Vive la Palabra

DEJA DE LUCHAR Y ALABA, por la Lic. Liliana D. González

Acompáñame a echarle un vistazo a un lóbrego calabozo en Filipos, antigua colonia romana. Es medianoche, el carcelero, convencido de que es imposible escapar de esas oscuras mazmorras, ronca como un oso hibernando. Mientras tanto, dos presos oran y cantan himnos al Señor. ¿Quiénes pueden cantar después de ser despojados de sus ropas, azotados, torturados

Leer mas..

CREER PARA VER, por la Lic. Liliana D. González

“Jesús le dijo: Porque me has visto, Tomás, creíste; bienaventurados los que no vieron, y creyeron” (Juan 20:29). La incredulidad de Tomás, uno de los doce discípulos de Jesucristo, ha sido muy censurada; sin embargo, fue tan humana… Él no se conformó con ver al Maestro vivo, sino que tuvo que comprobarlo. Por eso dijo:

Leer mas..

Crecer con Jesús, por la Lic. Liliana D. González

A pesar de que Jesús es el Hijo de Dios, vino a vivir entre nosotros como un hombre común y corriente. Él se despojó de su divinidad y sapiencia, de toda su gloria y poder para nacer de una mujer. Como no tenía conocimiento alguno, necesitó aprender todas las cosas como cualquier niño. Además de

Leer mas..

Cómo resolver conflictos familiares, por la Lic. Liliana D. González

Sabemos por experiencia propia que los conflictos familiares causan severos daños a sus miembros. Ninguna familia está exenta de sufrir enfrentamientos y divisiones. La Biblia enseña que todos ofendemos muchas veces (Santiago 3:2). En algunas ocasiones ofendemos con intención y otras veces de forma involuntaria. Por lo tanto, debemos orar persistentemente para mantener buenas relaciones

Leer mas..

Cómo atraer buenos amigos, por la Lic. Liliana D. González

Un buen amigo puede llegar a ser más valioso que un hermano de sangre. Creo que es prioritario orar para hallar amigos sinceros porque no todo el que dice ser amigo lo es de corazón. Hay gente que se aproxima con malas intenciones o con un interés particular. Hasta Jesucristo tenía en su círculo de

Leer mas..

Tres pasos hacia la salvación, por la Lic. Liliana D. González

Dale gracias a Dios porque no eres superdotado ni un nuevo rico presumido. Bendito sea el Señor porque tú y yo estamos en el grupo de los rechazados, de los desamparados, de los menesterosos, de los pobres de espíritu, de los que lloran, de los que sufren injusticias, porque “Dios escogió lo insensato del mundo

Leer mas..

¡Viva el Salvador!

Hace dos mil años Jesús entró a Jerusalén cabalgando un burrito. Las multitudes tendieron mantos y ramas de palmeras para darle la bienvenida. «Los que caminaban al frente de él y los que lo seguían, gritaban: — ¡Viva el Salvador, el Hijo de David! ¡Bendito el que viene en el nombre del Señor! — ¡Viva

Leer mas..

Atados a la maldición, por la Lic. Liliana D. González

¿Sabías que muchísimas personas están encadenadas a enfermedades, ruinas, catástrofes y muertes?  Lo más terrible es que ellas mismas se ataron o fueron atadas por sus seres queridos. Seguramente te estás preguntando: ¿cómo puede ocurrir algo así? Atamos y desatamos a los otros y a nosotros mismos con las palabras. Jesús dijo: “Les aseguro que

Leer mas..

Amándonos como Dios nos ama, por la Lic. Liliana D. González

Las pautas culturales han determinado que el poder financiero en los hombres es sinónimo de éxito, mientras que en las mujeres es la juventud, la delgadez y un par de senos operados. Vivimos sometidos a incesantes presiones sociales estimuladas por los diversos medios de comunicación. Se fomenta el culto al cuerpo, se induce al consumismo

Leer mas..
Scroll to Top