August 15, 2022 7:00 pm

  Las obligaciones de Minnie González y el deber cumplido

Facebook
Twitter
Email
Print

Dos meses atrás a través de esta columna hice un reportaje en el que denunciábamos un terrible escape de agua y un socavón (uno al lado del otro) que se habían formado en la Hamilton st. en Hartford. Cientos de automovilistas habían caído en el hueco que se había formado debido a que el agua que emanaba había debilitado el asfalto, esto acrecentaba más las maldiciones y malos pensamientos que se hacían en contra de los políticos electos de la ciudad. Y yo contento (tengo que ser sincero e integro conmigo mismo) porque solo así este pueblo se da cuenta de que al alcalde Bronin ni su gente le importa. Fueron más de seis meses en donde ese problema a nadie le importaba

Antes de hacer la denuncia por este periódico me acerqué, en mi calidad de delegado del Partido Demócrata por el Tercer Distrito, a algunos residentes que se quejaban de la situación y les hice preguntas y ellos me dieron muchos detalles, pero ninguno fue tan certero como los que me dio un comerciante del área. Me voy a reservar su nombre porque no tengo su autorización para revelarlo. Este me dijo que después de llamar a la ciudad por varias semanas por fin apareció alguien y le dijo que iba a conectarse con la Autoridad del Agua (MDC). Pasaron varias semanas y alguien de MDC apareció e indicó que iba a reportar el escape pero que ese trabajo era responsabilidad de la ciudad ¿Se imaginan ustedes? En ese ir y venir se aparecían empleados de las dos instituciones y se echaban la culpa entre uno y el otro. Así iban pasando las semanas y cuando llegó el invierno, bajaron las temperaturas a 20 grados; allí lo que había era una pista de hielo en pleno centro de la calle. El peligro era mucho mayor ahora para los automovilistas y los trasuntes.

Ante tanta irresponsabilidad de parte de las autoridades de la ciudad y de la MDC, ante la frustración de mi gente del Tercer Distrito, ¿ante un peligro que corrían los automovilistas y con mucha impotencia me preguntaba a mí mismo…y ahora quien podrá defendernos? “La respuesta llegó a mi cabeza: Minnie González”.

Me comuniqué con la representante y le expresé nuestras inquietudes, ella me confesó: “Yo también caí en el malvado hoyo ese”. “Elvis…estoy cansada de hacer la denuncia, pero nadie me hace caso, pero dame hasta mañana que casi estoy resolviendo eso.” Al otro día a las 8 am allí estaban inspectores de la ciudad e ingenieros de la MDC con temperaturas de entre 10 y 15 grados trabajando en la solución del peligro que representaban el socavón y el hoyo que se había formado por la emanación de agua. Quien quiera que haya resuelto el problema y por la vía que fuere lo cierto es que Minnie González escucha su gente…Minnie González resuelve. Ojalá que haya muchas Minnie por muchos años más, ojalá que cuando le llegue el tiempo del retiro haya otra mejor que ella. Yo sé que ella y su pueblo sabrán bien elegir. Mientras tanto Minnie sigue subida en el palo encebao y no se cae. Minnie…trabaja.

Articulos Anteriores

vea aqui más clasificados

La caricatura de rein

Siguenos