familias que después de 14 meses de restricciones tales como el uso de máscaras, distanciamiento social y el hábito de desinfectarse constantemente las manos; buscan regresar a una sociedad donde hasta febrero del 2019 no existían límites ni barreras para congregarse socialmente.

La paradoja es que aun cuando la tasa de desempleo este pasado mes de marzo alcanzó el 8.3% que es más alta que la tasa de desempleo en Estados Unidos que alcanza un 6% y más del doble comparada con la de un 3.7% que caracterizó al mes de febrero del 2020 antes de la agresiva llegada del Covis-19; hay trabajos disponibles.

Según la opinión de Chris DiPentina, presidente de la Asociación de Industrias y Negocios de Connecticut, si bien el desempleo es alto, aquellos trabajos que reclutan posiciones no necesariamente especializadas, trabajos de manufactura, servicios financieros, labores en negocios de distracción y hostelería no pueden conseguir solicitantes.

Algunas de la razones que exponen los expertos están relacionados con el fenómeno sanitario y social de la pandemia. Por una parte, está el temor justificado de potenciales trabajadores de contagiarse con el Covis-19 sobre todo en contacto con el público, el déficit de lugares seguros y acreditados en el cuido de niños e infantes, miles de personas que han aprendido a sentirse cómodos trabajando desde el hogar, u otros que están en el proceso de iniciarse en nuevas carreras.  La cantidad de empleos disponible a nivel nacional alcanzó a 8.1 millones y el aumento de más oportunidades de empleo se ha dado de acuerdo a la Oficina de Estadísticas Laborales de los Estados Unidos en las áreas de servicios de venta de alimentos, educación, entretenimiento y recreación.

En el caso del sistema público de Hartford preocupa a los administradores unas 36 vacantes para ayudantes de maestros de nivel elemental cuya labor es fundamental para servir mejor a la nueva generación de estudiantes desde los niveles preescolares y niveles básicos de educación que requieren tutoría constante en lectura, escritura, aritmética y en el aprendizaje del idioma inglés.

Otro motivo para la reticencia de personas para solicitar empleos son los cheques de $300 dólares de desempleo a la semana que en muchos casos son cantidades semejantes a lo que los trabajadores recibirían a través de un empleo. Esta es la opinión de Jeff Hamilton, presidente y gerente general de Mohegan Sun.

Para otros, la expansión de los beneficios del desempleo ha creado un habito de vivir, aunque de un modo ajustado sin tener que trabajar, cumplir horarios laborales o estar bajo una constante supervisión. Sujetos más conservadores acusan al gobernador Ned Lamont de fomentar la práctica del Welfare, refiriéndose a beneficios que han estado bajo el lente de la crítica y culpables de dar una razón para no trabajar, ni esforzarse ni progresar a través de medios legales como sería un empleo.

Sin embargo, otros economistas y líderes sindicales consideran este argumento una verdadera falacia y crasas mentiras alimentadas por el racismo y la crítica constante de individuos anglosajones en relación a la comunidad afroamericana, latina e inmigrante.

“Los bien conocidos salarios bajos y beneficios de desempleo exiguos no proveen incentivos para que personas capaces se reintegren al mundo del trabajo y quienes trabajaron para empresas como los McDonald, Burger King y DD tienen dificultades para reclutar o de incentivar la permanencia de sus empleados,” dijo Steven Barr quien crítica los magros beneficios y oportunidades de promoción o jubilación típicos de los negocios de comida rápida. “Son empleos sin futuro ni alicientes,” añadió Barr.

Como resultado de las restricciones impuestas por la plaga Covis-19, muchas mujeres han tenido que permanecer en sus hogares ya que las escuelas iniciaron el sistema de educación virtual y se espera que con las vacunas y práctica de precaución tales como un acercamiento limitado, uso de máscaras puedan sus hijos regresar a sus escuelas.

Por otra parte, los expertos dudan que incluso con los beneficios de desempleo y otras ayudas federales establecidas por el gobierno bajo la administración de Joe Biden y el partido demócrata, una familia pueda sobrevivir y progresar.

Algunos gobernadores republicanos prohibirán beneficios adicionales de $300, mientras que el gobernador Ned Lamont ha anunciado que de lograrse regularizar la asistencia escolar a establecimientos educacionales con clases presenciales; los beneficios extras de $300 terminarían en el próximo mes de septiembre.

En restaurantes de West Hartford hay invitaciones para que personas interesadas soliciten trabajos ya que, con la reapertura, el tiempo de espera para un almuerzo o una cena puede durar hasta media hora y los dueños están optando por exhortar a posibles clientes a utilizar el servicio de Internet o teléfonos para hacer reservaciones. “Es que no hay suficientes empleados,” dijo el señor Grant, propietario del restaurante Bricco.

“Vivimos una situación sin precedentes donde vemos una alta tasa de desempleo (8.3%) y un alto número de vacantes disponibles para trabajar,” dijo Patrick Flaherty, director de investigación del Departamento del Trabajo.

Para la manufactura aeroespacial, la posibilidad de encontrar técnicos especializados y con experiencia es también un problema porque cuando los administradores llaman a los exempleados que fueron a la cesantía por la crisis de la Pandemia para que se reintegren, estos han encontrado ya otros empleos. “Encontrar por ejemplo a soldadores con experiencia se ha tornado una búsqueda muy difícil,” Dijo Doug Folsom de la empresa Whitecraft Group. A esto hay que agregar la cantidad de trabajadores super especializados que se acogieron al retiro dejando vacantes difíciles de llenar con personas con habilidades semejantes.

Los expertos aconsejan paciencia ya que el impacto de la pandemia ha sido considerable porque para abril del 2020, Connecticut perdió 290,000 empleos afectando a los pequeños negocios tales como cines, grandes centros comerciales como los malls, trabajos de barberos, y salones de belleza. Sin embargo, Connecticut ha conseguido recobrar unos 176,400 empleos, es decir un 60.3% de los trabajos que se perdieron por causa del Covis-19.

Articulos Anteriores

vea aqui más clasificados

La caricatura de rein

Siguenos