August 19, 2022 4:27 am

Niños migrantes pasan semanas en refugios de EEUU

Facebook
Twitter
Email
Print

Cinco meses después de que el gobierno de Biden declarase una emergencia y se apresurase a habilitar refugios para alojar a una cifra récord de menores que cruzaban solos la frontera entre México y Estados Unidos, los niños seguían haciendo largas estancias en los centros mientras continuaban las llegadas, según activistas de bienestar infantil.

Más de 700 niños llevaban tres semanas o más en los centros sin licencia del gobierno a mediados de julio, según declaraciones presentadas ante una corte federal que supervisa las condiciones de alojamiento para jóvenes inmigrantes. Los activistas afirman que los niños deberían ser liberados rápido para quedarse con familiares en Estados Unidos o enviados a un centro con licencia.

En uno de los casos documentados, un chico salvadoreño de 16 años dijo que se había servido carne cruda a los niños. Pasó más de un mes hasta que el niño, que dijo hablar con sus madre y su padre cada semana, fuera entregado a su padre en Georgia.

“Cuando me despierto todos los días me siento muy frustrado. De los jóvenes con los que llegué, yo soy el último”, dijo el chico en su declaración. “Me gustaría estar con mi papá ahora mismo”.

Cuando el gobierno de Biden abrió los centros de emergencia en marzo para aliviar el peligroso hacinamiento en los puestos de frontera, pretendían ser una solución temporal. Pero meses más tarde, algunos se preguntan si ese sigue siendo el caso.

El número de niños que cruzaron la frontera sin un adulto en julio se acercó a las cifras de marzo, pese al calor estival.

“Si tienes una cena que preparas para tres personas, y aparecen 30.000 personas, vas a tener un problema”, dijo en una vista reciente la juez de distrito estadounidense Dolly M. Gee, que supervisa el acuerdo de alojamiento alcanzado hace décadas, según el cual los gobiernos custodian las condiciones en las que están los niños.

“La infraestructura no está pensada para la llegada de decenas de miles de personas a la vez, y de algún modo el paradigma tiene que cambiar para determinar cómo gestionar estas cifras”, dijo.

Las autoridades fronterizas estadounidenses reportaron más de 18.000 encuentros con niños inmigrantes no acompañados en julio, un 24% más que el mes anterior. Ha sido el mes más atareado en la frontera del gobierno de Biden, con casi 200.000 encuentros a pesar de que normalmente se espera que las llegadas decaigan durante el verano.

Según un reporte del gobierno a principios de agosto, el Departamento de Salud y Servicios Humanos tenía casi 15.000 niños a su cuidado, pero sólo 11.000 camas en refugios con licencia para niños inmigrantes. Utilizar grandes centros puede cubrir ese déficit, aunque los activistas señalaron que el gobierno haría mejor en ampliar los refugios con licencia donde los niños tienen trabajadores encargados de sus casos y seis horas de educación cada día laborable.

Articulos Anteriores

La caricatura de rein

vea aqui más clasificados

Siguenos