August 11, 2022 10:25 pm

Usar la Escherichia Coli para destruir al cáncer

Facebook
Twitter
Email
Print

La “Escherichia Coli (E. Coli)” es una bacteria que vive en el intestino y que en la mayoría de las ocasiones no produce ninguna enfermedad, salvo que la persona tenga problemas de inmunosupresión o que en alguna ocasión ingiera alimentos contaminados con este microorganismo y en ese caso el paciente presenta los siguientes síntomas:

Náuseas o vómitos.

1. Fuertes cólicos abdominales.

2. Diarrea líquida o con mucha sangre.

3. Cansancio.

4. Fiebre.

En los Estados Unidos, este tema es muy popular ya que a través del tiempo hemos leído múltiples boletines del Centro de Control y Prevención de Enfermedades (CDC), donde alertan a la población para que no consuman ciertos y determinados alimentos que han resultado contaminados con E. Coli y que se ha ordenado su retiro de los supermercados y otras ventas de alimentos.

En este caso, la contaminación de la lechuga por dicha bacteria es uno de los casos más comunes dentro de USA y por ello siempre hay que estar pendientes de los boletines de las autoridades sanitarias.

Sin embargo, en este caso no vamos a profundizar más sobre este punto relacionado a la E. Coli; sino en los avances que ha realizado la ciencia con dicha bacteria para el tratamiento en contra del cáncer.

Y aunque parezca una historia de ciencia a ficción, resulta que un equipo de científicos del Departamento de Física del Instituto “Max Planck” en Alemania, han estado realizando experimentos con la robótica y rediseñando a la E. Coli, equipándola con componentes artificiales para construir “micro robots biohíbridos” donde la bacteria tiene colocada dos pequeñas esferas en las cuales una de ellas está llena de quimioterápico y la otra contiene las nanos partículas magnéticas que cuando se colocan en un campo magnético aumenta la velocidad de desplazamiento de la bacteria hacia las células cancerígenas.

Con esta técnica hacen a la E. Coli más potente no sólo por los nuevos implementos que tiene, sino que además dicho microorganismo tienen la propiedad de ser nadadoras rápidas y versátiles que pueden navegar en materiales que van desde líquidos hasta tejidos altamente viscosos además de su capacidad de detección muy avanzada ya que se sienten atraídas por gradientes químicos tales como los bajos niveles de oxígeno y la alta acidez que se genera alrededor del tejido tumoral.

Este tipo de terapia se le conoce como “Terapia Tumoral” mediada por bacterias, donde los microorganismos viajan hacia donde se encuentra el tumor, allí crecen y de esta manera activan el sistema inmunológico de los pacientes y además se ejecuta la liberación del quimioterápico.

Como moraleja de lo expresado anteriormente podemos decir que, aunque en estos momentos esta maravilla se encuentra en fase experimental sigue siendo una gran esperanza en el futuro manejo del tratamiento del cáncer donde sin duda alguna no sólo se tendrá la cura, sino que también el paciente no sufriría los efectos adversos que la quimioterapia genera en el cuerpo humano.

Esperemos entonces que estos científicos concluyan con éxito dicho trabajo y los pacientes con cáncer puedan tener una mejor calidad de vida mientras reciben su tratamiento.

Articulos Anteriores

vea aqui más clasificados

La caricatura de rein

Siguenos