Vive la Palabra

Vive la Palabra

Señor, renueva mis fuerzas

¿Alguna vez has sentido que no tienes fuerzas? Yo sí. Mantenernos fuertes en este mundo quebrantado por el pecado no es tarea sencilla. El rey David expresó: “Mi vida se va gastando de dolor, y mis años de suspirar; se agotan mis fuerzas a causa de mi iniquidad, y mis huesos se han consumido” (Sal.

Leer mas..
Vive la Palabra

¿Qué significa amar a otros como a nosotros mismos?

Cierto día, un hombre se acercó a Jesús y le dijo: “Maestro, ¿cuál es el gran mandamiento de la ley?”. Y Él le contestó: «Amarás al Señor tu Dios con todo tu corazón, y con toda tu alma, y con toda tu mente. Este es el grande y primer mandamiento. Y el segundo es semejante

Leer mas..
Vive la Palabra

El consuelo de compartir la consolación de Cristo

Después de haber padecido cáncer de mama, grado tres, con metástasis, puedo afirmar que Dios tiene buenas razones para permitir el sufrimiento en nuestras vidas. Dios es soberano. No hay una sola célula rebelde en nuestro cuerpo que Dios no tenga bajo su control. Por lo tanto, El cáncer que padecí fue la voluntad de

Leer mas..
Vive la Palabra

El pecaminoso hábito de hacer prejuicios

¿Alguna vez has juzgado a una persona sin conocerla? ¿Después de tratar a esa persona te has sorprendido de que no era ni se comportaba como creías? Eso nos pasa cuando hacemos prejuicios. Prejuzgar es formarse una opinión, por lo general negativa, sobre una persona o un grupo sin el conocimiento previo. Si somos honestos

Leer mas..
Vive la Palabra

La raíz de todas nuestras dolencias

Cuando nos sobreviene una grave enfermedad o cuando vemos sufrir a un ser querido se nos cruzan por la mente muchas preguntas: ¿Por qué Dios permitió esta enfermedad? ¿Acaso es un castigo? ¿Qué sentido tiene este sufrimiento? ¿Por qué a mí? Lo primero que tenemos que aceptar es que los creyentes vivimos por fe. Nues-tro

Leer mas..
Vive la Palabra

¡Cristo vive!, por Liliana González de Benítez

Hace 2000 años, Jesucristo, el Hijo de Dios, entregó Su vida en una cruz para salvar a los pecadores, y al tercer día se levantó de entre los muertos. ¡Cristo vive! Y está sentado a la diestra de Dios, rogando por nosotros (Rom. 8:34). Cada año los creyentes de todo el mundo celebramos la Pascua.

Leer mas..
Vive la Palabra

¿Qué debo hacer para ser salvo?, por Liliana González de Benítez

Si en algún momento de tu vida has querido saber cómo alcanzar la salvación de tu alma, te tengo una magnífica noticia: ¡Estás vivo! Y te voy a explicar a qué me refiero. Tal vez pienses, “por supuesto que estoy vivo, de no ser así, no estaría respirando”. Sin embargo, yo no estoy hablando de

Leer mas..
Vive la Palabra

¿Cómo podemos vivir seguros y confiados?, por Liliana González de Benítez

Hoy me gustaría que tú y yo meditáramos en el salmo 112. Este es un poema acróstico que inicia con un “¡Aleluya!”. Una exclamación de alabanza, gratitud y admiración que expresó el salmista cuando meditó en las infinitas bondades de Señor. El autor de este hermoso salmo se vale de las letras del alfabeto hebreo,

Leer mas..
Vive la Palabra

¿Por qué se deprimen nuestros hijos?, por Liliana González de Benítez

Son innumerables las causas que pueden deprimir a un niño. Ellos están expuestos a numerosas trampas. Internet y las redes sociales son una de ellas. Hay datos estadísticos que indican que los adolescentes pasan nueve horas al día con los ojos pegados a sus pantallas. A partir de los trece años un chico puede crearse

Leer mas..
Vive la Palabra

¿Podemos perdonarnos a nosotros mismos?

En estos días leí un artículo escrito por un pastor muy conocido titulado: “Perdónate a ti mismo”. Esta frase es usada con frecuencia por motivadores y psicólogos en un intento por aliviar el trastorno emocional o el cargo de conciencia que presentan sus pacientes. Entiendo que alguien que no es creyente prescriba una receta equivocada,

Leer mas..
Scroll to Top