¡Increíble, pero cierto!: Estamos atiborrados de plástico

Los humanos han producido desde 1950, 8 billones métricos de plástico cantidad de la cual no es posible deshacerse. Este material ha invadido nuestras vidas y están presentes cada día en botellas, vasos, utensilios, y material para la ropa. En contenedores plásticos se transporta la comida, telas plásticas se usan en prendas de vestir y parcas lo cual causa la presencia de microfibras que alcanza a trillones y prácticamente han invadido el planeta. Estas partículas microscópicas se han encontrado en la nieve del Ártico, en el monte Everest, en las aguas de los océanos e incluso en áreas subterráneas del planeta, pero también se alojan en nuestros cuerpos y organismo afectando nuestra salud.

Hallazgos recientes muestran que estas microfibras se han alojado en el torrente sanguíneo y los pulmones. Investigadores médicos holandeses han encontrado microfibras plásticas provenientes de los envases de bebidas en la sangre de 17 de 22 donantes de sangre.

De acuerdo a estudios efectuados en 2019, cada uno de nosotros consume más de cinco gramos de plástico a la semana que equivale al materia plástico de una tarjeta de crédito.

Partículas de plástico se han encontrado en recién nacidos y los científicos están preocupados porque el plástico contiene substancias que afectan el sistema endocrino que a la vez pueden causar cáncer, desordenes reproductivos, inflamación crónica, y problemas en el desarrollo del feto.

Récords en reinados

La reina de Inglaterra Isabel II de 96 años ha estado en el trono por 7 décadas siendo superada únicamente por el rey Luis XIV de Francia quien reinó en Francia por 72 años.

Si la salud la acompaña, la reina podría ubicarse en el número 2 del récord mundial de permanencia en un trono, en su caso el del eximperio británico.

Hablando de Imperios

La palabra imperio proviene del latín y significa una organización política en que un estado o nación imponen su poder en otros países.

Es interesante observar como el verbo en latín “imperate” refleja muy bien el significado de la palabra porque el prefijo “im” significa penetrar y “parare” significa ordenar y preparar.

A modo de ejemplo, el imperio romano se extendió por 449 años entre los años 27 AD y el 476 DC, dejando su legado en lo militar, lingüístico, político, filosófico, jurídico, teológico, de desarrollo urbano, demográfico, administrativo, literario e incluso en materias de construcción de carreteras, estadios, represas y acueductos.

Conocedores de las propiedades del cemento lo mezclan con arena y agua creando el concreto que utilizaron en construcciones que aún perduran tales como el coliseo y las carreteras internacionales. La Dinastía Quing por su parte (1644-1912) se mantuvo en existencia por trescientos años y fue la última en China, extendiéndose hasta el 1912 cuando la reemplaza la República Popular China.

El imperio Aqueménide se extendió por 220 años y se le reconoce como el primer imperio persa comenzando en el golfo pérsico y las ricas tierras agrícolas entre los ríos Tigris y Éufrates. Contaron con un sistema postal, carreteras y establecieron una lengua oficial que facilitó la comunicación entre los súbditos. Su genialidad y creatividad se orientó también al área de la confección de la ropa ya que inventaron los pantalones.

El Imperio Bizantino (330-1453) se extendió por más de mil años y recibió una enorme influencia del imperio romano. Su capital era Constantinopla. Su primer emperador fue Justiniano y el latín fue la lengua oficial. El imperio se extendió hacia lo que hoy es Rusia, Italia y Alemania.

Sensores de aliento ayudarán a diagnósticos

Cuando un oficial de la policía sospecha que un conductor de automóvil o vehículo de motor está intoxicado recurre a un aparato en el cual la persona exhala su aliento y de inmediato se puede obtener el grado de alcohol en la sangre. La pregunta de los científicos era si un sistema semejante permitiría a los médicos diagnosticar también enfermedades. La respuesta es afirmativa.

El aliento humano contiene más de 800 componentes y se ha descubierto que existe una relación entre la concentración de algunos de estos con la aparición distintas enfermedades.

Por ejemplo, un aliento con una cantidad significativa de acetona se interpreta como la señal de la existencia en el paciente de diabetes mellitus. Una alta concentración de óxido nítrico se relaciona con la inflamación de células lo que puede utilizarse para detectar enfermedades respiratorias pues una alta cantidad de aldehídos se relaciona con la presencia de cáncer al pulmón.

No será de extrañarse cuando en el futuro cercano su médico le pida que exhale y en una computadora se generará un perfil de concentración de sus componentes en el aliento y diagnósticos médicos.

Ya en marzo de 2020, Hossam Haick y otros científicos asociados de la compañía Technion-Israel Institute of Technology concluyeron en un estudio clínico exploratorio efectuado en Wuhan, China, que era posible detectar el Covid-19 mediante una prueba del aliento.

Articulos Anteriores

vea aqui más clasificados

Escuchanos

La caricatura de rein

Siguenos