September 27, 2022 4:05 am

Acusan a hombre de explotación infantil y amenazar con dañar a niños si contactan a policía

Facebook
Twitter
Email
Print

STAMFORD. Vanessa Roberts Avery, fiscal del Distrito de Connecticut, y David Sundberg, Agente Especial a Cargo de la División de New Haven de la Oficina Federal de Investigaciones, anunciaron que Gregory Butts, de 51 años, de Sprague, ha sido acusado con cargos penales federales por una denuncia de delitos de explotación infantil y amenazas a sus victimas.

Butts compareció ante el juez federal Thomas O. Farrish en Hartford. Ha estado detenido desde el 4 de marzo del 2022, cuando fue arrestado por violar su libertad condicional estatal.

Como se alega en la denuncia, en noviembre del 2020, familiares y amigos de dos menores desaparecidos en Colorado publicaron información sobre los menores en las páginas de las redes sociales e incluyeron un número de teléfono pidiendo al público que llamara para brindar información.

Butts, con su propio número de teléfono bloqueado, llamó al número y habló con una amiga de los menores desaparecidos, quien grabó la conversación. Butts declaró que estaba con los menores desaparecidos y que había tenido contacto sexual con ellos.

Amenazó con dañar a los menores desaparecidos si se grababa la conversación o si se contactaba a la policía, y amenazó a la amiga que contestó el teléfono. Luego dijo que devolvería a los menores desaparecidos si la amiga tenía relaciones sexuales con él. Poco después de que los menores fueran reportados como desaparecidos, regresaron a casa. No sufrieron daños y no fueron secuestrados.

Se alega además que los investigadores determinaron que la llamada provenía de un área escasamente poblada en Sprague, Connecticut, y que Butts era un delincuente sexual registrado que vivía en el área y estaba en libertad condicional luego de una condena estatal por contacto sexual ilegal con un menor.

Después de que un oficial de libertad condicional de Connecticut identificó la voz de Butts en la grabación, los oficiales de libertad condicional registraron la residencia de Butts y otra residencia donde también se había alojado y confiscaron una computadora, dispositivos de almacenamiento, varios teléfonos celulares y otros artículos.

Una búsqueda de los artículos incautados reveló miles de imágenes y videos de pornografía infantil. También se alega que una búsqueda de los artículos incautados reveló conversaciones descargadas que Butts tuvo en Snapchat con menores. En los chats, Butts participó en conversaciones sexualmente explícitas e hizo numerosas amenazas y exigió fotos sexualmente explícitas.

La denuncia acusa a Butts de posesión de pornografía infantil, que, según sus antecedentes penales, conlleva una pena mínima obligatoria de prisión de 10 años y una pena máxima de prisión de 20 años; tentativa de coerción y tentación de un menor para participar en una actividad sexual ilegal, que conlleva una pena mínima obligatoria de prisión de 10 años y una pena máxima de cadena perpetua; y hacer una amenaza interestatal de dañar, que conlleva una pena máxima de prisión de cinco años.

El fiscal federal Avery enfatizó que una denuncia penal no es evidencia de culpabilidad. Los cargos son alegatos, y se presume que el acusado es inocente a menos y hasta que se pruebe su culpabilidad más allá de una duda razonable.

Este caso está siendo investigado por la Oficina Federal de Investigaciones en New Haven, Connecticut y Loveland, Colorado, con la asistencia de la Oficina de Libertad Condicional para Adultos de Connecticut, la Policía Estatal de Connecticut y el Laboratorio de Ciencias Forenses de Connecticut. Está a cargo de la acusación en el caso la fiscal federal adjunta Nancy V. Gifforrd.

Articulos Anteriores

vea aqui más clasificados

La caricatura de rein

Siguenos